Sevilla

Patrimonio recomienda la reutilización de adoquín de Gerena en la reurbanización de la calle Zaragoza

  • La Comisión pide al Ayuntamiento más detalles de la propuesta de intervención al tratarse de una zona sensible

Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín. Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín.

Una mujer circula en bicicleta por la calle Zaragoza a la altura de la calle Moratín. / Antonio Pizarro

La Comisión de Patrimonio Histórico ha analizado en su última reunión la propuesta del Ayuntamiento de Sevilla para la sustitución de las redes de abastecimiento y saneamiento de la calle Zaragoza prevista para los próximos meses. En su dictamen, este órgano censor dependiente de la delegación territorial de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Sevilla, se posiciona en el debate sobre los nuevos pavimentos que se están aplicando en la ciudad. Patrimonio recomienda al Ayuntamiento que utilice para esta calle, que se encuentra en un entorno de gran valor, el adoquín tradicional de Gerena, que se encuentra oculto bajo la actual capa de asfalto. Además, ha pedido más información sobre los detalles constructivos.

Emasesa y la Gerencia de Urbanismo han realizado para la calle Zaragoza un proyecto que contempla una plataforma única con accesibilidad universal en toda su extensión, debido a que esta vía es una de las que presenta más problemas para el peatón de todo el Casco Antiguo. Las obras durarán casi ocho meses y cuentan con una inversión de 1,5 millones de euros.

La necesidad de esta actuación se advierte, además de para garantizar la accesibilidad universa, por los problema existentes en las actuales redes, antiguas y obsoletas.

Para la reurbanización de la calle, como ya informó este periódico, los técnicos contemplan que el acerado se reponga completo mediante un adoquín de granito. El bordillo existente se repondrá tras ser limpiado, cortado por la mitad y flameado como acabado visto. La calzada se repondrá completa mediante pavimento de adoquín de granito y encintado central de tres hiladas del mismo adoquín. Uno de los tramos que conectan con la calle Madrid y Badajoz se repondrá con baldosa de granito procedente de la reutilización de la existente. La idea es mantener una línea de adoquín de Gerena en el lateral para señalizar la separación con la zona en la que podrán circular los vehículos. El modelo es similar al utilizado en la renovación de la plaza de San Julián y las calles adyacentes.

Tras el estudio del proyecto, la Comisión de Patrimonio ha acordado por unanimidad solicitar documentación complementaria que refleje los detalles constructivos de los elementos singulares de la intervención. Es el caso de los encuentros con los alcorques o tapas de alcantarillado, o entre distintos tipos de pavimentos.

Patrimonio en su dictamen señala que a la propuesta "le falta definición", y advierte de que este tipo de intervenciones "afectan notablemente a la percepción del conjunto histórico". Por ello, recomienda "la reutilización de materiales provenientes de las canteras clásicas (Gerena), así como la recuperación del material que pueda obtenerse de esta intervención".

La Comisión de Patrimonio se posiciona en la misma línea que, por ejemplo, el Grupo MP9, que ha advertido de la consecuencias negativas de esta intervención y cómo puede afectar en un futuro a calles cercanas, como Badajoz, Jimios, Harinas, Gamazo, y otras del barrio del Arenal que actualmente cuentan con pavimento tradicional de Gerena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios