Sevilla

Casi mil viviendas han pedido licencia de uso turístico desde 2016

  • El Ayuntamiento plantea limitarlas en algunas zonas.

  • La Policía ha inspeccionado 270 inmuebles desde antes de Semana Santa.

Reunión de la Mesa contra la Clandestinidad que se celebró en el Ayuntamiento. Reunión de la Mesa contra la Clandestinidad que se celebró en el Ayuntamiento.

Reunión de la Mesa contra la Clandestinidad que se celebró en el Ayuntamiento. / Julián Venegas

Comentarios 16

Casi mil viviendas han solicitado al Ayuntamiento licencia de uso para fines turísticos desde el año 2016. El boom turístico que vive la ciudad y los pisos que se quedaron sin vender durante la crisis inmobiliaria ha hecho que muchos particulares hayan visto en el alquiler vacacional un negocio. En el año 2016, la Gerencia de Urbanismo gestionó 721 cambios de licencias y en lo que va de 2017 ya se han realizado 242. Al abrigo de la oferta legal ha surgido un importante negocio clandestino que el Ayuntamiento persigue. Desde antes de Semana Santa, la Policía Local ha realizado 359 actuaciones y ha clausurado 22 viviendas y 4 locales que acogían turistas de manera ilegal.

Para luchar contra los establecimientos que operan al margen de la ley y atentan contra la oferta reglada, el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, aseguró este lunes que el Ayuntamiento trabaja en una serie de medidas urbanísticas y tributarias para combatir esta oferta ilegal. El primer paso es la realización de un estudio completo para conocer la dimensión del problema con datos reales. Muñoz avanzó, además, otras medidas para poner una especie de "barrera de entrada" a estos apartamentos ilegales. Entre ellas, estaría una posible limitación urbanística para que no se puedan dar nuevas licencias en determinadas zonas.

También incrementar la tasa que hay que pagar actualmente para cambiar el uso de vivienda residencial a turística. Actualmente es de 23 euros, la más baja de Andalucía, y el gobierno planteó en las últimas ordenanzas fiscales que pasara a 240, aunque la oposición tumbó esta medida.

"Sevilla no puede ser una ciudad con un modelo de alojamiento turístico fuera de la legalidad. Nuestra idea se aleja mucho de eso. De ahí nacen estas medidas. El aumento de la tasa lo volveremos a llevar el año que viene. Las limitaciones en algunas zonas es algo que ya se hace en otras ciudades para frenar este fenómeno. También lo estudiaremos", explicó.

Por su parte, Juan Carlos Cabrera, delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, destacó el trabajo que viene haciendo la Policía Local para cerrar los establecimientos no regulados. Se han realizado 268 inspecciones que han concluido con 22 viviendas y 4 locales denunciados.

Manuel Cornax, presidente de los hoteleros, destacó la importancia de estas medidas y la realización del estudio por parte del Ayuntamiento: "Lo que queremos es que todos juguemos en igualdad de condiciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios