Galerías gráficas 📷 ¿Has participado en la Carrera Nocturna? Búscate en nuestras galerías de fotos

Educación

La bajada de la ratio en los institutos de Sevilla por el Covid mejora las notas de los alumnos

  • La Junta defiende que también se debe al refuerzo de profesores para dotar de más recursos las clases

  • La disminución del número de estudiantes ha reducido la conflictividad escolar

Un instituto de Sevilla en el que este curso se ha adaptado el salón de usos múltiples como aula.

Un instituto de Sevilla en el que este curso se ha adaptado el salón de usos múltiples como aula. / Juan Carlos Vázquez

La bajada del número de alumnos por aula (la ratio) se ha convertido en un tema de debate las últimas semanas a raíz de la polémica suscitada en la comunidad educativa de Sevilla por el cierre de unidades públicas ante el descenso de la natalidad. Familias, sindicatos y partidos de la oposición exigen a la Consejería de Educación que dicha merma demográfica se aproveche para reducir esa relación y lograr, de esta forma, una enseñanza más individual y de mayor calidad.

Desde el departamento que dirige Javier Imbroda y, en concreto, la delegada territorial, María José Eslava, se ha incidido en que la ratio no es la panacea para mejorar los datos académicos, que siguen teniendo aún un amplio margen de mejora.

En mitad de esta polémica –que ha contado ya con una protesta por las calles el 10 de abril y con una manifestación en el Parlamento convocada para mañana–, se ha conocido un dato bastante interesante sobre cómo repercute la disminución de alumnos por aula en los centros de enseñanzas medias. Una realidad que ha provocado, en cierta forma, la pandemia del Covid, que obligó a la mayoría de los institutos sevillanos a llevar a cabo un importante (y complejo) cambio logístico cuando faltaban pocos días para el inicio de curso con el fin de evitar los contagios de coronavirus.

Para ello, muchos centros optaron por el modelo semipresencial rotatorio en el segundo ciclo de la ESO, lo que permitía disponer de más espacio físico para los estudiantes del primer y segundo curso, que se dividieron en grupos más pequeños para respetar la distancia sanitaria de un metro y medio entre los alumnos. Es decir, a la postre se efectuó una disminución de ratio cuyos resultados se han evidenciado tras los dos primeros trimestres: ha mejorado el rendimiento académico.

Balance de los dos primeros trimestres

Así lo afirma Pedro Arias, director del IES Albert Einstein y delegado en Sevilla de la Asociación de Directores de Instituto de Andalucía (Adian). “No hay datos oficiales, pero es una realidad que se vive en los centros y que hemos comentado los directores en distintas reuniones. Las calificaciones han mejorado los dos primeros trimestres en comparación con cursos anteriores, cuando la ratio en las aulas era más elevada”, asevera Arias, quien detalla que en algunos institutos con dos líneas (dos aulas por curso) se han dividido (de forma interna) en tres grupos para cumplir con las medidas sanitarias. De esta forma, si antes había dos clases con 30 estudiantes cada una, ahora hay tres con 20.

Esta reducción permite, por un lado, “una atención más individualizada” que redunda en mejores calificaciones académicas y, por tanto, que haya un menor número de alumnos con asignaturas suspensas. El segundo aspecto en el que incide la bajada de la ratio y que también resulta fundamental para el buen desarrollo del sistema público de enseñanza es, en palabras del delegado de Adian, la mejora de la convivencia. “Se ha constatado una menor conflictividad, con un clima de trabajo más óptimo entre profesor y estudiante, así como una mayor satisfacción por el trabajo desempeñado por los docentes”, abunda Arias.

El desdoble de aulas

La Consejería de Educación, por su parte, defiende que esta mejoría no obedece sólo a los cambios organizativos de los institutos, sino también a otros factores fundamentales que son consecuencia directa de las medidas aplicadas por la Administración autonómica para hacer frente al Covid en las aulas. Fuentes del departamento que dirige Imbroda hacen hincapié en la contratación de más de mil profesores de refuerzo (8.500 en toda Andalucía), que ha permitido el desdoble de las aulas, lo que a la postre incide en otro concepto que debe tenerse en cuenta: la relación del número de escolares por docente, que también contribuye a mejorar el rendimiento académico.

Queda ahora la incógnita de saber si este refuerzo se consolidará en los centros educativos los próximos cursos o si sólo permanecerá mientras dure la pandemia. Educación, por ahora, se limita a explicar que se trata de un incremento de plantilla “extraordinario” y que se está trabajando para seguir en esta línea “en función de los fondos disponibles”. En este sentido, recuerdan que para junio hay convocadas oposiciones a profesor de Secundaria, Bachillerato, FP y Educación de Régimen Especial para estabilizar 6.000 plazas en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios