Sevilla

Muere el Padre Patero, confesor del cardenal Amigo

  • El cardenal oficiará el funeral, que se celebrará este jueves a las 10:30 en el convento de San Buenaventura

  • "Era un auténtico apóstol del sacramento de la confesión", recuerda el cardenal

El Padre Patero, en la puerta de San Buenaventura. El Padre Patero, en la puerta de San Buenaventura.

El Padre Patero, en la puerta de San Buenaventura.

El padre Tomás Patero Beltrami ha muerto la madrugada de este miércoles en el Santuario de Nuestra Señora de Loreto de Espartinas, donde ha residido en los últimos años de su vida. Este fraile franciscano vivió durante décadas en el convento de San Buenaventura, y estaba muy ligado a las hermandades de la Soledad y de Guadalupe.
Era, además, el confesor personal del cardenal Carlos Amigo Vallejo, que pertenece a la misma Orden Franciscana. 
El padre Tomás Patero. El padre Tomás Patero.

El padre Tomás Patero. / M. G.

Será precisamente fray Carlos Amigo quien oficie este jueves su funeral, que está previsto que se celebre a las diez y media de la mañana en San Buenaventura, en la calle Carlos Cañal. La muerte del padre Patero deja una profunda huella en la comunidad franciscana, que pierde a una de sus figuras más conocidas de Sevilla.
El cardenal Amigo lo definió este domingo como “un auténtico apóstol del sacramento de la confesión”. “Era una pila de agua bendita a la que todos íbamos a beber. Yo mismo bebí de esta pila de la misericordia, del perdón y de la amabilidad. Uno estaba un rato con el padre Tomás Patero y volvía lleno de paz y con un deseo de ser mejor persona”, indicó fray Carlos Amigo Vallejo.
El purpurado recordó que fueron miles de personas las que pasaron a lo largo de los años por el confesionario del padre Patero, donde siempre encontraron una palabra de amabilidad y misericordiosa. “Su recuerdo es de felicidad. Él ayudaba a resolver los grandísimos problemas de las personas y nos acercaba a Dios, ¿qué más se puede decir de una persona?”
El cardenal de Sevilla explicó que el padre Patero tuvo una muerte muy dulce en el Santuario de Loreto, donde vivió sus últimos años. Lo hizo en la enfermería, donde llevaba muy sencilla en convivencia con los otros miembros de la comunidad franciscana. Patero siempre estuvo vinculado a Sevilla. Carlos Amigo recordó que, cuando el confesor ya no podía bajar al confesonario, él subía a verlo a su habitación para que allí le confesara.
Las dos hermandades radicadas en el convento cercano a la Plaza Nueva lanzaron ayer mensajes de condolencia a través de sus redes sociales. “Acompañamos en el dolor de toda la familia franciscana y nos unimos en oración por el eterno descanso de nuestro querido y entrañable Fray Tomás Patero Beltrami”, fue el tuit emitido por la Soledad.
Un mensaje muy parecido fue el que publicó la Hermandad de Guadalupe de Sevilla. “Acompañamos en el dolor de toda la familia franciscana y nos unimos en oración por el eterno descanso de nuestro querido Fray Tomás Patero Beltrami, miembro que fue durante tantos años de la Fraternidad de San Buenaventura”, reza el tuit de esta corporación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios