Sevilla

Primera denuncia contra un bar por incumplir la ley antitabaco

  • La Policía Local de Sevilla levanta un acta contra un establecimiento de la calle Génova en cuyo interior fueron sorprendidas al menos doce personas fumando

Un bar de Los Remedios es el primer establecimiento denunciado por la Policía Local de Sevilla por una infracción a la ley antitabaco. Los agentes municipales inspeccionaron el bar El Clarín de Triana, ubicado en la calle Génova, el pasado 12 de marzo y detectaron, al menos, a doce personas fumando en su interior. Los policías levantaron un acta que han enviado a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, quien tiene las competencias para sancionar el consumo de tabaco en el interior de los bares.

La intervención de la Policía Local se produjo después de que se recibiera una denuncia ciudadana al teléfono de emergencias 112, posiblemente de un cliente del local o de un vecino. El protocolo de aplicación de la ley antitabaco de la Policía Local de Sevilla impide a los funcionarios municipales actuar de oficio en esta materia y siempre tienen que hacerlo cuando se produzca una denuncia, a modo de fedatario público. En las instrucciones distribuidas a todos los policías locales en una reciente orden del cuerpo, la Jefatura explicaba que los agentes sólo deberían actuar cuando fueran requeridos.

El propietario del bar denunciado explicó ayer a este periódico que todavía no ha recibido la notificación de la multa, por lo que aún desconoce la cuantía de la sanción. Dependerá de cómo sea calificada la infracción, puesto que la ley que entró en vigor a principios de año recoge tres tipos de conductas: las leves, que se castigan con multas que oscilan entre los 30 y los 600 euros; las graves, que tienen multas desde 601 hasta 10.000 euros; y las muy graves, con sanciones comprendidas entre los 10.001 y los 600.000 euros. Son las mismas penas que la ley del año 2005, puesto que la nueva normativa es una reforma de la anterior. La ley añade que el grado de la multa se tendrá en cuenta según el riesgo generado para la salud, la capacidad económica del infractor, la repercusión social de la infracción y el beneficio que haya reportado al infractor la conducta sancionada.

"Tenemos un problema importante con la ley antitabaco, puesto que si los clientes salen a la calle a fumar arman escándalo y nos denuncian los vecinos por ruido, algo que es lógico puesto que entendemos perfectamente a los vecinos que quieren descansar", explicó el dueño del bar denunciado. Este asunto ya lo denunció hace unas semanas la plataforma Por el Derecho al Descanso, cuya presidenta alertó de que numerosos bares estaban incumpliendo la ley antibotellón para poder cumplir la ley antitabaco.

"Pese a todo esto, el consumo de tabaco lo hemos cortado de manera radical. Ahora mismo no se permite fumar en el interior y cumplimos con la normativa". El bar El Clarín de Triana es un establecimiento que está abierto desde primera hora de la tarde hasta la madrugada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios