Unidad pionera en la provincia El Valme optimiza el abordaje global de la psoriasis y la artritis psoriásica

  • Un equipo de Dermatólogos y Reumatólogos atiende a 250 pacientes en el primer año de vida de la consulta de alta resolución pionera en la provincia.

  • Mejora su eficacia y calidad asistenciales con diagnósticos y tratamientos precoces. 

  • Un nuevo paradigma en el tratamiento de la psoriasis

Las doctoras Amalia Pérez Gil y Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche posan junto al Totem, una herramienta utilizada para el cribado de psoriasis en pacientes. Las doctoras Amalia Pérez Gil y Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche posan  junto al Totem, una herramienta utilizada para el cribado de psoriasis en pacientes.

Las doctoras Amalia Pérez Gil y Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche posan junto al Totem, una herramienta utilizada para el cribado de psoriasis en pacientes. / M.G.

Comentarios 0

Un total de 250 pacientes se ha beneficiado de las ventajas del nuevo modelo asistencial conjunto que, desde hace un año, ofrece la Unidad de Psoriasis-Artritis psoriásica del Hospital Universitario de Valme. Pionero en la provincia, este dispositivo aúna, de manera presencial, a profesionales en Dermatología y Reumatología, las dos especialidades implicadas en el abordaje de ambas enfermedades, mejorando su coordinación y calidad asistencial al permitirles a los afectados recibir una valoración multidisciplinar y global en la misma consulta.

Una lesión de artritis psoriásica, afectación cutánea y articular Una lesión de artritis psoriásica, afectación cutánea y articular

Una lesión de artritis psoriásica, afectación cutánea y articular / M.G.

La dermatóloga Amalia Pérez, la reumatóloga Raquel Hernández y el enfermero Francisco Reche conforman el equipo que capitanea la nueva consulta de alta resolución. Comparten una agenda monográfica para, de manera conjunta, facilitar un diagnóstico y tratamiento en fases precoces de estas dolencias, minimizando su progresión, que podría tardar hasta diez años en mostrar síntomas, y frenando el daño estructural y la aparición de complicaciones.

Evolución de la psoriasis

La psoriasis es una dolencia inflamatoria crónica de base autoinmune que afecta al 2% de la población. Se manifiesta con placas rojas con descamaciones en la piel, motivadas por estrés o por procesos infecciosos. Está asociada a comorbilidades sistémicas, es decir, suele aparecer de manera simultánea a otras enfermedades, siendo la articular una de las más relevantes. Así, uno de cada tres afectados por psoriasis corre el riesgo de desarrollar artritis psoriásica. Esta autoinmune consiste en la inflamación crónica del sistema musculoesquelético y puede provocar un impacto multiorgánico crónico y progresivo.

Un diagnóstico temprano es esencial para el control de la enfermedad. Los especialistas valoran y deciden conjuntamente la mejor opción terapéutica en cada afectado, favoreciendo la mejora de la calidad de vida del paciente al ahorrarle tiempo perdido en exámenes innecesarios y duplicidad de pruebas; evitándoles tratamientos de riesgo y reduciéndoles costes y dolor. Además, esta forma de trabajo supone un avance en el manejo y conocimiento de dichas enfermedades mediante proyectos de investigación compartidos por ambas especialidades.

Tipo de pacientes derivados

La unidad sólo acepta casos de sospecha de artritis psoriásica, si los pacientes exhiben una enfermedad cutánea y articular mal controladas o si presentan una evolución compleja que precisa de un mejor control clínico.

En el primer año de funcionamiento de este dispositivo multidisciplinar se han desarrollado un total de 250 consultas. Por sexos, el 50,7% de los afectados tendidos fueron varones y un 49,3%, mujeres. Por su parte, la clínica cutánea ha precedido a la manifestación articular en el 94,5% de los casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios