Sevilla

"En Sevilla he vendido más libros que las sombras de Grey"

  • Julio Muñoz Gijón. Edad de futbolista, este periodista viajó a Finlandia con la selección y parodia en su novela la disyuntiva tradición/modernidad con humor de rancio sevillano

Comentarios 8

LE pusieron Julio por Julio Verne. Premonitorio. Julio Muñoz Gijón (Sevilla, 1981) trabajó en Andaluces por el mundo y hoy vuelve con la selección desde Finlandia. Prepara la segunda entrega de El asesino de la regañá.

-¿Qué sintió en Helsinki?

-Jugamos donde Zatopek forjó su leyenda en los Juegos del 52. Volvió a la República Checa, lo acusaron de traidor al comunismo y lo pusieron a trabajar de basurero. La gente no le dejó tocar ni un cubo de basura. Ya no quedan mitos, fuera del deporte.

-¿En la selección quién sabe lo que es una regañá?

-Jesús Navas y Sergio Ramos.

-Por cuna, diciembre del 81, es de la quinta de Xabi Alonso...

-A mí me concibieron el 23-F. Mi padre estaba muy nervioso porque es muy rojo.

-Es de Bami, el barrio de Antonio Burgos...

-Mi mejor amigo del cole vivía en el bloque de Burgos. Con él he tenido una relación muy guadianesca. Le llegó un texto mío en el que yo le explicaba a mi hermano pequeño por qué era del Betis. Después me lo encontré en la clínica Incosol de Marbella, donde Sabina ambienta su canción a Cristina Onassis. Allí ves a todo el mundo en albornoz, desde Aznar a Zidane. Y vi a Antonio Burgos. Es un personaje de El asesino de la regañá. Y también saldrá en el crimen del palodul.

-¿Hay continuación?

-Mi idea es hacer una trilogía. En el primero el criminal actúa en la Semana Santa, en el segundo en la Feria. El tercero iba a ser en el Rocío, pero será en Sevilla Este. La Semana Santa la controlo, la Feria muchísimo, pero el Rocío no lo tengo tan estudiado.

-No le vaya a pasar como a Alfonso Grosso con los almonteños cuando presentó Con flores a María...

-Prefiero ceñirme a las claves de la ciudad. A sus escenarios. No se es sevillano si no te has quedado encerrado alguna vez en el bar de Pepe, donde siempre me pido un terrycola. Terry con cola.

-¿Escritor de familia?

-El 80% del libro es mérito de mi padre, que es impresor. Yo me llamo Julio por Julio Verne y mis hermanos Pablo por Pablo Iglesias y Marco por Marco Polo. Mi hermana es Nieves por la madre de mi madrastra. Le podían haber puesto Madame Bovary.

-¿Lo de Julio Verne fue premonición para ser trotamundos?

-En Andaluces por el mundo empecé en Finlandia. Y también resfriado como ahora. Me eché una novia en Barcelona y me fui a Madrid. Con la crisis la gente arriesga menos, se mueve menos. Yo estuve tres meses en el paro y me salió lo de España Directo.

-¿Había estado antes en Lorca, donde fue testigo de la caída del campanario de la iglesia?

-Nunca había estado. Y no íbamos allí. Nuestro objetivo era hacer un directo de un concurso de lanzamiento de escobas en Alcantarilla y nos avisaron de lo de Lorca. Si no es porque alguien de Protección Civil puso una cinta naranja de no pasar, se acaban los libros, las cervecitas, los chistes y el fútbol.

-¿Qué se le quedó de aquello?

-El grito colectivo, mucho más sostenido que el grito del gol. Es curioso. Los goles de la selección se celebran con gritos más agudos que los otros porque van muchos niños al campo.

-¿Cuántas 'regañás' vendió?

-En Sevilla ha superado en ventas a Cincuenta sombras de Grey.

-¿Qué autores le marcaron?

-Yo me considero escritor. Es un libro bastante cortito en extensión y en calidad. Con la voz de un narrador que le debe mucho a mi oficio de periodista. Siempre iba a los sitios con un guión de mi reportaje ideal.

-¿Algún icono finlandés?

-Son especialistas en lanzamiento de jabalina y en emborracharse. Un ídolo, yo diría Lasse Viren, que superó en la media distancia a Prefontaine, autor del 80% de las frases motivacionales de Nike. Murió dos meses antes de los siguientes Juegos en un accidente. Me atrae la gente que pudo ser y no fue.

-¿Una primicia balompédica?

-En la página web de la selección sacamos la historia de España campeona del Mundial militar, con Reina padre y Rexach.

-¿El futbolista más lector?

-Les encanta el parchís y leer. Un tipo de inquietudes intelectuales, Xavi Alonso o Mata. Sergio Ramos vino tarde a una cita porque estaba viendo un documental sobre los dos Escobar, el futbolista y el narco colombianos.

-¿Una historia de fútbol?

-Pichichi, que nunca fue Pichichi y se metió a árbitro.

-¿Los árboles dejan ver a Del Bosque?

-Es un loco del fútbol y el triunfo de la normalidad. No es un guardiolista ni un bienqueda.

-¿Dashiell Hammett o Raymond Chandler?

-Lo mío es mucho más básico. Torrente es un referente, aunque le tengo mucha manía a sus pelis. Una vez le preguntaron a alguien a la salida del cine. Te ríes, respondió. ¡Joder! Con lo difícil que es hacer reír. Eso es lo que pretendo con la ayuda de Lopera, los Morancos, José Manuel Soto o Victorio & Lucchino.

-¿Vivió la Madrugá del 2000?

-Está por escribir.

-Lo escribió Juan Bonilla, pero antes...

-Me intriga muchísimo. Esa noche salí, pero me aburrí y me volví a casa y recibí 25.000 sms. Me moriré sin dos cosas: haber visto a Silvio en un concierto y no haber estado esa noche en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios