Sevilla

El Metro superaría los 100 millones de viajeros con la red completa

  • Las líneas 2, 3 y 4 que quedan por construir aportarían interconectadas 102 millones de pasajeros, seis veces más de lo que mueve en solitario la línea 1

  • Urge licitar las obras

La línea 1 del Metro, la única que de momento está en servicio. La línea 1 del Metro, la única que de momento está en servicio.

La línea 1 del Metro, la única que de momento está en servicio. / Belén Vargas (Sevilla)

Comentarios 15

La única línea del Metro que funciona en la capital sevillana ha logrado un récord anual de viajeros (17 millones en 2018) y crece año tras año aun cuando no cuenta con la red completa de cuatro líneas que se proyectaron. Su longitud no pasa de los 18 kilómetros. Entre las causas que han contribuido a este aumento figuran la puesta en marcha de las tres lanzaderas de autobús de Tomares, Camas y Alcalá de Guadaíra que aportan a diario más viajeros a la línea, así como la recuperación económica y del consumo, según la consejería de Fomento de la Junta.

La pregunta es ¿qué pasaría si Sevilla tuviera la red completa del Metro en funcionamiento? La respuesta es sencilla y contundente: las tres nuevas líneas que quedan por construir (2, 3 y 4) moverían 102 millones de pasajeros al año, lo que significa que prácticamente se multiplicaría por seis la cifra actual de demanda que tiene la única línea en servicio.

Los estudios de demanda de las líneas se hicieron entre los años 2009 y 2010 y están incluidos en los proyectos constructivos que se redactaron y aprobaron.

La red de Metro proyectada en 2011 La red de Metro proyectada en 2011

La red de Metro proyectada en 2011 / Departamento de Infografía (Sevilla)

Si sumamos esa demanda estimada de 102 millones de viajeros a los 17 millones que mueve la línea 1 en solitario, el resultado es que la red completa del Metro de Sevilla transportaría, como mínimo, 120 millones de viajeros, y eso contando por lo bajo, ya que una vez que la línea 1 se incluya en la red completa recibirá más millones de pasajeros de los que ahora tiene, debido a que cuenta con correspondencia con las líneas 3 (Norte-Sur) y 4 (Circular).

La previsión de usuarios de las líneas 2, 3 y 4, pendientes de ejecución, ha sido diseñada teniendo en cuenta el efecto en red que tendrían estas tres líneas en servicio e interconectadas entre sí (como se aprecia en la infografía adjunta de la red).

Con 100 millones de viajeros como poco la red de Metro de Sevilla se acercaría algo más a la demanda que tienen otras grandes capitales con Metro como Madrid y Barcelona. En la capital española el metropolitano mueve nada menos que 657 millones de pasajeros, según datos anuales de 2018. En el caso de Barcelona, el Metro transporta 390 millones de personas.

El problema no es el criterio de demanda de población, ya que la capital roza los 700.000 habiantes y su área metropolitana (la capital más los municipios de sus alrededores) supera el millón y medio de personas.

Es urgente licitar obras

Es hora de que las administraciones se pongan de acuerdo y saquen a licitación las obras de las líneas que faltan. Los proyectos constructivos están listos desde 2011 y sólo es necesario actualizar sus costes y adaptarlos a las nuevas legislaciones que han cambiado en estos años.

La cuestión más delicada es obtener los 3.700 a 3.800 millones que son necesarios para la construcción de las tres, en su mayor parte con un trazado bajo tierra. El Ministerio de Hacienda del actual Gobierno del socialista Pedro Sánchez se ha mostrado favorable a firmar un compromiso de financiación para construir la mitad de la línea 3, pero desde la oposición municipal el PP demanda que haya financiación para las tres líneas que quedan. El nuevo presidente de la Junta Juanma Moreno ha pedido tiempo para tomar una decisión.

La línea 3 (Pino Montano-Bermejales) es la de construcción prioritaria debido a su mayor demanda de usuarios: 36,5 millones de viajeros al año que suman100.268 al día, según las estimaciones previstas para cuando la red de Metro sea una realidad. También debe construirse antes que la 2 por su conexión directa con la línea 1 en el intercambiador de transportes del Prado.

Con una longitud total de 11,9 kilómetros y un coste total de 1.179 millones de euros, la idea del alcalde de Sevilla Juan Espadas es construir de momento la mitad de su trazado (de Pino Montano al Prado) con un coste de 718 millones de euros, y más adelante continuar con otras líneas.

La línea 4 (circular) es la segunda en demanda, con sus 34,4 millones de pasajeros anuales que se distribuyen en una media de 94.312 viajeros al día. Con una longitud de 17 kilómetros, conectaría los dos hospitales principales (Macarena y Virgen del Rocío) y estos con buena parte de los barrios de la ciudad, así como Los Remedios con la Cartuja y la Macarena con Amate. Su construcción está valorada en 1.316 millones de euros.

La línea 2 (Sevilla Este-Torre Triana Cartuja) es la única que cruza de una punta a otra el centro de Sevilla, con parada en el Cristo de Burgos y en el Duque. Se estima que tendrá 31,5 millones de viajeros al año que se reparten en una media de 86.324 viajeros diarios.

La longitud de la línea es de 11,78 kilómetros. Su inversión estimada a 1.210 millones de euros. Su trazado conecta la Cartuja con Santa Justa, la Plaza del Duque con el Palacio de Congresos (Fibes) y la Puerta Osario con Sevilla Este.

Si alguna vez vemos esas líneas en funcionamiento la red completa del Metro de Sevilla sumará a sus 18 kilómetros actuales otros 40,7 kilómetros, de los cuales el 92% de su trazado es subterráneo y el resto en superficie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios