Urbanismo

Sevilla Park toma impulso

  • Urbanismo finaliza la ordenación del Batán con los cambios de la calificación de los suelos de CLH y del uso portuario

  • El Puerto aún no presentó el plan especial de un proyecto que tiene como punto de partida el traslado de los depósitos de hidrocarburos

Imagen aérea de los suelos del Batán con los depósitos de CLH en el centro. Imagen aérea de los suelos del Batán con los depósitos de CLH en el centro.

Imagen aérea de los suelos del Batán con los depósitos de CLH en el centro. / M. G.

El tortuoso camino para levantar el complejo de ocio y comercial Sevilla Park toma impulso. La Gerencia de Urbanismo ha dado el visto bueno a la orden de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio por el que se aprueba definitivamente una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para el cambio de la calificación de los suelos de CLH y la modificación de las condiciones del uso portuario. Ahora toca el turno de que los técnicos del Puerto de Sevilla terminen de redactar un plan especial cuyo desarrollo deberá coincidir con el traslado de los depósitos de la empresa líder en el transporte y almacenamiento de productos petrolíferos en Europa.

La modificación de Urbanismo tiene dos objetivos relacionados entre ellos. El primero adecuar los usos actuales previstos en el plan general en el ámbito del Batán a los usos que permite la Ley de Puertos del Estado y la Marina Mercante para las zonas Puerto-Ciudad en coherencia con el modelo de ordenación de la ciudad. Esto permite que cualquiera de los usos que se aprueben en la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP) para la zona de interacción puerto-ciudad (de competencia exclusiva del Estado) no se vean limitados por la regularización de usos del PGOU. Esta modificación incluye específicamente entre los usos compatibles el de gran superficie minorista, que se añaden a los ya previstos de actividades terciarias, comerciales y de ocio cultural. Tras el plácet de la DEUP, está prevista la aprobación municipal del correspondiente plan especial que establezca la ordenación detallada y permita su posterior ejecución.

Lo segundo permitir el traslado de los depósitos e instalaciones de CLH, clasificando la parcela actual donde se ubican como suelo urbano consolidado con calificación de industrial, asignándole los parámetros de la ordenación urbanística en cumplimiento de la sentencia del 2 de octubre de 2008 de la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmada por una resolución del Tribunal Supremo de la Sala de lo Contencioso de 14 de diciembre de 2011. En el documento se detalla que la mudanza de los depósitos viene justificado por el alto riesgo que supone su mantenimiento en las proximidades de áreas residenciales consolidadas de Los Remedios, Reina Mercedes o La Palmera.

Los promotores de Sevilla Park aseguraron en 2018 que los depósitos irán a un nuevo emplazamiento cercano al lugar que hoy ocupan y no lejos del oleoducto que necesita, y que los promotores de Sevilla Park pagarán a la empresa todos los gastos (descontaminación del suelo, traslado y construcción de unas nuevas instalaciones), dado que el suelo que deja es propiedad de la empresa CLH.

Entre los informes que se encuentran en el expediente destaca el de la Conferencia Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que tiene un carácter favorable condicionado. En la documentación se recuerda que la actuación se encuentra dentro de la zona inundable a 500 años, fuera de la zona de policía y en situación básica de suelo urbanizado, donde pueden permitirse las construcciones de nuevas edificaciones teniendo en cuenta en la medida de lo posible que los edificios se deben diseñar teniendo en cuenta el riesgo de inundación existente. La normativa permite excepcionalmente la construcción de grandes superficies comerciales, asegurando su accesibilidad en situación de emergencia y adoptando determinadas medidas.

El proyecto prevé un gran recinto deportivo y de conciertos para 20.000 espectadores. El complejo en su totalidad, comercial y de ocio, requiere una inversión estimada de 600 a 700 millones de euros. De esta inversión global, 60 millones serán para la construcción del auditorio, según los datos de los promotores. Además del auditorio, el Puerto incluirá en el plan especial la creación de una marina para embarcaciones que quedaría al lado del nuevo equipamiento, generando más puntos de atraque en la ciudad que son muy solicitados en algunas épocas del año como Semana Santa o Feria de Abril.

De la inversión de 600 millones, 60 serán para la construcción del auditorio

En 2018 se anunció que el fondo de inversión Orion Capital es quien aporta el dinero (400 millones) para la construcción de la zona de ocio y comercial, y el resto es la inversión que harán en los locales las marcas que se instalen en la zona comercial.

Sobre 40.000 metros cuadrados de estos suelos privados liberados se levantará la zona comercial, mientras que el recinto deportivo y de conciertos irá sobre los 25.000 metros cuadrados de suelo público que el Puerto otorga en concesión. La primera obra será, por tanto, la del recinto de conciertos y deportivo, y finalmente se construirá la zona comercial.

Los promotores de Sevilla Park dieron en marzo de 2018 un ultimatum al Ayuntamiento y al Puerto para que agilizaran la tramitación de su proyecto con vistas a iniciar las obras en marzo de 2019 y poder abrir el complejo en 2020. El ultimatum partió de Xavier Bartrolí, presidente de Octagón Esedos y de Impulsa Eventos e Instalaciones en rueda de prensa con Manuel Saucedo, consejero delegado de Impulsa Eventos e Instalaciones. El toque de atención dio resultado y el Puerto y el Ayuntamiento hicieron sus trámites. Quedaba que lo hiciera la Junta de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios