Sevilla

El Ayuntamiento prevé ingresar 25 millones en multas en 2012

  • El gobierno intentó frenar la huelga de 'bolis caídos' de los policías ofreciéndoles el pago por objetivos, aunque precisa que éstos no tenían relación con las denuncias.

Comentarios 59

El Ayuntamiento de Sevilla prevé ingresar más de 25 millones de euros sólo en multas de tráfico a lo largo de 2012. Así lo desveló este miércoles el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en Sevilla, que hizo público un documento aprobado por la junta de gobierno el Viernes de Dolores en el que se apuesta por "un importante crecimiento" de los ingresos derivado de las sanciones de tráfico.

El gobierno municipal calcula que puede ingresar hasta 25,2 millones en un año, lo que supone una cantidad 7,5 millones superior a la del año pasado. Para ello, el Ayuntamiento aboga por la ampliación del sistema de denuncias mediante blackberries y la integración online con los servidores de la Dirección General de Tráfico (DGT), que permite facilitar tanto la identificación del infractor como la notificación de las sanciones. A estos 25 millones de euros hay que añadirles otro 1,2 millones que se ingresarían en concepto de multas por infringir ordenanzas municipales -a los clientes de la prostitución callejera, a los gorrillas o a los propietarios de establecimientos sin licencia- y por la ley antibotellón.

Esta previsión de ingresos choca con la movilización que la Policía Local acaba de iniciar en protesta por el impago de los atrasos derivados del cambio de categoría profesional de los agentes. Los delegados del Sppme Luis Val y Santiago Raposo explicaron este miércoles que la mayoría de la plantilla ha comenzado ya a trabajar a reglamento, lo que en la práctica supone una reducción drástica de las denuncias.

Esta huelga de bolis caídos ha supuesto un duro golpe a la recaudación municipal. Hasta ahora, el depósito de vehículos ingresaba una media diaria de entre 6.000 y 8.000 euros sólo por la tasa que el infractor abona para poder sacar del depósito el coche o la moto que le ha retirado la grúa. Aparte tendrá que pagar luego la multa, que en la mayoría de los casos es de 200 euros. En marzo, por ejemplo, el depósito recaudó 248.000 euros. El martes la recaudación bajó hasta los 2.000 euros. Este miércoles, primer día efectivo de la protesta, al mediodía sólo se habían retirado dos vehículos en toda la ciudad.

El gobierno local ha tratado de llegar a algún acuerdo con los agentes para desactivar esta huelga de bolis caídos y ha buscado varias fórmulas alternativas ante la negativa del interventor a aplicar la reclasificación, pendiente desde 2003 y que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, ha prometido abonar a los policías desde que estaba en la oposición. El lunes, el portavoz del grupo popular, Juan Bueno, pidió a los representantes del Sppme que designaran qué unidades debían cobrar la reclasificación y cuáles no, a lo que el sindicato se opuso al entender que el gobierno trataba de dividir a la plantilla.

Un día después, el martes, Bueno realizó otra oferta: el Ayuntamiento pagaría a final de año 600.000 euros a los policías si se lograban unos objetivos que no precisó. "Viendo la previsión de ingresos que se llevó a la junta de gobierno, no es nada descabellado deducir que esos objetivos eran llegar a 25 millones de euros en multas", expusieron este miércoles los sindicalistas, que rechazaron de nuevo la oferta.

El Ayuntamiento recalcó que en ningún momento se precisó durante las negociaciones cuáles serían los indicadores por los que se mediría el cumplimiento de dichos objetivos y que "el gobierno garantiza que no estarían basados en la recaudación y serían perfectamente asumibles al estar adaptados a la actividad de cada unidad policial". Según el Consistorio, el abono de estos 600.000 euros sería únicamente una "forma de dar respuesta a su reivindicación mientras la situación presupuestaria permite hacer efectiva la reclasificación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios