Sevilla

Los mejores de la Selectividad en Sevilla eligen Biotecnología, Idiomas y Medicina

  • El alumno Fernando Garrido ha obtenido por primera vez en la Olavide un 14, la calificación más alta

  • Dos estudiantes de Lebrija y Arahal y uno del colegio Santa Ana empatan con un 13,975 en la Universidad de Sevilla

El alumno Fernando Garrido González-Garzón es con un 14 la nota más alta de la Selectividad en Sevilla. El alumno Fernando Garrido González-Garzón es con un 14 la nota más alta de la Selectividad en Sevilla.

El alumno Fernando Garrido González-Garzón es con un 14 la nota más alta de la Selectividad en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Constancia, esfuerzo y confianza. Son las claves del éxito de los alumnos con las mejores notas de la Selectividad en Sevilla. Unas pruebas de acceso a la Universidad atípicas y tardías y en la que un vecino del barrio de la Macarena ha alcanzado la excelencia en la Universidad Pablo de Olavide al obtener por primera vez un 14, la calificación más alta posible.

Fernando Garrido González-Garzón es el alumno que ha hecho historia en Sevilla en la Selectividad del Covid. Con una calificación de 14, obtenida al sumar el 10 sobre 10 alcanzado en la Fase de Acceso a la media de Bachillerato le convierten en el sevillano con la nota más alta en la PEvAU 2020. Por su "constancia" y "dedicación", el joven esperaba sacar una buena nota, "pero no la mejor de Sevilla", relata.

Fernando Garrido es vecino de la Macarena y, aunque estudió hasta secundaria en el Colegio Santa Isabel de Sevilla, el Bachillerato lo ha desarrollado en el CDP Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia de la capital. La crisis del coronavirus le ha ayudado a decantarse en el último año por estudiar Biotecnología, una de las carreras clásicas con la nota de corte más alta en la Olavide, que el año pasado se quedó en un 12,698, pero para la que Fernando Garrido no tendrá problemas. "Realmente he tomado la decisión este año, hasta entonces no tenía mucha idea de qué hacer. Me he estado informando de su posible salida laboral y la crisis del coronavirus ha acentuado mis ganas al ser una carrera con una aplicación importante en el tema de las vacunas sobre todo", afirma el joven. La dedicación a sus estudios no le ha impedido compaginarla con su afición a la Gimnasia Rítmica, la cual la ha seguido entrenando durante todo el curso, incluso en el confinamiento desde casa.

Los nervios ante la incertidumbre por no saber cuándo y cómo se celebrarían los exámenes y el previsible retraso han marcado la previa de estas pruebas decisivas en el futuro profesional de los que hoy han puesto la primera piedra en una larga trayectoria. Por detrás de Fernando Garrido, pero pisándole los talones, se han quedado Marta Pérez Galán, del IES Bajo Guadalquivir de Lebrija; Inés Pulido Pérez, del IES La Campiña, en Arahal; y Miguel Pérez Correa, del CDP Santa Ana de la capital, todos estudiantes que se han examinado en la Universidad de Sevilla y que han logrado un triple empate en la nota más de la Hispalense este año con un 9,975 en la Fase de Acceso y un 13,975 como nota de admisión. Al igual que Fernando Garrido, todos reconocen haber estado "preocupados" y "nerviosos" y haber relajado esa agonía una vez tenían los exámenes por delante.

Los estudiantes con mejor nota en Selectividad en la universidad de Sevilla Inés Pulido Pérez, Miguel Pérez Correa y Marta Pérez Galán. Los estudiantes con mejor nota en Selectividad en la universidad de Sevilla Inés Pulido Pérez, Miguel Pérez Correa y Marta Pérez Galán.

Los estudiantes con mejor nota en Selectividad en la universidad de Sevilla Inés Pulido Pérez, Miguel Pérez Correa y Marta Pérez Galán. / M. G.

Aunque con muy buenas sensaciones, Marta Pérez centraba sus miedos en el corrector de sus exámenes. Al hacer la Selectividad por la rama del Bachillerato de Humanidades, "la nota depende mucho del criterio de quién te corrija", destaca la joven. Aunque todavía con dudas entre Estudios Ingleses y el doble grado de Estudios Ingleses y Filología Hispánica, la joven asegura que "desde pequeña" tiene claro que quiere ser profesora. En cualquier caso no tendrá problemas dado que la nota de corte no llegó al 9 el año pasado.

Con la misma nota de acceso, Inés Pulido también confiaba en obtener una buena nota, "pero no tan alta". "salí contenta, pero no me espera llegar casi al 14", afirma. La joven, que ha sido alumna del IES La Campiña en Arahal, afirma que siempre ha querido estudiar algo relacionado con idiomas y que ha sido este año cuando se ha decantado por la Educación. Es por ello que la carrera elegida ha sido el Doble Grado en Estudios Franceses y Educación Primaria en la Universidad de Sevilla y que el año pasado alcanzó una nota de corte del 11,402. Asegura que los nervios del primer día dieron paso a una calma que afirma haber alcanzado en su propia confianza a la hora de afrontar los exámenes. "Se necesita mucho trabajo para lograr estas notas, pero el cómo afrontar cada examen influye mucho, el saber mostrar todos tus conocimientos", destaca la joven estudiante.

Miguel Pérez es un vecino de Alcalá del Río y que, al igual que Marta Pérez e Inés Pulido, se ha subido al podio de las notas más altas de la selectividad en Sevilla con un 13,975, una nota que ha superado sus expectativas, aunque asegura que se esperaba más de un 13 "casi seguro". El joven ha estudiado Bachillerato en el C.D.P. Santa Ana en Los Remedios y desde pequeño tiene claro que quiere ser sanitario. "La crisis del Covid me ha motivado mucho más. Aún no sé por qué especialidad me decantaré, pero siempre he tenido claro que quiero estudiar Medicina", manifiesta. Aunque con el temor de perder hábitos si la convocatoria llegara a atrasarse mucho, lo peor que ha llevado este alcalareño ha sido el sueño. "Entre los nervios, que este año nos han citado a las 7:30 para poder cumplir todas las medidas de seguridad y las horas de sueño cambiadas por el confinamiento, el primer examen lo hice prácticamente sin dormir, pero todo se pasa cuando ves el examen", dice.

Un poquito más lejos, pero igualmente rozando la excelencia se han quedado Alicia Ruano Castaño, del IES Fernando de Herrera de la capital y examinada en la Hispalense, que ha obtenido una calificación de 10 en todas y cada una de las materias de la fase de acceso y en dos de las materias de admisión, alcanzando una nota de Admisión de 13,970; y Paula Díaz García-Donas, la segunda calificación más alta de la UPO con un 13,74 y que, aunque no tiene aún claro si finalmente se decantará por estudiar Medicina, Matemáticas o Química, de lo que sí está segura es de "constancia" y "el equilibrio entre la confianza en sí mismo, pero sin llegar a confiarse demasiado" como las claves del éxito de su buena nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios