Sevilla

Covid Sevilla: las aguas residuales mantienen una alta carga vírica

Estación depuradora de aguas residuales del EDAR San Jerónimo.

Estación depuradora de aguas residuales del EDAR San Jerónimo. / Antonio Pizarro

Que la pandemia de coronavirus sigue presente en la provincia es una evidencia que los datos confirman. Sin embargo, la medición ahora de la evolución de la misma por parte de las autoridades sanitarias se limita sólo a los mayores de 60 años por lo que, para conocer el alcance real de esta séptima ola de contagios entre los sevillanos, hay que recurrir a otras formas de vigilar la circulación del virus y la respuesta está en las cloacas. Una especie de avanzadilla que no sólo anticipa una nueva oleada de casos, sino que permite deducir también con qué fuerza se presentará. 

Según la última actualización del informe sobre la vigilancia ambiental en las aguas residuales que realiza la Consejería de Salud en las estaciones depuradoras sevillanas de El Copero (Dos Hermanas), La Ranilla (Alcalá de Guadaíra), San Jerónimo (Sevilla), Tablada (Sevilla) y Mairena-El Viso (Los Alcores), la presencia de material genético del SARS-Cov-2 en las alcantarillas sevillanas se mantiene en niveles de aumento generalizado.

En concreto, los resultados semanales, con tomas realizadas entre el 9 y el 15 de mayo, justo la semana después de la celebración de la Feria de Abril, resumen que en el EDAR Copero, que da servicio a la cuenca sur de Sevilla, la población de Dos Hermanas y el polígono industrial La Isla, la situación es de "aumento significativo", alcanzándose las 4.700.000 copias genómicas por litro (cg/l) frente a las 140.000 de la semana anterior, cuando su estado era catalogado de "estable".

En la misma situación se encuentra la EDAR San Jerónimo, que depura las aguas residuales de la zona norte de Sevilla, las de la Isla de la Cartuja y las procedentes de los núcleos poblacionales de La Rinconada, San José de la Rinconada y Alcalá del Río. En este caso, el último informe también recoge un "aumento significativo" de la presencia del virus del Covid-19 hasta alcanzar los 3.500.000 cg/l, detectándose una semana antes una disminución. También en aumento, aunque más moderado, se encuentra la EDAR Mairena-El Viso. La carga genómica del SARS-Cov-2 registrada aquí la semana pasada era de 3.400.000. En este caso, es la segunda semana que se mantiene en nivel de aumento.

En las otras dos estaciones depuradoras de la provincia en las que se mide la carga del SARS-Cov-2, la EDAR la Ranilla (que depura aguas residuales de la zona este de Sevilla y las de Alcalá de Guadaíra) y Tablada (zona oeste de Sevilla y municipios de Camas y San Juan de Aznalfarache), el análisis de sus aguas residuales muestran una situación de estabilidad respecto a la semana anterior. Numéricamente, las tomas analizadas dejan una carga de 1.100.000 cg/l y 1.400.000 cg/l, respectivamente. 

Estos datos significan, según concluye la Consejería a través de su servicio de Salud Ambiental, que en Sevilla, "el aumento se mantiene como la situación más frecuente en la mayoría de sus estaciones". "Posiblemente en relación con la celebración de las fiestas de primavera", añade el informe al que ha tenido acceso este periódico. 

Este análisis de las aguas residuales, según sus responsables, se convirtió en una herramienta útil para adelantarse a los cambios en la incidencia de contagios y la aparición de los brotes que puedan producirse. La vigilancia en aguas como sistema de alerta temprana se realiza tras confirmarse que se puede detectar el SARS-CoV-2 en heces, a través de investigaciones en pacientes con Covid-19. La técnica empleada en este análisis de aguas residuales es mediante la realización de PCR que cuantifican las copias de fragmentos de genes víricos en las muestras recogidas.

Ómicron sigue siendo dominante

Por su parte, el circuito de análisis de muestras tomadas directamente de los pacientes infectados por el coronavirus que desarrolla la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, con el soporte del Servicio Andaluz de Salud, ratifican que la variante Ómicron continúa siendo prácticamente dominante en Andalucía con tres linajes mayoritarios: BA.2, BA.2.9 y BA.1.1.

Desde la puesta en marcha de este sistema de vigilancia, hace dos años, en Andalucía se han secuenciado ya 25.000 muestras de coronavirus para el control de la enfermedad y se ha registrado la presencia de las variantes más comunes: alfa, beta, beta, delta y ómicron. Y de 193 de sus linajes y sublinajes a lo largo de toda la pandemia.

La secuenciación de los genomas de los virus está centralizada en los dos hospitales de referencia designados para ello: el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde se secuencian las muestras que proceden de centros hospitalarios y de Atención Primaria de la zona occidental de Andalucía (las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla); y el Hospital San Cecilio de Granada, para las que proceden de la zona oriental (Almería, Granada, Jaén y Málaga). La información obtenida se analiza en el Área de Bioinformática Clínica de la Fundación Progreso y Salud, en donde se interpreta y se configura un mapa epidemiológico del virus. Estos trabajos han sido impulsados por la Secretaría General de I+D+i en Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios