Ayuntamiento de Sevilla

Adelante Sevilla impugna las obras de Emasesa previas a la ampliación del tranvía

  • Su portavoz Daniel González Rojas avisa de que acudirán a la justicia ordinaria para pedir "la paralización de este expediente irregular", si Emasesa no acepta la impugnación

El tranvía en la avenida Ramón y Cajal, donde están previstas las obras de Emasesa previas a la ampliación de este transporte. El tranvía en la avenida Ramón y Cajal, donde están previstas las obras de Emasesa previas a la ampliación de este transporte.

El tranvía en la avenida Ramón y Cajal, donde están previstas las obras de Emasesa previas a la ampliación de este transporte. / Antonio Pizarro

El grupo Adelante Sevilla en el Ayuntamiento de Sevilla ha impugnado este martes ante el consejo de administración de Emasesa la adjudicación de las obras previas a la ampliación del tranvía a Nervión por supuestas irregularidades.

En el escrito presentado, el consejero de Adelante en esta empresa municipal Indalecio de la Lastra denuncia tres cuestiones y aclara que la Ley de Sociedades de Capital permite impugnar "los acuerdos sociales que sean contrarios a la Ley, se opongan a los estatutos o al reglamento de la junta de la sociedad o lesionen el interés social en beneficio de uno o varios socios o de terceros” (artículo 204.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital).

El portavoz de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, resume la iniciativa de su grupo. "Impugnamos este proyecto de Emasesa, primero, porque no entra dentro del objeto social de la empresa ya que esas tuberías no es necesario cambiarlas, todavía tienen una vida últil; después porque este proyecto fue adjudicado antes de que se aprobara el Plan Especial del tranvía y antes del proyecto constructivo, cuya fase de alegaciones acaba de terminar y, por último, por el arboricidio de casi 90 árboles que va a causar" el cambio de tuberías en esa zona, que son más de los 16 árboles que cita el proyecto, y que se sumarán a los 128 árboles afectados por la obra del tranvía.

Adelante Sevilla advierte que "de no aceptarse la impugnación en Emasesa, nos reservamos el derecho de acudir a la justicia ordinaria para pedir la paralización de este expediente irregular".

El primer motivo de impugnación de este contrato, adjudicado por medio millón de euros (527.297 euros), es que Emasesa "realiza inversiones que no proceden", ya que argumenta que lo hace para renovar redes antiguas en Ramón y Cajal, "pero los redimensionamientos y desvíos en el cruce de Ramón y Cajal con San Francisco Javier están claramente ligados al proyecto de ampliación del tranvía", "se realizan para reducir los costes de las afecciones del proyecto (del tranvía), que se traspasan directamente a Emasesa y, por tanto, se realizan inversiones que no proceden".

El segundo motivo que se aduce es que las obras previas de inicio de la ampliación del tranvía se licitaron antes de la aprobación del Plan Especial de ampliación del tranvía y se adjudicaron cuando aún no había concluido el procedimiento de calificación ambiental del proyecto del tranvía. "Y se ha procedido así pese a haberse presentado el pasado lunes 29 de Junio de 2020 numerosas alegaciones a dicha ampliación, y no estar aún acreditada la resolución de la financiación de la obra", reza el escrito.

El tercer motivo de impugnación se refiere a las consecuencias de la obra de Emasesa sobre el arbolado en la zona de actuación. En el escrito se denuncia que "en la memoria del proyecto no hay referencia alguna al arbolado afectado, salvo en los presupuestos, como ya viene siendo habitual en esta empresa municipal que, definitivamente, vemos imposible catalogar como verde”.  

En ese capítulo del presupuesto se dice (en el apartado "pavimentación saneamiento") que van a ser trasplantados 16 árboles de gran porte y se van a podar por obras 35, cuando en realidad, según Arbomap, la herramienta municipal sobre el arbolado de la ciudad, son casi 90 los árboles afectados en esa zona de Ramón y Cajal con San Francisco Javier. "Mucho nos tememos que, al igual que ha pasado en San José de Calasanz, tenemos nuevo arboricidio a las puertas".

"Esto demuestra la obsesión del gobierno municipal, y concretamente de Juan Espadas, de inaugurar algo antes de que acabe el mandato", lamenta González Rojas, quien señala que esta obra cuesta más de medio millón de euros que se añaden al coste del tranvía. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios