Avances en la asistencia sanitaria

Sevilla arma a sus médicos con formación en ecografía pulmonar para la identificación precoz de síntomas Covid

  • El urgenciólogo del Hospital de Valme, Alberto Oviedo, es el coordinador de esta actividad pionera a nivel regional y de la que se han beneficiado ya 200 profesionales en la provincia

Alberto Oviedo (primero en segunda línea por la izquierda) junto al grupo de urgenciólogos del Hospital de Valme que participan como docentes.

Alberto Oviedo (primero en segunda línea por la izquierda) junto al grupo de urgenciólogos del Hospital de Valme que participan como docentes. / H. U. V.

Unos 200 facultativos sevillanos, en su mayoría de Atención Primaria, pero también urgenciólogos y residentes, cuentan desde hace algunos días con nuevas armas para la detección precoz del coronavirus. Son los primeros profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que han recibido formación específica para realizar ecografías en pulmones, corazón y vasos sanguíneos, zonas del cuerpo donde la infección es más evidente, y así poder detectar casos de Covid-19. Una iniciativa pionera a nivel nacional y que evita que los pacientes tengan que acudir a los hospitales para realizarse esta prueba.

El urgenciólogo del Hospital de Valme, Alberto Oviedo García, que se define a sí mismo como un "acérrimo defensor de la ecografía clínica", es el encargado de coordinar esta actividad formativa (teórica, práctica, on line y presencial) que, aunque ha empezado por la provincia sevillana se va a extender por toda la comunidad en las próximas semanas. Tras la primera experiencia, el doctor destaca el cambio en el paradigma de la formación médica que supone este aprendizaje para agilizar diagnósticos y decisiones clínicas.

El doctor Alberto Oviedo en una consulta del servicio de Urgencias del Hospital de Valme con el ecógrafo portátil utilizado en este servicio clínico. El doctor Alberto Oviedo en una consulta del servicio de Urgencias del Hospital de Valme con el ecógrafo portátil utilizado en este servicio clínico.

El doctor Alberto Oviedo en una consulta del servicio de Urgencias del Hospital de Valme con el ecógrafo portátil utilizado en este servicio clínico. / H. U. V.

"Es una iniciativa que va a permitir a los médicos de familia y a los urgenciólogos diagnosticar, con mayor precisión que con una radiografía simple, las lesiones pulmonares de los pacientes con Covid-19. Ya sabemos que personas con síntomas leves pueden albergar enfermedad pulmonar que rápidamente evoluciona a neumonía grave e insuficiencia respiratoria. En muchos de los pacientes no se detecta alteraciones en las radiografías torácicas, pero manifiestan indicios de neumonía intersticial en una ecografía pulmonar. Por tanto, este diagnóstico más preciso puede suponer un inicio precoz del tratamiento, lo que redundaría en unos mejores resultados en cuanto a tasa de ingresos y pronóstico de estos pacientes", aclara el doctor Oviedo.

La ecografía pulmonar es una técnica con sensibilidad y especificidad muy próxima al TAC para la detección de las lesiones pulmonares que ocasiona el SARS-CoV-2, y muy superior a la radiografía o la exploración física. Es una prueba sencilla, barata, inocua, incruenta, altamente sensible y reproducible, realizable en la cabecera del paciente, que puede ser de gran utilidad tanto para el diagnóstico del coronavirus como para la detección de sus posibles complicaciones y su pronóstico. Además, permite explorar el estado del pulmón, ya que es conocido que es el órgano más afectado por esta enfermedad, pero también del corazón y los vasos sanguíneos. Esto último también tiene interés en el tratamiento del Covid-19, puesto que, al contraer esta infección, existe hay un riesgo aumentado de afectación cardiaca y enfermedad tromboembólica venosa, por la inflamación e hipercoagulación que tienen estos pacientes y por el riesgo que entraña que estén encamados durante un largo periodo de tiempo con una enfermedad aguda. 

"La ecografía pulmonar nos ayuda a detectar con mayor exactitud qué pacientes pueden tener un seguimiento ambulatorio, y cuáles precisarán ingreso y nos puede ayudar, incluso, a determinar qué pacientes pueden tener una peor evolución. Todo ello va a redundar en un mejor y más seguro manejo de estos pacientes, reduciendo en gran medida el principio de incertidumbre al que nos enfrentamos los médicos en la toma de decisiones", incide el urgenciólogo.

La formación dirigida por el doctor Oviedo hará posible que los facultativos estén capacitados en el manejo de ecógrafos a través de la simulación virtual y clínica. La actividad se llevará a cabo en todas las provincias de Andalucía, habiendo comenzado en Sevilla, donde ya se ha formado a los primeros 200 profesionales, y también en Jaén, donde se está desarrollando estos días, y de aquí se seguirá en Almería, Granada, Málaga, Cádiz, Córdoba y Huelva. Para ello, se han adquirido cuatro simuladores, unos equipos polivalentes que permitirán el desarrollo de múltiples acciones formativas.

El doctor Oviedo durante una de las sesiones formativas. El doctor Oviedo durante una de las sesiones formativas.

El doctor Oviedo durante una de las sesiones formativas. / H. U. V.

El curso incluye casos clínicos únicos de pacientes con sospecha o diagnóstico de coronavirus. Cada caso mostrará diferentes características ecográficas que se encuentran típicamente en pacientes con esta enfermedad, como la afectación pulmonar bilateral y parcheada, en la que se aprecia irregularidad pleural; disminución o, incluso, abolición del deslizamiento pulmonar; aparición de las llamadas Líneas B, ya sean aisladas o incluso confluentes; o consolidaciones, que en esta enfermedad suelen ser de pequeño o moderado tamaño. Además, incluye material didáctico relevante, como una introducción básica al ultrasonido, hallazgos típicos de este coronavirus y un protocolo de desinfección. Esta actividad formativa incluye una fase teórica, virtual, y una fase práctica de cuatro horas, en la que se emplean simuladores.

La estimación es que se complete el próximo mes de septiembre y, según Oviedo, está previsto que haya más fases de esta actividad centrándose en la formación de otras áreas anatómicas.

El Valme, referente nacional en ecografía clínica

La elección del doctor Oviedo como coordinador de esta iniciativa del SAS, así como de la mitad del plantel docente, viene avalada por la amplia trayectoria del Hospital de Valme en el uso de la ecografía clínica. Un apartado en el que se este centro se sitúa como referente nacional. De hecho, ya a principios de la pandemia, este facultativo desarrolló un Protocolo de Ecografía Pulmonar en Covid-19 con el objetivo estandarizar la exploración clínica de la forma más simplificada y, al mismo tiempo, aportar las pautas para el manejo del paciente según su gravedad.

"Los médicos solemos basar nuestras decisiones en guías clínicas y en protocolos, que se basan a su vez en la bibliografía científica más actualizada en cada momento, pero hay que tener en cuenta que el escaso tiempo trascurrido desde el inicio de la pandemia y la rapidez de propagación, no habían permitido que las sociedades científicas o comités de expertos desarrollaran ninguna guía o documento de consenso que nos guiaran en nuestra toma de decisiones. Así pues, esta herramienta nos permitió basarnos en datos objetivos obtenidos de la integración de los hallazgos ecográficos y clínicos del paciente y eso nos daba la tranquilidad de que nuestras intervenciones estaban menos sujetas a la variabilidad individual de cada médico", argumenta el facultativo.

Este protocolo, utilizado en el hospital sevillano, se centra en la exploración de 12 áreas correspondientes a los dos hemitórax. En cada uno estudia dos zonas anteriores, dos laterales y dos posteriores. De tal modo que, según las características de lo que se aprecia en la ecografía pulmonar, más el grado de extensión, se estandariza la gravedad que tiene el paciente y se propone su manejo: ambulatorio (aislamiento/seguimiento domiciliario), hospitalizado en planta (afectación moderada) o en UCI (afectación severa).

Es por ello que conforma una herramienta de potencial beneficio para los facultativos de los diferentes servicios clínicos que atienden a pacientes con Covid19. En Urgencias presta una asistencia de alta resolución, sin necesidad de desplazar al paciente, cribando por su gravedad a los que deben ingresar y a los que sólo precisan un seguimiento ambulatorio. Mientras que en hospitalización su utilidad permite valorar la evolución clínica de los mismos.

A nivel mundial, el Valme integra el grupo que lidera este ámbito de aplicación de la ecografía, participando en la docencia de la sociedad científica World Interactive Network Focused On Critical UltraSound (WINFOCUS). Del mismo modo, en España, el hospital sevillano forma parte del cuadro de docentes en los Grupos de Trabajo de Ecografía de dos sociedades científicas: SEMES (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias) y SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria).

Además, y dada la experiencia acumulada, sus profesionales imparten cursos por toda la geografía española, así como también reciben desde hace años a residentes de otras comunidades que acuden al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Valme para rotar y adquirir capacitación en este ámbito clínico. Como botón de muestra del interés entre los mismos por acceder a la rotación del hospital sevillano están los dos años de lista de espera existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios