Turismo de estadios

Betis: El Benito Villamarín como hotel, bar, club, escenario y hasta finca de boda

  • Desde la obra de 2017 los ingresos por ‘ticketing’ se han duplicado y los eventos dejan 2 millones de euros

  • El club de Heliópolis baraja una futura zona comercial o puntos de restauración permanentes en el estadio

El Betis es, entre otras muchas cosas, un producto turístico. De este convencimiento parte la estrategia de negocio que desarrolla en estos momentos el club y que se centra en la rentabilización de uno de sus principales activos: un estadio reformado, aunque aún está a medio acabar, cuyas últimas obras han permitido casi duplicar los ingresos en ticketing (abonos y más entradas) hasta alcanzar una cifra cercana a los 20 millones de euros anuales.

“Se criticó al club por invertir 15 millones de euros en mejorar el estadio justo cuando había necesidad de crecer en lo deportivo, pero era una obra necesaria y ahora se ve su rentabilidad, pues desde entonces hay 10.000 abonados más ”, apunta Ramón Alarcón, director general de Negocio del club verdiblanco. Pero su estrategia es más completa: el siguiente paso era meter al estadio, un activo singular, en un circuito turístico en alza en España y en Sevilla, de la mano de un sector con mucha proyección internacional, y una marca potente, la de LaLiga.

Taquillas del vestuario del Betis. Taquillas del vestuario del Betis.

Taquillas del vestuario del Betis. / Juan Carlos Muñoz

¿Y cómo se hace esto? La idea es aprovechar la singularidad del espacio para competir en el sector turístico convirtiendo el estadio en un club de negocio, un bar, una peña, un hotel para convenciones, un escenario para grandes conciertos y hasta una finca para bodas. De hecho, ya se ha celebrado algún enlace en el Benito Villamarín.

Ramón Alarcón, director general de Negocio del Betis. Ramón Alarcón, director general de Negocio del Betis.

Ramón Alarcón, director general de Negocio del Betis. / Juan Carlos Muñoz

El Betis ha sido el primer club de la ciudad en entrar en la Asociación de Empresas Turísticas de Sevilla (ASET) y trabaja de la mano de los organismos oficiales que gestionan el sector en la capital y la provincia para promocionarse. “Cualquier evento organizado en un estadio tiene un plus de emoción, de experiencia, de singularidad”, explica Alarcón. Por este concepto, el de los eventos, el Betis tiene actualmente ingresos que superan los dos millones de euros anuales. Los asientos premium del estadio han pasado en dos años de 570 a 1.150. Se trata del Gol Sur Premium, Gol Norte Lounge, palcos VIP de Fondo, Terraza Heliópolis y Palco presidencial.

El turista (también las empresas para acto corporativos) que llega al estadio buscando este trato especial crece cada año. Desde Japón y ahora México, al calor de jugadores como Guardado o Lainez, llegan muchos aficionados deseosos de llevarse la mejor experiencia. Y once empresas, entre ellas Reale, patrocinador, han alquilado el Benito Villamarín este año para convenciones. El club solicitó un partido de la selección, ya jugado, y la final de la Copa del Rey, citas que también ayudan a la proyección de este activo, del propio club “y de la ciudad, pues lo concebimos así, como promoción de Sevilla”, apunta Alarcón.Y los conciertos. La idea se puso en marcha a raíz de una petición de quien es considerado como uno de los grandes embajadores del Betis en el mundo: Alejandro Sanz, con el quien el club mantiene un trato deferencial, y que quiso iniciar este verano su gira en Heliópolis. A partir de junio, se han cerrado ya otras dos citas: Operación Triunfo y Manuel Carrasco y hay otras dos en negociación.

Homenaje a la afición en los asientos de las gradas de Heliópolis. Homenaje a la afición en los asientos de las gradas de Heliópolis.

Homenaje a la afición en los asientos de las gradas de Heliópolis. / Juan Carlos Muñoz

El trabajo en marketing y comunicación desempeñado por el club verdiblanco es muy reconocido y persigue aprovechar el sentimiento bético que trasciende de las fronteras de la ciudad para contar la historia del club y aumentar lo que hoy llaman el engagement, la fidelidad y el compromiso, con seguidores y clientes. Pero para ello hay asignaturas pendientes. “Queremos cerrar el círculo con un área comercial o puntos permanentes de restauración”, adelanta Alarcón.

Pero lo más inmediato serán las mejoras tecnológicas para facilitar la compra de entradas y reservas a través de plataformas digitales. En ello se trabaja ya con LaLiga. Y otras mejoras, como la del Betis Tour Experience, que se puso en marcha hace seis años y actualmente registra 8.000 visitantes anuales, una cifra que se espera multiplicar hasta los 50.000 en una primera fase con una nueva visita más actualizada y apoyada en las tecnologías y algo más que un rincón de leyendas y sala de trofeos, un museo “a la altura del club”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios