brote en Coria y La Puebla La infección del virus del Nilo carece de un tratamiento específico

Una sanitaria en un área de enfermedades infecciosas. Una sanitaria en un área de enfermedades infecciosas.

Una sanitaria en un área de enfermedades infecciosas. / M. G.

En un año, desde la listeriosis hasta los casos de meningoencefalitis notificados ayer, pasando por el Covid-19 de alcance planetario, se han sucedido las incidencias de carácter infeccioso en Andalucía y los especialistas en enfermedades infecciosas no dan abasto.

A falta de los resultados de la investigación en curso, los médicos prefieren ser prudentes sobre el nombre y apellido del microorganismo que ha causado, hasta ayer, 16 ingresos en el Hospital Virgen del Rocío por pacientes que manifiestan fiebre, cefalea y confusión a causa de una infección que afecta al cerebro (encefalitis) y a las membranas que lo envuelven (meningitis).

Los indicios, estima José Miguel Cisneros, jefe de Enfermedades Infecciosas del Virgen del Rocío, apuntan a que la causa de la meningoencefalitis se debe a una familia de virus conocida como "arbovirus" que son transmitidos por artrópodos –insectos y arácnidos, entre otros– y que, dentro de ellos, posiblemente sea el virus del Nilo Occidental, que es el "que con mayor frecuencia ocasiona brotes de esta infección en los países europeos". En caso de confirmarse tal hipótesis es la "picadura del mosquito el mecanismo de transmisión de la infección en el ser humano".

José Miguel Cisneros, jefe de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas del Virgen del Rocío. José Miguel Cisneros, jefe de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas del Virgen del Rocío.

José Miguel Cisneros, jefe de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas del Virgen del Rocío. / Efe

Brotes recientes en Nueva York 

La posibilidad de que, en efecto, sea el virus del Nilo el agente patógeno le parece plausible al jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen Macarena, Jesús Rodríguez Baño, "por la época del año y la zona" en la que se ha producido el brote. Este virus ya provocó "brotes importantes en Nueva York y otros lugares hace unos años", aunque no descarta que pueda tratarse también del virus Toscana, "que causa casos en nuestro país con cierta frecuencia" o de otros virus.

A la espera de concretarse con exactitud el microorganismo que motiva la meningoencefalitis, ambos médicos hablan de la inexistencia de un tratamiento específico y que, por tanto, ha de acudirse al llamado "tratamiento de soporte", es decir, al que actúa frente a los síntomas.

En cuanto al pronóstico de la enfermedad, "es muy variable, depende del tipo de virus y del paciente", explica Cisneros, quien añade que, en el caso de que la infección fuera por el virus del Nilo, "la evolución va desde la recuperación completa, que es común, hasta el fallecimiento, que puede alcanzar al 10% de los pacientes con meningoencefalitis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios