Sevilla

Los autobuses del aeropuerto de Sevilla están guardados por un problema con la ITV

  • Los vehículos no han podido pasar la inspección porque los sistemas eléctrónicos de las ITV de detección de averías no están adaptados a estos autobuses

  • El reciente cambio de normativa de inspección técnica de vehículos obliga a este nuevo procedimiento

Los autobuses del aeropuerto de Sevilla aparcados y sin uso en las cocheras de Tussam. Los autobuses del aeropuerto de Sevilla aparcados y sin uso en las cocheras de Tussam.

Los autobuses del aeropuerto de Sevilla aparcados y sin uso en las cocheras de Tussam. / D.S. (Sevilla)

Comentarios 6

Los autobuses de Tussam que prestan servicio en la línea del aeropuerto de Sevilla están guardados por un problema con la ITV que ha surgido a raíz del reciente cambio de normativa de las inspecciones técnicas de vehículos.

El problema es que los tres autobuses, modelo Solaris, no pueden dar servicio temporalmente porque no han pasado la ITV debido a que las estaciones de inspección no están adaptadas a la electrónica que traen estos vehículos, según ha explicado a este periódico el secretario general de CCOO de Tussam Miguel Pereira, a raíz de la denuncia de la Asociación Sindical de Conductores (ASC).

Al no estar adaptado el sistema, "cuando se le conecta al vehículo lo que hace es que avería la eléctrónica del autobús", explica Pereira. "Como es lógico la empresa no va a sacar esos vehículos sin la ITV pasada y por eso es un problema administrativo, no técnico. Los vehículos están en perfectas condiciones, pero no le pueden dar manualmente el visto bueno", aclara Pereira. La ITV tampoco no puede dar el visto bueno de manera manual. 

Tussam está negociando con DAF, que proporciona la tecnología a esos vehículos, y con los técnicos de ITV para ver cómo pueden solucionar ese problema. Al parecer el problema se ha solucionado en uno de los autobuses.

Qué cambia con la nueva normativa

La nueva normativa de la ITV, que entró en vigor en mayo de 2018, impone nuevos equipos para vigilar los sistemas electrónicos de seguridad y esta vigilancia se realiza con dispositivos electrónicos de diagnóstico que se conectan al puerto OBD del vehículo y permiten conocer el estado de los principales sistemas electrónicos de seguridad.

Con esta nueva herramienta no solo se pretende valorar si los dispositivos funcionan correctamente, también se buscan posibles manipulaciones.

El sistema OBD es la abreviatura de On Board Diagnostics (Diagnóstico de a bordo). Se trata de un sistema que verifica todos los sensores del vehículo y que desde los años 80 ha ayudado a los talleres en el diagnóstico de averías, La conexión de los sistemas OBD ha evolucionado desde la clásica conexión RS-232 hasta la conexión bluetooth y wifi que permite conectar al coche dispositivos como un ordenador, una tablet o un smartphone para hacer uso de este sistem, según explican los expertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios