Las negociaciones de las cuentas para 2022

Podemos respalda los presupuestos de Sevilla a cambio de la limitación del turismo

  • El acuerdo incluye recuperar los suelos de Tablada y un plan para mitigar el cambio climático

  • Espadas aún necesita al menos la abstención de los dos ediles de Izquierda Unida

Susana Serrano y Daniel González Rojas en el Pleno de noviembre.

Susana Serrano y Daniel González Rojas en el Pleno de noviembre. / José Ángel García

La negociación del equipo de Juan Espadas con la izquierda para sacar adelante las cuentas de la ciudad para el año que viene avanzan a fuego lento. El alcalde socialista, con un pie y medio fuera de la Alcadía, ya cuenta con el respaldo de Podemos a cambio de la limitación del turismo, la apuesta por recuperar los suelos de Tablada para la creación de un parque periurbano, o el impulso de un gran plan para mitigar los efectos del cambio climático. Ahora falta al menos la abstención de los dos concejales de Izquierda Unida, quienes sostienen que el balón está en el tejado del gobierno municipal al contar con el documento que recoge sus propuestas y peticiones. “En cuestión de unos días se pueden cerrar los flecos pendientes”, apunta el primer edil, que anunciará la fecha de su marcha y sustituto en el Pleno que se celebrará antes de final de año para la aprobación inicial del presupuesto para 2022.

El principal hándicap con el que se encuentra el gobierno socialista en la negociación es la división interna que sufre Adelante Sevilla, donde cada uno de los concejales mira para un lado distinto. La mitad del trabajo está listo. El voto afirmativo de la formación morada viene tras incorporar los socialistas a su plan de gestión de la ciudad para el próximo ejercicio la totalidad de las medidas propuestas tras un proceso de negociación que se inició en septiembre y ha supuesto más de una veintena de reuniones con colectivos sociales y organizaciones para recoger sus demandas, así como sucesivos encuentros con los delegados municipales.

A la mejora de iniciativas acordadas en años anteriores como el Plan Respira en lo relativo a movilidad urbana o la consolidación de la red de Centros Integrales de Atención a la Mujer en materia de igualdad, Podemos ha logrado el compromiso de Espadas para la apuesta definitiva por recuperar los suelos de Tablada para la creación de un parque periurbano; la reforma del reglamento de subvenciones para poner fin a la asfixia económica de los movimientos sociales y vecinales; o el impulso de un gran plan para mitigar los efectos del cambio climático, que incluye la creación de piscinas recreativas, pulmones verdes y bioclimatización de espacios públicos en todos los distritos de la ciudad.

El acuerdo que no ha sido firmado por las dos partes incluye priorizar la vivienda social en régimen de alquiler como principal alternativa para combatir la emergencia habitacional; la ampliación de recursos destinados a mejorar zonas y colectivos desfavorecidos de la ciudad; así como una estrategia de reordenación del turismo que incorpora la declaración de zonas saturadas para impedir la apertura de nuevos alojamientos turísticos en aquellos barrios que superen el 10% de presión turística sobre el número de viviendas residenciales.

Ahora falta la otra mitad. Desde Izquierda Unida sostienen que “seguimos trabajando para conseguir una mayoría suficiente para aprobar los mejores presupuestos para la ciudad. Ahora mismo el balón está en el tejado del gobierno municipal”. El partido explica que el documento intenta dar un giro de 180 grados a la política que actualmente lleva el PSOE en la ciudad “para revertir las privatizaciones, defender los servicios públicos, dar una respuesta real a los barrios que llevan años olvidados y avanzar con paso firme hacia una ciudad más habitable y sostenible”.

¿Y cómo ve la negociación Espadas? El alcalde espera que “en cuestión de unos días” se puedan cerrar “los flecos” pendientes. En declaraciones a los medios tras visitar las instalaciones de Abengoa Innovación en la Zona Franca del Puerto de Sevilla, el socialista confió en que el acuerdo con IU y el apoyo de sus dos concejales a las cuentas municipales sea cuestión de “muy poco margen de tiempo”, recalcando su “respeto” a los tiempos de cada una de las fuerzas políticas. “La negociación tiene que ser completa. Esto nos puede retrasar unos días la convocatoria del Pleno pero, en el momento en el que la delegada de Hacienda tenga la confirmación de que hemos cerrado esos flecos, se hará la convocatoria”, explicó el primer edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios