Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

La comisaría del Polígono Sur vuelve a enquistarse tras diez años de espera

  • Las administraciones buscan nueva ubicación para la sede de la Policía Nacional Una modificación en el PGOU obliga a enterrar un proyecto que se anunció como desbloqueado.

La comisaría de la Policía Nacional en el Polígono Sur, ese edificio que en teoría iba a entrar en los presupuestos generales del Estado de 2015 para que las obras se iniciaran cuanto antes, vuelve a ser un proyecto más cercano a la ciencia ficción que a la realidad. No parecen haber sido suficientes ocho años de espera desde que se firmase el convenio para la construcción de la comisaría, ni diez si se quiere contar desde el anuncio hecho en 2004 por el anterior comisionado, Jesús Maeztu. La futura sede de la Policía Nacional en el barrio vuelve al punto cero, es decir, a la nada. 

Cuando parecía que estaba ya decidido y asumido por todos que la comisaría se levantaría en un solar de la Ronda de la Oliva, la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA, la antigua EPSA), dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta, pidió que se rectificara el convenio. AVRA quería incluir la obligación del Ayuntamiento de modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) porque la parcela tenía en el plan un uso diferente al que debía tener. 

El Consistorio aseguró que modificaría el PGOU para desbloquear la comisaría, pero parece que estos trámites se podrían prolongar demasiado en el tiempo. Tanto que las administraciones han optado por desechar del todo el proyecto en el que llevaban trabajando una década y empezar de cero con otro. Así que ahora el Gobierno central, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla andan a la búsqueda de un solar que no tenga las trabas burocráticas del otro y en el que se pueda levantar la comisaría de una vez por todas en un plazo razonable de tiempo. 

Lo explicó en un par de frases la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero. "El asunto de la comisaría se ha complicado y no se va a poder hacer de inmediato. Estamos estudiando otras opciones para poder ubicarla en otro lugar", dijo Panadero a la prensa al término de la reunión de la comisión interadministrativa del Polígono Sur, celebrada este martes en el centro cívico El Esqueleto y presidida por la comisionada, María del Mar González. Al encuentro también asistieron el alcalde, Juan Ignacio Zoido; el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios; el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez; el del distrito Sur, José Luis García; y el delegado del Gobierno de la Junta, Francisco Javier Fernández. 

Lo que nadie explicó, y es difícil de entender por mucho que alguien lo hiciera, es por qué las administraciones trabajaban desde el año 2010 en un proyecto de comisaría en un solar de la Ronda de la Oliva y la Junta tardó cuatro años en pedir la modificación del PGOU. Lejos de culparse unos a otros de los retrasos de la comisaría, como ocurrió cuando ésta se quedó fuera de los Presupuestos Generales del Estado, los representantes de las tres administraciones fueron muy cordiales entre ellos y dieron la imagen que la comisionada del Polígono Sur lleva pidiendo desde que llegó: la de, al menos de cara a la opinión pública, un trabajo coordinado entre las tres administraciones. 

Quizás por eso la subdelegada del Gobierno marcó una raya y zanjó la pelea sobre la comisaría para anunciar que se busca un nuevo solar que satisfaga a todos. Según Panadero, son varias las opciones que se están manejando pero hay una que cuenta ya con muchas posibilidades para ser la nueva ubicación de la sede policial del barrio. Ni la subdelegada ni la comisionada quisieron desvelar cuál es ese lugar ni tampoco explicaron el porqué de tanto secretismo, lo que induce a pensar que quizás el asunto no esté tan avanzado como anunciaron. 

La comisaría de la Policía Nacional no es el único asunto que ha enfrentado en los últimos meses a las administraciones en el Polígono Sur. También lo ha sido el plan de empleo, que tiene una subvención de 1,5 millones de euros que podría perderse por la retirada del medio millón de euros que iba a aportar el Ayuntamiento. Pero este asunto sigue pendiente y apenas se trató este martes, pese a que falta menos de un mes para tomar una decisión antes de que se pierda la ayuda. 

El objetivo de la reunión de este martes era dar un giro al plan integral, que hasta ahora se había centrado en intervenciones de caracter urbanístico. "Es hora de que dejemos lo urbano para centrarnos en lo humano", apuntó la comisionada, que anunció un mayor trabajo con las familias del barrio y el refuerzo de varios equipos de psicólogos y trabajadores sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios