Comercio

Cierra tras 47 años Sabina, la tienda de bisutería de Tetuán

  • Las actuales propietarias ponen fin al negocio por jubilación

  • El local mide 10 metros cuadrados y ya hay interesados en hacerse con él

El local de Sabina con el cartel que anuncia su cierre. El local de Sabina con el cartel que anuncia su cierre.

El local de Sabina con el cartel que anuncia su cierre. / Antonio Pizarro

"Agradecemos a todos nuestros clientes estos 47 años". Se trata de la frase de despedida que exhibe estos días la fachada de la tienda Sabina, en la calle Tetuán. El negocio cerrará sus puertas el próximo 5 de enero, vísperas de los Reyes Magos. Se pondrá fin, así, a casi medio siglo de vida de un establecimiento de bisutería y complementos situado en un céntrico local de sólo 10 metros cuadrados y por el que ya se han interesado varias firmas. 

Ada y Sabina García Redondo son las propietarias de este establecimiento, que puso en marcha el padre de ambas, Francisco García Montero, dueño de la Joyería Montero. Al principio funcionaba como platería. García Montero se casó con Adelina Redondo, quien había regentado un negocio de alta costura. El local formaba parte de la antigua sede del Ateneo, en la calle Tetuán. Una vez que se traspasó a las hijas del matrimonio, se dedicó a la bisutería y los accesorios. 

A lo largo de estos 47 años han atendido a una amplia y variada clientela. No sólo de Sevilla, sino de diversos puntos de España. "Nos llegaron a proponer que creáramos una cadena y abriéramos tiendas en otras ciudades, pero con este negocio nos ha ido siempre bien y hemos disfrutado mucho, por lo que descartamos esa opción", recuerda Ada García, quien charla con este periódico mientras atiende a una de las clientes habituales. 

"Aquí han venido muchos turistas a fotografiar el interior. Les extraña que en tan poco espacio podamos vender tantos artículos", refiere esta comerciante. El local tiene una superficie de diez metros cuadrados. Sus paredes están completamente abigarradas de pendientes, broches, collares y anillos. Pocas veces se le ha sacado tanto provecho al metro cuadrado. Su fachada es otra de las características del local. Está revestida con cerámica trianera, de la firma Santa Ana. "Mi padre tenía mucha amistad con el arquitecto Antonio Delgado-Roig, quien la diseñó. Empleó la cerámica para que un espacio tan pequeño destacara en una vía tan amplia", detalla Ada García.

El local se encuentra en una de las vías comerciales más cotizadas de España

Ese negocio se encuentra situado en el centro de Tetuán, la milla del comercio sevillano, una de las vías más cotizadas de España, según los últimos estudios elaborados al respecto. Esta situación tan estratégica ha propiciado que varios inversores se hayan interesado en adquirirlo, ya sea mediante compra o alquiler, una posibilidad que aún no está concretada. 

Hasta el próximo 5 de enero, se podrán adquirir artículos en liquidación a muy buen precio. Los hay al 50% de su coste. El cierre llega por jubilación, asegura una de sus propietarias. Será el segundo que se produce en pocos meses en esta calle. Justo al lado, Noguel puso fin también a su actividad. Su local está ocupado ahora por una cadena especializada en la venta de gafas. Un ejemplo más de cómo el centro de Sevilla va perdiendo los nombres de comercios locales por firmas nacionales y extranjeras. 

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios