Demografía

La población de Sevilla retrocede a niveles de la Expo por el Covid

  • La capital pierde 7.161 vecinos en un año por la tendencia de buscar viviendas de mayor tamaño

Varias personas caminan con mascarilla por la Avenida de la Constitución.

Varias personas caminan con mascarilla por la Avenida de la Constitución. / Juan Carlos Vázquez

“No nos habíamos dado cuenta de lo complicado que era vivir en tan pocos metros hasta el confinamiento”. Esta frase puede ser de cualquier sevillano en los últimos meses. La pandemia ha disparado la compra de viviendas unifamiliares fuera de la ciudad. Y esta nueva tendencia de mudarse al área metropolitana se ha consolidado y tiene su reflejo en la última revisión del padrón municipal, en el que aparece que la capital ha perdido 7.161 vecinos en el último año. Esto nos deja que la población de Sevilla ha retrocedido a niveles de la Exposición Universal de 1992 debido al coronavirus.

A 1 de enero de 2021, la ciudad cuenta con 684.234 habitantes. Hay que remontarse a 1992 para encontrar una cifra similar, eran 683.028 los sevillanos que estaban en el listado del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Tras recuperar habitantes en la revisión del padrón de comienzos de 2020, la capital andaluza regresa a la senda de descenso demográfico sufrida después de que contabilizase más de 704.000 vecinos empadronados en 2005 y 2006.

La sangría comenzó con el estreno de la anterior década, Sevilla ha perdido cerca de 15.000 habitantes. Muy lejana queda la cifra de 709.975 habitantes, la cota máxima registrada en 2003. El crecimiento empezó a dispararse después de la Expo del 92. En el 93 la población aumentó en 24.000 habitantes. En 2014, la capital bajó el umbral de los 700.000 censados, regresando a los niveles de la pre Expo del 92. En 2015, en las últimas elecciones municipales, la bajada de la población supuso la pérdida de dos concejales en el Pleno, que se quedó con 31, sin mencionar otras desventajas económicas, como la reducción de los ingresos por impuestos. Y también por aportaciones del Estado. El perjuicio es también fiscal. Sevilla no ha dejado de ser considerada como gran ciudad, de hecho es la cuarta de España tras Madrid, Barcelona y Valencia, pero ha perdido peso político y económico al no sobrepasar el listón de los 700.000 habitantes.

Todo parecía indicar que la tendencia negativa se estaba rompiendo con varios indicadores. Sectores como la construcción habían empezado a moverse ya desde finales de 2018, lo que genera una correlación entre la construcción de viviendas y el aumento de la población. Todo se ha ido al traste con el coronavirus.

Los beneficiados son municipios del área metropolitana como Dos Hermanas o Mairena

Sevilla no es un caso aislado. El patrón provocado por el Covid se ha repetido en Madrid, Barcelona, Zaragoza o Málaga. ¿Y a dónde se han marchado los vecinos de la capital? La nueva revisión del padrón refleja que Dos Hermanas, la segunda ciudad más poblada de la provincia, suma 1.200 vecinos empadronados más, de 135.050 habitantes de derecho a 136.250 habitantes. Alcalá de Guadaíra gana de su lado 13 habitantes, creciendo levemente de 75.533 a 75.546 empadronados, manteniéndose así por encima de la barrera de los 75.000 residentes tras la campaña promovida años atrás para superarla.

Utrera, la cuarta localidad de la provincia en número de habitantes, gana igualmente 183 empadronados y contabiliza 51.145 en la nueva comprobación del padrón municipal. Hay que recordar que Utrera contabilizaba el 1 de enero de 2018 un total de 52.617 vecinos empadronados, afrontando después la segregación de la entidad local autónoma (ELA) de El Palmar de Troya con lo que ello implicaba para mantenerse por encima de la barrera de los 50.000 vecinos empadronados. Mairena del Aljarafe, quinto municipio más poblado de la provincia, contabiliza 340 habitantes empadronados más, pasando de 46.555 a 46.895, rozando así ya los 47.000 vecinos de derecho, con lo que continúa la tendencia de crecimiento demográfico de la primera corona metropolitana de Sevilla mientras la capital pierde población.

La provincia tampoco sale bien parada con la nueva revisión anual del padrón municipal. Cuenta con 1.947.852 habitantes empadronados en los municipios a fecha de 1 de enero de 2021 frente a los 1.950.219 de hace justo un año antes. Es decir, ha perdido 2.367 vecinos. Hay más datos curiosos. El padrón refleja que de los diez municipios de la comarca de la Sierra Morena sevillana, siete recuperaron población empadronada, uno conservó su mismo número de habitantes de derecho y dos continuaron perdiendo población. Es una zona que afronta desde hace años un prolongado declive demográfico enmarcado en el fenómeno de la despoblación rural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios