Sevilla

Precintado un establecimiento en Nervión por vender alcohol a menores

  • Los responsables del negocio, que alquilaron el local para una fiesta de graduación, controlaban la identidad de los asistentes al entrar, por lo que tuvieron conocimiento de la presencia de menores.

Un agente coloca el precinto en la puerta del local. Un agente coloca el precinto en la puerta del local.

Un agente coloca el precinto en la puerta del local. / Emergencias Sevilla

La Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han desalojado, denunciado y precintado un establecimiento en la calle Beatriz de Suabia, en el barrio de Nervión de la capital, por supuestamente vender alcohol a menores.

Los hechos sucedieron en la medianoche de este sábado, cuando los agentes se personaron en el local para realizar una inspección rutinaria, observando cómo se vendía bebidas alcohólicas a menores de edad. En otros casos, las bebidas alcohólicas que iban a consumir los menores de edad, eran compradas por los mayores del grupo que superaban los 18 años, según ha informado Emergencias Sevilla en una nota publicada en Facebook .

Los agentes comprobaron que esta actividad fraudulenta, se realizaba junto con los responsables del negocio, los cuales alquilaron el local para una fiesta de graduación y controlaban la identidad de todos al entrar, por lo que tuvieron conocimiento de la presencia de menores en el interior.

Así las cosas, procedieron al desalojo del local, en presencia del titular, contabilizando un total de 32 personas en el interior del local. Tras ser denunciada la infracción, procedieron al cierre y precinto del local.

Igualmente a última hora de este sábado, realizaron un control de varios establecimientos, entre ellos los ubicados en la plazuela de Santa Ana y Alameda de Hércules denunciando la existencia de veladores o la instalación de elementos musicales sin licencia. Precintaron un restaurante ubicado en la Avenida de Miraflores, que ya fue precintado el pasado jueves, y que tras romper el precinto, reabrió la actividad.

"Una importante labor la realizada en este campo, por parte de la Policía Local, que redunda en el descanso de los vecinos, en el cumplimiento de la normativa y en los derechos de los usuarios", ha apuntado el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios