Sevilla

La Policía Local se moviliza

  • El sindicato mayoritario, el Sppme, convoca mañana una asamblea en la que se debatirán las protestas a ejercer tras la negativa del gobierno a pagar los atrasos

Los policías locales se movilizarán a partir de mañana martes por el impago de las cantidades atrasadas y la aplicación de la jornada de 37 horas y media. Las protestas, que se debatirán mañana en una asamblea, podrían mantenerse hasta la semana de Feria de Abril en caso de que no se alcance ningún acuerdo con el Ayuntamiento.

Ya antes de Semana Santa hubo un conato de protesta por parte de los agentes municipales, una delegación de los mismos llegó a encerrarse durante una noche en el Consistorio. El gobierno local abortó esta amenaza de protestas comprometiéndose a resolver el problema de los atrasos antes del Miércoles Santo, cuando se celebraría una junta de gobierno. Además, los policías siempre se han mostrado reacios a celebrar cualquier tipo de protesta durante la Semana Santa.

La propuesta que presentó el Consistorio el Miércoles Santo no fue bien recibida por los representantes sindicales de la Policía Local, que se consideraron engañados por el alcalde, Juan Ignacio Zoido. El regidor les había prometido que iba a reunirse con ellos y luego envió a la negociación al delegado de Seguridad, Demetrio Cabello, y al director general de la Policía, José Antonio de la Rosa, además de los responsables de Recursos Humanos.

El Sindicato Profesional de Policías Municipales (Sppme), que representa a más del 90% de la plantilla, ha convocado para mañana martes una asamblea en la que los afiliados decidirán qué medidas de presión ejercen. El encuentro está fijado a la una y media de la tarde en el salón de actos de la Jefatura de la Ranilla y en el orden del día hay tres puntos.

El primero es la negativa del Ayuntamiento a pagar la reclasificación a los policías, un asunto que está pendiente desde el año 2010 y que el gobierno local prometió solucionar. "Sin embargo, llevamos desde septiembre esperando a ver qué solución nos dan. Siempre ha habido muy buenas palabras por parte del gobierno, pero de buenas palabras no vive el hombre", explicó a este periódico el presidente del Sppme, Manuel Bustelo.

La segunda cuestión que se planteará es la intención del ejecutivo municipal de aplicar la jornada de 37,5 horas a los policías locales. El tercer punto consiste en el debate sobre las medidas que adoptará el sindicato en señal de protesta tanto por los impagos como por la ampliación del horario.

Aunque aún no hay definida ninguna movilización, numerosos policías locales consultados por este periódico han expuesto el profundo malestar que sienten los agentes de este cuerpo, que podría traducirse en los próximos días en una especie de huelga de celo o de bolis caídos. Algunos agentes ya han comentado a sus compañeros que no piensan cargar en sus domicilios las baterías de las blackberries que se utilizan para denunciar infracciones de tráfico ni tampoco aportar sus propios bolígrafos para rellenar los boletines de las multas, como venía ocurriendo recientemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios