Patrimonio histórico

La Plaza de España es tomada por la venta ilegal

  • Ciudadanos denuncia la dejadez y la falta de interés del Ayuntamiento hacia el monumento, uno de los más visitados de la ciudad y joya del regionalismo.

Abanicos dispuestos en las escaleras de la Plaza de España Abanicos dispuestos en las escaleras de la Plaza de España

Abanicos dispuestos en las escaleras de la Plaza de España / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 9

"Tres abanicos por cinco euros”. Las escaleras que conducen a la galería de la Plaza de España, la gran joya del regionalismo, y uno de los monumentos más visitados de la ciudad, sino el que más, se ha convertido un perfecto escaparate para la venta ambulante ilegal. “Agua a un euro”, reza otro de los carteles. Los turistas esquivan a las gitanas, que les acosan con el romero, y a los vendedores, mientras un grupo canta flamenco en una de las tribunas. Cajón, guitarra y flamenca. Taconeo cutre con amplificadores incluidos. En una de las subidas a la zona superior, otro músico interpreta sus temas.

La imagen que ofrece un monumento que ha sido elegido el segundo más valorado del mundo por la influyente web de viajes TripAdvisor no es la más adecuada. Así lo ha denunciado el portavoz municipal de Ciudadanos, Javier Millán, durante una visita al gran legado de la Exposición Iberoamericana de 1929. “No somos partidarios de que se cierre y se dispense una entrada, aunque sea simbólica, para entrar. Eso sería una privatización del espacio público. Lo que pedimos esvigilancia. Que se extreme el control y se acabe con el vandalismo y la venta ilegal”, explica.

El portavoz de la formación naranja anuncia una batalla para combatir la venta ilegal que campa a las anchas en varias zonas comerciales de la ciudad, como Tetuán o Velázquez. En la Plaza de España los vendedores legales, que tienen sus puestos en la Avenida de Isabel la Católica por los que pagan sus tasas, se quejan amargamente de la situación, aunque no quieren dar la cara por miedo a amenazas. “La Policía Local pasa y espanta a los manteros, pero al rato vuelven y así están todo el día”.

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, ayer en la Plaza de España. El portavoz de Ciudadanos,  Javier Millán, ayer en la Plaza de España.

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, ayer en la Plaza de España. / Juan Carlos Muñoz

Ciudadanos presentó una moción al Pleno del pasado viernes para pedir medidas de control y vigilancia en el recinto. No obtuvo el respaldo de los grupos: “El PSOE se dejó llevar por Podemos e IU. Votó no a que se vigile la Plaza de España y se luche contra la venta ilegal. Creemos que es una irresponsabilidad política. Hay que cuidar la imagen de la ciudad. Debe primar el interés general”, incidió Millán.

Por su parte, el gobierno municipal tildó a Ciudadanos de “catastrofista” por sus críticas. Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, explicó que, si bien la problemática de la Plaza de España es compleja por la confluencia de varias administraciones en el espacio y por su calificación urbanística, “lo que no es de recibo es el planteamiento catastrofista de Ciudadanos, manifestado a través de una moción y en sus continuas comparecencias de las últimas semanas en la que intentan sacar a toda costa el perfil más feo del monumento para dar una sensación que no es, obviamente, la que los turistas se llevan a su casa, porque si fuera así no podría ser el segundo monumento más valorado del mundo por los usuarios de TripAdvisor”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios