Sevilla

La Policía Local de Sevilla sólo incorporará a 9 agentes este año

  • El Ayuntamiento anuncia la llegada de los primeros agentes en varios años, en un momento en el que la plantilla atraviesa una profunda falta de personal

Dos motoristas de la Policía Local de Sevilla patrullan por el Polígono Norte. Dos motoristas de la Policía Local de Sevilla patrullan por el Polígono Norte.

Dos motoristas de la Policía Local de Sevilla patrullan por el Polígono Norte. / Antonio Pizarro

La Policía Local de Sevilla tendrá un refuerzo exiguo en este atípico 2020. Sólo nueve agentes se incorporarán a la plantilla de un cuerpo de seguridad que lleva años lastrado por la falta de personal. Así lo anunció este viernes el Ayuntamiento hispalense, que emitió un comunicado destacando la llegada de los nueve primeros policías de los 50 que componen la promoción que por fin se incorpora. Los otros 41 han de pasar un periodo de seis meses en la academia, en la que ingresarán antes de final de año. Por tanto, no se podrán estrenar en las calles al menos hasta mediados de 2021.

No dice el Ayuntamiento que han tenido que pasar más de tres años para que se incorporen estos primeros nueve policías, y que serán cuatro los años de espera para que llegue la promoción completa. Los nueve primeros agentes son los procedentes del turno de movilidad, es decir, personas que ya ejercían como policías en otros municipios y ahora ingresan en Sevilla capital.

Los 41 agentes restantes realizaron sus últimas pruebas en junio y se incorporarán antes de fin de año a la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), donde cursarán un periodo de formación de seis meses. Estas 50 plazas proceden de las ofertas de empleo público para la Policía Local de los años 2013, 2014 y 2016. En paralelo, el Ayuntamiento tiene abierta otra convocatoria de 113 plazas procedentes de vacantes y prejubilaciones de 2019. De ellas, 22 están asignadas al procedimiento de movilidad horizontal, al que se han presentado 1.875 aspirantes. La primera prueba de selección está prevista para septiembre.

El Ayuntamiento añade en que trabaja en una oferta de empleo correspondiente a 2020, ya aprobada en la mesa de negociación con los sindicatos, con un total de 65 plazas (repartidas en 46 policías, 12 oficiales, 4 suboficiales, dos inspectores y un intendente). Para la delegada de Recursos Humanos, el Ayuntamiento “está acelerando al máximo los procesos selectivos dentro de los márgenes y límites legales con los que podemos actuar”. El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, se mostró satisfecho porque estas primeras incorporaciones “permiten ir reforzando el cuerpo para así ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía en Sevilla”.

Pese a que el Consistorio saca pecho de su gestión para reforzar la Policía Local, lo cierto es que los refuerzos son absolutamente insuficientes para una ciudad como Sevilla y para una plantilla muy mermada. La falta de policías es más patente por las noches. Hace un par de semanas, seis agentes resultaron heridos al tratar de disolver una fiesta en la que nadie llevaba mascarilla en la barriada de Los Pajaritos. Algunas fuentes del cuerpo apuntan que esa noche muy pocos policías locales de servicio operativo en la calle, es decir, sin contar los que estaban destinados en la seguridad de los edificios municipales.

La incorporación llega, además, muy tarde, puesto que ha tardado más de tres años en hacerse efectiva. Otras ciudades como Málaga, que inició el proceso selectivo a la par que Sevilla, completó mucho antes la incorporación de sus nuevos policías. Las fuentes de la Policía Local consultadas por este periódico añadieron que la llegada de nueve agentes después de tres años no es ningún motivo para presumir ni anunciar como un logro. “Se entiende que lo haga un ayuntamiento de un pueblo pequeño, pero no el de la cuarta ciudad de España”, aseguran las fuentes.

En octubre del año pasado, la plantilla de la Policía Local había bajado a unos mínimos históricos. Había entonces 831 agentes, un número que a buen seguro se ha reducido desde entonces por las jubilaciones de algunos de los integrantes del cuerpo. Actualmente es imposible cubrir el organigrama diseñado hace unos años, plasmado en una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que contempla una plantilla de 1.455 agentes. Mientras no se incorporen los policías de las futuras promociones, el trabajo tendrá que salir adelante a base de productividades, con el consiguiente gasto para las arcas municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios