Sevilla

El PP alerta de retrasos de tres días en las incineraciones por otra avería

  • El concejal Rafael Belmonte asegura que uno de los hornos lleva sin funcionar 15 días pese a las quejas de los empleados.

  • El gobierno local responde que ha aplicado medidas para paliar esta incidencia y que se encuentra "garantizado el servicio público de los usuarios".

Uno de las calles del camposanto sevillano colmatada de panteones. Uno de las calles del camposanto sevillano colmatada de panteones.

Uno de las calles del camposanto sevillano colmatada de panteones. / Juan carlos vázquez

El concejal del Grupo Popular Rafael Belmonte advirtió este domingo de la avería de uno de los tres hornos que hay en el cementerio de Sevilla, lo que ha provocado "caos y desbordamiento los últimos días" en el camposanto y "retrasos de hasta tres días" para las incineraciones. Ante esto, el gobierno local niega que existan "restos apilados" en el cementerio.

Belmonte consideró "realmente incomprensible que este horno lleve averiado desde hace 15 días" y que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, "no haya hecho nada, pese a ser consciente de la situación". Por tal motivo, el edil popular añadió que "es lamentable, además, que se averíen continuamente y el gobierno socialista no actúe, no le importe que haya restos apilados en una sala". "Es vergonzoso que esto esté ocurriendo en el cementerio de Sevilla", aseveró Belmonte.

Además, el concejal del principal partido de la oposición recordó que "es la tercera vez, en menos de un año, que denunciamos esta situación" que "hasta los propios trabajadores han denunciado y afirman que el gobierno del PSOE sólo ha acometido chapuzas".

Belmonte señaló que "la nula gestión de Espadas es más que evidente" y "el alcalde de Sevilla no se preocupa por los asuntos de la ciudad, actúa de espaldas a los sevillanos, no atiende las demandas y problemas de los empleados municipales, y no se interesa porque los servicios municipales funcionen con eficacia y presten la mejor atención".

El edil del PP ha urgido al regidor hispalense a tomar medidas "cuanto antes para que los hornos del cementerio vuelvan a funcionar todos, que en el camposanto se siga prestando un servicio adecuado, que no haya colapso ni provoque retrasos en las incineraciones, ya que hay una espera de tres días para incineraciones y eso no se puede permitir en estas fechas tan señaladas".

Ante estas críticas, el delegado de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Sevilla, Joaquín Castillo, ha negado que existan "restos apilados" en dependencias municipales y ha lamentado que el Partido Popular "vuelve a cometer los mismos errores" en las valoraciones que realiza sobre el Cementerio de San Fernando a través de un manifiesto con "desprecio a la labor que realizan los funcionarios municipales y en una clara apuesta por su público desprestigio".

En este sentido, Castillo ha explicado en un comunicado que desde este servicio "se ha aplicado la planificación correspondiente a la incidencia puntual de uno de los tres incineradores en servicio", que asegura que "es el mismo número de máquinas existentes que cuando gobernaba el Partido Popular".

"El protocolo afronta este tipo de situaciones reorientando instalaciones y equipos humanos para paliar los contratiempos mientras que la empresa responsable aporta los suministros necesarios para recuperar el pleno funcionamiento lo antes posible", ha detallado.

Asimismo, el gobierno local ha insistido en que mientras se culmina esa reparación, se encuentra "garantizado el servicio público de los usuarios" particularmente en estas fechas en las que "todos los equipos se encuentran orientados a la atención a la ciudadanía".

Además, ha explicado que se encuentran aplazadas otras tareas como la renovación de sepulturas como panteones u osarios que agotan su periodo de concesión con sus consecuentes incineraciones. "No hay justificación para considerar que existen restos apilados o abandonados en dependencias municipales, una afirmación que sólo puede partir de la manifiesta necesidad de desprestigiar a los operarios municipales a cualquier precio", ha concluido el delegado.

Como informó este periódico a principios de noviembre, el número de incineraciones en el Cementerio de San Fernando se ha reducido un 20% desde 2016, lo que se traduce en 800 cremaciones menos. En este sentido, la cifra más elevada se registró en 2015. Aquel ejercicio se alcanzaron las 3.854 incineraciones. En 2017 tal cantidad bajó a las 3.077.

Para buscar las causas de esta merma hay que tirar de hemeroteca. A finales del verano de 2017 los trabajadores del camposanto sevillano alertaban de que habían de funcionar cinco de los siete hornos de los que consta el crematorio. No era la primera vez que esto ocurría. Años atrás -incluso en el mandato de Monteseirín- se habían llegado a estropear todos los hornos, lo que provocó que la mayoría de las familias optasen por acudir al servicio que se prestaba en los crematorios de municipios cercanos, que vieron una auténtica oportunidad de negocio a raíz de este problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios