Instituto Municipal de Deportes de Sevilla

Vallas peligrosas en los campos de fútbol de los barrios

  • Deportes pide a las concesionarias de San Jerónimo Parque y Pino Montano que revisen la valla del terreno de juego tras abrirse la cabeza un menor

Las vallas de hierro donde se abrió la cabeza un niño federado en San Jerónimo Parque. Las vallas de hierro donde se abrió la cabeza un niño federado en San Jerónimo Parque.

Las vallas de hierro donde se abrió la cabeza un niño federado en San Jerónimo Parque. / Juan Carlos Muñoz

Un menor de 8 años federado se abrió la cabeza hace algunas semanas en un partido al golpearse con la valla de hierro que rodea el terreno de juego en el campo de fútbol de San Jerónimo Parque, cuyo nombre oficial es centro deportivo Joaquín Clavijo García. Sucedió el pasado 16 de enero en un encuentro de fútbol entre San Jerónimo y Los Mares.

24.000 Euros costó la protección del vallado del campo de Nervión, el único de la ciudad que lo tiene

A raíz de este accidente, la familia denunció el mal estado de estas vallas, al menos en este campo de San Jerónimo y en el de Pino Montano, y pidió que se revisen las instalaciones del distrito Norte y de otros barrios de la ciudad para evitar que se repitan más accidentes como este. Y sobre todo, que se ponga remedio antes de que suceda una tragedia.

La realidad es que son miles los niños y jóvenes que juegan cada semana en estas instalaciones municipales, y lo fácil que es chocarse con estas vallas cuando se corre tras el balón. La titularidad de estos centros deportivos de los barrios es del Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento, que tiene estos campos de fútbol cedidos en concesión a diferentes entidades.

El director David Caro muestra la protección de las vallas del campo de Nervión. El director David Caro muestra la protección de las vallas del campo de Nervión.

El director David Caro muestra la protección de las vallas del campo de Nervión. / Juan Carlos Muñoz

Desde el IMD se ha asegurado a este periódico que ha trasladado a las empresas concesionarias de las instalaciones la revisión de las vallas en las zonas donde hayan causado problemas y la reparación que corresponda, y que “en unos unos días se revisará si se han ejecutado”.

David Caro Castilla, director del CD Nervión: "La normativa no lo exige pero al estar la valla tan cercana a la línea de fondo era un peligro”

Desde la Federación Andaluza de Fútbol se aclara que es el Ayuntamiento, como titular, quien debe determinar si estas vallas cumplen con la normativa estipulada para las instalaciones municipales. El reglamento de régimen interno del IMD sobre las instalaciones deportivas no dice nada de la obligación de proteger las vallas. Únicamente cita en el artículo 4 el derecho de los usuarios de “disponer de las instalaciones, el mobiliario y el material deportivo en perfectas condiciones de uso”.

La federación andaluza de fútbol cree que sería bueno dar más protección a las vallas perimetrales de los campos de fútbol la ciudad porque la seguridad y la salud deben ser las prioridades

Con todo, la federación cree que sería bueno dar más protección a las vallas perimetrales de los campos de fútbol la ciudad porque la seguridad y la salud deben ser las prioridades. “El riesgo está. Lo que hay es que minimizar ese peligro porque la salud y la protección de los jugadores es lo prioritario, por encima del deporte”, recalca la Federación.

La Federación elogia al campo de Nervión, el único de barrio que ha colocado protección a la valla del terreno de juego.

El centro deportivo Nervión es el único de Andalucía que cuenta con protecciones acolchadas con esponja gruesa de 40 a 50 centímetros de largo que rodean su valla perimetral. David Caro Castilla, su director general, señala que la normativa no exige estas protecciones, pero lo hicieron al ser conscientes del riesgo.

“La valla perimetral al estar tan cercana a la línea de fondo era un peligro. Es verdad que la normativa no la exige pero pensando en reducir ese peligro decidimos poner una protección. El cierre acolchado de la valla del campo nos lo hizo la empresa Zumosol por 24.000 euros y se ha mantenido durante varios años. Ahora estamos buscando otro sponsor para conservar lo que tenemos”, cuenta Caro.

Este parapeto impide accidentes. “Nos está funcionando fenomenal para nuestros jugadores. Con el grosor que tiene, el niño no llega a rozar el hierro por mucha velocidad a la que vaya”, explica el director del centro deportivo Nervión, quien asegura que en España solo hay dos campos más que las tienen, uno de ellos en Valencia.

El ejemplo de Nervión deja claro que funciona colocar protectores en el vallado como medida de prevención. El problema es que las entidades responsables de los campos de fútbol que necesitan esta mejora logren financiación para colocar protecciones en las vallas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios