MOVILIDAD ¿Dónde dejar bicis y patinetes al utilizar el Metro de Sevilla?

Demografía

El gobierno atribuye la pérdida de población en Sevilla a la caída de la natalidad

Numerosas personas caminan por la Avenida de la Constitución durante el Puente de la Inmaculada.

Numerosas personas caminan por la Avenida de la Constitución durante el Puente de la Inmaculada. / Juan Carlos Muñoz

La pandemia ha disparado la compra de viviendas unifamiliares fuera de la ciudad. Y esta nueva tendencia de mudarse al área metropolitana se ha consolidado y tiene su reflejo en la última revisión del padrón municipal, en el que aparece que la capital ha perdido 7.161 vecinos en el último año. Esto nos deja que la población de Sevilla ha retrocedido a niveles de la Exposición Universal de 1992 debido al coronavirus.

A 1 de enero de 2021, la ciudad cuenta con 684.234 habitantes. Hay que remontarse a 1992 para encontrar una cifra similar, eran 683.028 los sevillanos que estaban en el listado del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Tras recuperar habitantes en la revisión del padrón de comienzos de 2020, la capital andaluza regresa a la senda de descenso demográfico sufrida después de que contabilizase más de 704.000 vecinos empadronados en 2005 y 2006.

El gobierno socialista tiene una visión diferente de los motivos de la pérdida de habitantes. Entiende que los datos de población en 2020 están marcados por la pandemia con una caída generalizada en todas las grandes ciudades españolas, incluida Sevilla, que ha roto la tendencia de crecimiento y recuperación de población que se había empezado a producir en la ciudad. Defiende que entre el año 2016 (el primero completo del actual gobierno) y 2019 (antes de la pandemia) se detuvo la caída progresiva de población en Sevilla y se llegó incluso a aumentar el número de personas hasta situarse en 691.395 habitantes al cierre de 2019.

Sin embargo, el año pasado y por los efectos de la pandemia sobre la natalidad y la inmigración se produjo un retroceso en las cifras de población empadronada en las principales capitales españolas. “De hecho, ha habido un descenso de las personas residentes en todo el país y especialmente acusado en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Valencia o Málaga”. Para el gobierno de la ciudad, por tanto, la recuperación económica y social progresiva tras la crisis sanitaria permitirá volver a la senda de crecimiento de población que se había logrado ya entre los años 2016 y 2019. “Así, lo avalan datos obtenidos durante los últimos años como las 10.418 licencias nuevas de viviendas concedidas, la reducción del desempleo al nivel más bajo de la década con 67.212 personas o el incremento de empresas dadas de alta en el término municipal de Sevilla con un récord de 50.973”.

Sanz: "Hace falta un plan de crecimiento demográfico con medidas fiscales de atracción de la población”

El gobierno subraya que Sevilla se encontraba en 2019 en una senda de crecimiento económico y de población que se ha visto afectada, como ha ocurrido en todo el mundo, por las consecuencias de la pandemia que han tenido incidencia también en la demografía. “Conforme se avance en el proceso de recuperación, que está en marcha tal y como se puede constatar con distintos indicadores, en la construcción de nuevas viviendas y en la generación de nuevas oportunidades de empleo se podrá invertir la tendencia y que vuelva a producirse un aumento en el número de personas empadronadas”.

La oposición no está de acuerdo con este análisis. Los populares lamentan este nuevo retroceso demográfico de un 1% en sólo un año, y apuestan por “medidas fiscales y ayudas a las familias” para recuperar población. El candidato del PP a la Alcaldía, José Luis Sanz, manifestó que “Sevilla carece de una estrategia de consolidación de la población, lo que provoca que la ciudad esté perdiendo capacidad competitiva con respecto a las otras grandes capitales”. El senador asegura que “Sevilla está pagando muy cara la indolencia de Espadas y su equipo de gobierno, responsable de que Sevilla sea la cuarta gran urbe con mayor pérdida de habitantes en el último año”, ha manifestado Sanz, añadiendo que “Sevilla es la única ciudad entre las diez mayores ciudades españolas que ha perdido población en los últimos cinco años. Esta es la herencia que ha dejado Espadas”, ha enfatizado.

Sanz denunció que “todo esto, lo único a lo que contribuye es a una constante pérdida de competitividad con respecto, incluso, a otras ciudades del área metropolitana”, pues el descenso demográfico de Sevilla capital ha ido paralelo al aumento de población en los municipios de la primera corona metropolitana. Por ello, avisó de que “es necesario que se empiecen a atajar los verdaderos problemas de Sevilla y la pérdida de la población es uno de ellos”. El popular propone que se lleve a cabo “un plan de consolidación y crecimiento demográfico que contenga, entre otras, medidas fiscales de atracción de la población o ayudas para las familias. Esta será una de mis prioridades”, comentó para finalizar.

Pimentel: "Apuesto por una bajada de los impuestos y un verdadero parque público de viviendas de alquiler”

En la misma línea se mostró Ciudadanos, que opina que el gobierno socialista está “de brazos cruzados” ante la caída demográfica que sufre la ciudad desde hace aproximadamente diez años mientras crece la población de los municipios de la primera corona metropolitana. La pérdida de 7.161 vecinos empadronados en sólo un año, según avisó su portavoz Álvaro Pimentel, supone “la mayor caída de población en la historia reciente de la ciudad, el peor dato de toda la serie histórica y, por primera vez desde que se recogen estos datos, un descenso de más de un punto porcentual en el global del escenario demográfico”.

“Habría que acudir a la década de los 80 para encontrar una cifra de población más baja”, aseveró antes de señalar que la ciudad se aleja más de la barrera de los 700.000 empadronados, que superaba hasta 2013. Pimental apuntó que el ex alcalde Juan Espadas “ha abandonado la Alcaldía de Sevilla con el peor dato de población posible” y “evidenciando que sus supuestas políticas demográficas no han servido absolutamente para nada”. “Desde su elección como alcalde en 2015, Sevilla ha perdido 9.644 habitantes”, ha aseverado, avisando de que “los datos de este año suponen un mazazo para Sevilla frente al resto de capitales de provincia”.

Para recuperar población, Pimentel apuesta por “una bajada real de los impuestos, la mejora de las condiciones para la implantación de nuevos negocios, la apuesta por los autónomos, las pymes y los emprendedores, que se eliminen las excesivas trabas burocráticas y un verdadero parque público de viviendas de alquiler”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios