Provincia

Colapso en el Hospital de Osuna en plena cascada de dimisiones

El Hospital La Merced de Osuna. El Hospital La Merced de Osuna.

El Hospital La Merced de Osuna. / R. D.

Las doce camas de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Merced de Osuna están ocupadas, una situación que ha llevado recientemente a los responsables del centro a trasladar pacientes a la UCI del Hospital Macarena ante la falta de recursos suficientes en el hospital comarcal.  

La crítica situación en este centro, que ofrece cobertura hospitalaria a la zona este de la provincia de Sevilla, desde La Roda hasta La Puebla de Cazalla, se ha agravado las últimas semanas con la dimisión de gran parte de la cúpula directiva.

Los nueve supervisores de enfermería y los dos jefes de bloque han presentado dimisiones irrevocables, que serán efectivas a 31 de diciembre. Los trabajadores del centro, a través de la Junta de Personal, esperan aún explicaciones sobre esta dimisión en bloque, una situación que coloca al hospital en el “caos” en plena pandemia, según denuncian.

Los supervisores de enfermería tienen encomendadas, entre otras tareas, la organización de las plantillas de enfermeros en las plantas de hospitalización; es decir, la planificación de los turnos; la búsqueda de sustitutos ante bajas laborales, vacaciones, permisos, etcétera; la organización y provisión de materiales de cuidados enfermeros, entre otras.

Las dimisiones inciden en la organización de un centro que, pese a todas las medidas, se encuentra sobrepasado. La UCI está dotada con ocho camas pero los responsables hospitalarios han ido habilitando nuevos espacios como la sala de rehabilitación cardiaca que, hasta ahora, no estaban preparada para atender a pacientes encamados.  

Pese a las distintas medidas como la suspensión de cirugías programadas, y la habilitación de nuevos espacios para ubicar a pacientes críticos (las pacientes de Maternidad han sido trasladadas a Pediatría, entre otras medidas), la presión asistencial ha colapsado al hospital La Merced.

 “La población que tiene asignada este Hospital es muy amplia e incluye a poblaciones como Puebla de Cazalla que están ahora muy afectadas por el covid-19. Se han realizado obras de acondicionamiento y trabajamos en condiciones óptimas, con sistemas de protección suficientes, pero aún así estamos muy sobrecargados. La UCI está ocupada al 100%”, explica el portavoz de Satse en La Merced.

El Distrito Sanitario Este, que incluye a los municipios más afectados en esta segunda ola del coronavirus (Écija, Casariche, La Puebla de Cazalla, entre otros) abarca una población muy extensa de la provincia de Sevilla que tiene como centro de referencia el Hospital La Merced.

“En este Distrito Sanitario, con municipios como Osuna, Écija, y Marchena, y con localidades muy golpeadas en esta segunda ola, las medidas del SAS no han sido suficientes. El Hospital La Merced está colapsado”, añade Reyes Zabala, portavoz de Satse en Sevilla.

La primera dimisión en el centro se produjo hace dos semanas y la presentó el director médico; y poco después se ha sucedido la dimisión del director económico, y de la subdirectora económica. Estas dimisiones en la cúpula directiva serán efectivas a 30 de noviembre.

“Los representantes de los trabajadores pediremos de nuevo explicaciones ya que, de momento, no nos dan respuesta. Esta falta de supervisores y de directores sumirá más en el caos al centro en una situación muy crítica", advierten.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios