• Los técnicos argumentan que la estructura para dotar de sombra el paseo generaría un importante impacto visual desde Betis

  • El Ayuntamiento prioriza ahora los toldos en la Avenida de la Constitución

varapalo a la mejora de la imagen del paseo junto al río

Patrimonio tumba una pérgola con velas para refrescar Marqués de Contadero

El paseo de Marqués de Contadero aún carece de sombras. El paseo de Marqués de Contadero aún carece de sombras.

El paseo de Marqués de Contadero aún carece de sombras.

José Ángel García

Escrito por

· Manuel Ruesga

Periodista

Varapalo a la mejora de la imagen del paseo junto al río. La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha tumbado el proyecto del equipo de Juan Espadas para colocar tres pérgolas con velas de quita y pon que doten de sombra al paseo del Marqués de Contadero, que es una gran losa de hormigón desde su inauguración. Los técnicos rechazan su colocación argumentando que supondría un importante impacto visual desde la calle Betis. Como consecuencia del resultado de estas consultas, la Gerencia de Urbanismo ha decidido detener el expediente y fijar como prioridad la Avenida de la Constitución, que se considera más importante y estratégico.

El proyecto fue planteado por el gobierno socialista como una intervención mínima en una reunión de trabajo entre ambos equipos técnicos. No hubo ningún informe. Por lo tanto, la plaza dura que quedó en Marqués de Contadero tras la reurbanización realizada para construir el Centro Integral de Atención al Visitante mantendrá las altas temperaturas que los sevillanos y turistas sufren cuando transitan por este paseo que se encuentra a escasos metros de un Bien de Interés Cultural (BIC) como la Torre del Oro.

El proyecto contemplaba la instalación de tres pérgolas longitudinales que iban a servir de apoyo para las velas. Cada tramo de la estructura metálica contaría con unas dimensiones de 56 metros de largo, 4,4 metros de ancho, y tres metros y medio de altura en sus bandejas superiores, que son las que servirían para dotar de sombra a esta zona junto al río Guadalquivir. La instalación de las pérgolas contaba con una partida estimada de 110.000 euros.

Urbanismo entiende que en el paseo no es viable la instalación de fuentes o estanques ornamentales, porque la carga aumentaría en 100 kg/metro cuadrado por cada 10 centímetros de lámina de agua, ni la plantación de árboles. Añade que tampoco es conveniente emplear suelos terrizos, naturales o de albero, y concluye que la cercanía de un monumento BIC exige un tratamiento discreto en estos espacios.

El proyecto contemplaba una sombra de tres metros y medio de altura

Con lo que ya cuenta el paseo son unas jardineras de dos tamaños diferentes. 48 unidades que tienen un tamaño de dos metros por 60 centímetros, y 12 de dos por un metro. El suministro e instalación de estos elementos tuvo un coste para las arcas municipales de 26.800 euros. Además de la instalación de las jardineras, Urbanismo ha realizado nuevas plantaciones de vegetación decorativa y ornamental para completar la mejora generalizada de la imagen de este espacio lúdico junto al río.

La obra del Centro Integral de Atención al Ciudadano ha generado importantes críticas por su ejecución material y por la total ausencia de sombra, bancos o agua. El paseo del Marqués de Contadero, que se ha remodelado para construir el Centro Integral de Atención al Visitante, se ha convertido en otra plaza dura de la ciudad. Este periódico visitó el lugar para hacer mediciones de temperatura del aire y los materiales y las radiaciones ultravioletas con el profesor Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla, y Rafael Llácer, geógrafo, arquitecto técnico, profesor de la Escuela de Arquitectura y gran conocedor del paisaje urbano de la ciudad.

La visita a Marqués de Contadero se realizó entre las 12:30 y 14:00. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, ese día se registró en Sevilla una temperatura máxima de 35,9 grados y el índice ultravioleta máximo fue de 8, considerado muy alto. Estos valores resultaron muy superiores en Marqués de Contadero. Las barandillas de aluminio de las rampas que conectan los niveles del paseo estaban a una temperatura de 42 grados.

Urbanismo mejoró el diseño de la ‘plaza dura’ con jardineras y nuevas plantaciones

El Ayuntamiento mira ahora para otra zona de la ciudad. Los toldos que lucirán en la Avenida de la Constitución desde la primavera de 2022 ocuparán seis metros de ancho mediante dos lonas de tres metros que se confeccionarán con tejidos de altas prestaciones, serán fijas y soportadas por cables de acero y tensores sujetos a báculos.

Esto son algunos de los detalles que aparecen en un contrato en el que se especifica que los toldos estarán situados en la fachada opuesta a la Catedral y el Archivo de Indias con una altura de entre seis metros y medio y ocho. El proyecto cuenta con un presupuesto de 203.466 euros, que incluye la obra necesaria para su instalación.

La sombra se colocará en el tramo comprendido entre las calles Fernández y González y Maese Rodríguez, ocupando un total de 3.500 metros cuadrados. En las intersecciones con las calles García de Vinuesa, Federico Sánchez Bedoya, Almirantazgo, Santo Tomás y Maese Rodríguez se instalarán toldos con una geometría singular y con un diseño que rompa la linealidad del conjunto.

Otra vista de la zona peatonal. Otra vista de la zona peatonal.

Otra vista de la zona peatonal. / José Ángel García

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios