Memoria Democrática La Macarena cumplirá "escrupulosamente" la nueva ley para exhumar a Queipo

Sevilla

Muere un guardia civil en un accidente de tráfico en Sevilla

Guardias civiles, en una operación reciente en Sevilla.

Guardias civiles, en una operación reciente en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Un guardia civil murió este jueves en un accidente de tráfico ocurrido en la provincia de Sevilla. El siniestro se produjo dentro del casco urbano de Camas sobre las tres de la tarde. El guardia iba en una moto oficial que chocó contra un turismo, por causas que se están investigando. Por tanto, se trata de una muerte en acto de servicio.

Como consecuencia de esta colisión, el agente cayó al suelo, con la mala fortuna de golpearse la cabeza contra el bordillo. De nada sirvió que el guardia llevara el casco de protección colocado de manera correcta. El agente falleció prácticamente en el acto, sin que los servicios de emergencias sanitarias pudieran hacer nada por salvarle la vida.

El guardia civil muerto es Daniel Mesa, de 51 años, que estaba destinado en el puesto principal de San Juan de Aznalfarache. Dentro de este cuartel, estaba encuadrado en el Área de Investigación. Una de los últimos servicios en los que participó fue la operación Rekad-Parrot, una investigación conjunta entre la Policía Nacional y la Guardia Civil de la que precisamente ambas instituciones informaron ayer.

En esta operación fue desmantelada una banda de delincuentes especializada en los robos en domicilios, a los que accedían tras obtener información de los mismos robando antes en vehículos estacionados. Tres personas fueron detenidas en las Tres Mil Viviendas, donde se recuperaron numerosos objetos procedentes de estos asaltos a viviendas. Entre los arrestados está uno al que se considera autor del robo en la casa hermandad de la Sed, en noviembre de 2020.

Fuentes de la Guardia Civil destacaron que el agente fallecido era un "trabajador incansable", que llevaba muchos años destinado en San Juan de Aznalfarache y que era muy querido por la plantilla de este puesto y por los vecinos de este municipio. Mantenía unas relaciones excelentes con sus compañeros de puesto y con otros guardias civiles de localidades cercanas. Su muerte supone, según añaden las fuentes, una gran pérdida humana. Deja tres hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios