Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla

Mairena del Aljarafe reajusta su calendario fiscal por la pandemia

  • El plazo para pagar impuestos o cargarlos al banco se amplía hasta septiembre

  • La suspensión de embargos y apremios supondrá una merma de 150.000 euros al mes en el presupuesto local

  • El alcalde señala que no tienen datos oficiales de incidencia del Covid-19, pero que obviamente habrá casos

Bloques de viviendas, en Mairena del Aljarafe. Bloques de viviendas, en Mairena del Aljarafe.

Bloques de viviendas, en Mairena del Aljarafe. / M. G.

"Nadie está preparado para afrontar unas circunstancias como estas. Estamos adaptándonos, con responsabilidad y calma". Es la reflexión con la que Antonio Conde, alcalde de Mairena, con más de 46.000 habitantes, el municipio más poblado de la comarca del Aljarafe, responde a la pregunta de cómo su ayuntamiento está afrontando la pandemia. Entre otras cosas y además de las medidas de desinfección, se ha modificado todo el calendario fiscal, pensando en la incidencia económica de esta crisis.

A diferencia de otros municipios con una población más rural y vínculos entre los vecinos, no han trascendido datos, ni siquiera extraoficiales, de la incidencia del Covid-19. "La Consejería de Salud no aporta datos. Los hemos exigido", señala Conde, que no se llama a engaño. "Es difícil que por el tamaño del municipio, cercano a la capital, y el tipo de población que tenemos, no tengamos casos", señala.

De momento, las cosas están tranquilas en las siete residencias de mayores ubicadas en el término municipal, a las que el Consistorio telefonea periódicamente. Sólo ha trascendido un positivo, en una de ellas, que recibió el alta, según fuentes consultadas. 

En Mairena también se están desinfectando calles, sobre todo aquellas en las que coinciden comercios, farmacias, centros de salud, y  se ha actuado en los centros educativos y en edificios públicos. Se han interpuesto más de 200 sanciones por incumplimiento de las medidas de confinamiento. 

En el primer pleno telemático que se celebró el pasado viernes, se han acordado medidas urgentes para hacer frente también al parón de la actividad y la caída de ingresos de muchos vecinos. Mairena es, además, el único municipio de Sevilla que no está en el Opaef (organismo de cobro y gestión de impuestos de la Diputación), con lo que cualquier medida depende de su propio ente municipal.

Los plazamientos del cobro, la suspensión de embargos y apremios de deudas mientras dura el estado de alarma que se han aprobado, entre otras medidas que afectan a una docena de impuestos y tasas, supondrán una merma en el presupuesto municipal de unos 150.000 euro al mes. En cualquier caso, las prioridades han cambiado. También se ha activado el fondo de contingencia recogido en esas cuentas para adquirir material de protección, alimentos y afrontar otros gastos.

Modificación del calendario fiscal

De entrada, se ha modificado el calendario fiscal, que afecta a los principales impuestos y tasas que afrontan las familias.

El IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles IBI) y la tasa por la basura amplían su periodo de pago sin recargo, hasta el 20 de septiembre y se ha dado orden de que el cargo en las cuentas en los casos en los que estos pagos están domiciliados no se realice hasta a la primera semana de septiembre.

También se amplían hasta ese 20 de septiembre los plazos o fraccionamientos para el pago de deudas de años anteriores. Los contribuyentes que se hayan acogido a la denominada 'deuda global' (para pagar en plazos los recibos de este año) podrán proponer un calendario alternativo para el abono antes del 31 de diciembre.

Todo ello, al margen de la devolución de las tasas y precios públicos por las actividades deportivas o culturales municipales que se han tenido que suspender.

Negocios

Como en otros municipios, en Mairena se va a devolver la parte proporcional de lo que dure el estado de alarma de las tasas cobradas por ocupación del dominio público con mercadillos, terrazas y veladores, la de basura para locales y el canon de las concesiones de los quioscos sin prensa y los bares y peluquerías de los centros municipales de la tercera edad.

Ayudas sociales y algo más

El Consistorio también ha comprado 35.000 kilos de productos en previsión de que pueda aumentar el número de familias que demandan alimentos y ultima los trámites para el contrato de suministro del Programa de Emergencia Social, por casi 272.000 euros, 70% más que la del último concurso público, de 2018.

No obstante, de cara a los próximos meses y años y a la reactivación de las economías después de esta situación inédita, Conde aboga por "coordinación" entre las administraciones, incluida la Diputación donde es portavoz del grupo socialista, con programas de emergencia que vayan más allá de las ayudas sociales, sino que se enfoquen también a pymes y autónomos, con líneas de microcrédito. Queda mucho por andar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios