Alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo

Los inventos que diseñan si se potencia su creatividad

  • Drones para detectar las aceitunas robadas y cubos especiales de reciclaje son algunos

El profesor Hito en el taller de arqueología con niños con alta capacidad en el Cadis de Sevilla. El profesor Hito en el taller de arqueología con niños con alta capacidad en el Cadis de Sevilla.

El profesor Hito en el taller de arqueología con niños con alta capacidad en el Cadis de Sevilla. / Carmen Carmona (Sevilla)

Sevilla cuenta con un centro de referencia en España dedicado a la alta capacidad: el Cadis (Centro Promotor del Talento y Altas Capacidades), en el barrio de Los Bermejales, en cuyos talleres los niños a partir de tres de edad años trabajan la creatividad y logran inventos alucinantes. Vienen al centro una o varias veces por semana, según los programas a los que se apunten: ingenia, robótica, programación, creatividad, Programas de Estimulación Temprano.

En Sevilla también hay asociaciones de familias con hijos con alta capacidad que ofrecen apoyo y talleres: Diverxia y Adosse, entre otras.

Estos centros ofrecen actividades de enriquecimiento extracurricular, con contenidos diferentes a los del colegio. Aparte de la motivación a nivel cognitivo, es clave el grupo de referencia que logran con otros niños como ellos.

“A partir de 12 años los programas están muy centrados en el emprendimiento social porque entendemos que ellos tienen que aportar algo muy valioso a la sociedad”, explica Teresa Fernández, del Cadis

En los talleres de emprendimiento que da el Cadis a partir de 12 años los niños han diseñado un sistema de drones que lanzan una pintura especial comestible y transparente sobre las aceitunas para que cuando estas se roben se pueda localizar su procedencia. Lo patentaron. Han diseñado también aplicaciones para móviles de todo tipo. Y un sistema de reciclaje donde la basura entra por un único hueco y luego se desvía al compartimento adecuado.

Taller de robótica en el Cadis. Taller de robótica en el Cadis.

Taller de robótica en el Cadis. / Cadis (Sevilla)

“A partir de 12 años los programas están muy centrados en el emprendimiento social porque entendemos que ellos tienen que aportar algo muy valioso a la sociedad”, explica su directora Teresa Fernández Reyes.

Este año el Cadis cuenta con grupos universitarios de alta capacidad porque los alumnos han pedido seguir con su grupo de referencia. “Son chavales de 16 o 17 años que prefieren venirse aquí un sábado para hacer una investigación, debatir sobre filosofía, manga o desarrollar un proyecto innovador. Ves qué importante es para ellos en esas edades tan críticas el entorno social”.

Taller de arqueología. Taller de arqueología.

Taller de arqueología. / Cadis (Sevilla)

Los indicadores que señalan alta capacidad son variados: hablar de forma precoz y con un vocabulario muy avanzado, una enorme curiosidad por el mundo que le rodea, hacen preguntas que no son habituales para un niño con su edad, un alto nivel de sensibilidad, un sentido de la justicia muy elevado y una gran memoria, y su aprendizaje es rápido, muchas veces ligado a sus intereses).

Hay niños que con tres años saben leer y escribir, o que saben el abecedario ruso y su pronunciación con 4 años, hacen operaciones matemáticas con 4 o 5 años, y con 6 años se han leído los libros de Harry Potter.

Teresa Fernández, directora del centro Cadis de Sevilla, un referente nacional. Teresa Fernández, directora del centro Cadis de Sevilla, un referente nacional.

Teresa Fernández, directora del centro Cadis de Sevilla, un referente nacional. / Víctor Rodríguez (Sevilla)

Esta semana (6-7 de febrero) Jaén acoge unas Jornadas Regionales sobre alta capacidad con más de 200 personas entre especialistas, docentes y familias a las que acudirán los ocho especialistas de las ocho provincias andaluzas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios