Regulación de taxis y VTC en Andalucía

El conflicto de los taxistas con los VTC impide un acuerdo más amplio con la Junta

  • Las patronales del sector siguen sin aceptar las estaciones base propuestas por Fomento como compensación al plazo de precontratación de una VTC

  • Han consensuado ocho de las diez medidas para la convivencia de ambos negocios

Una de las protestas protagonizadas por el sector del taxi por el conflicto con los VTC. Una de las protestas protagonizadas por el sector del taxi por el conflicto con los VTC.

Una de las protestas protagonizadas por el sector del taxi por el conflicto con los VTC. / José Manuel Vidal / EFE

Comentarios 10

El intento del nuevo Gobierno andaluz por alcanzar la paz entre los taxistas y los VTC se ha logrado a medias. La reunión mantenida este viernes entre el director general de Movilidad de la Consejería de Fomento, Mario Muñoz-Atanet, y las patronales del sector del taxi -Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), la Confederación de Taxis de la Costa del Sol y la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi- se ha saldado con el acuerdo en ocho de las diez medidas planteadas en el borrador que la Administración autonómica les entregó el 2 de abril. Sin embargo, los puntos más conflictivos continúan sin resolverse. 

El más polémico de todos concierne a las estaciones base que Fomento propone en el perímetro de las ciudades como compensación a los plazos de precontratación para las VTC que exigen los taxistas.

Ya en su día la consejería que dirige Marifrán Carazo explicó que la Junta carece de competencias para establecer un tiempo mínimo para solicitar el servicio de un vehículo de alquiler con conductor. De hecho, existen precedentes en otras comunidades en las que tal medida ha sido abortada por la Justicia. 

Un taxi presta servicio por las calles del centro de Sevilla. Un taxi presta servicio por las calles del centro de Sevilla.

Un taxi presta servicio por las calles del centro de Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Por tal motivo, se propuso fijar unas paradas de VTC en las afueras de los núcleos urbanos de donde han de partir estos vehículos cuando se les reclame y a las que volverán en caso de no tener otro servicio precontratado.  

La pretensión de establecer un tiempo mínimo de contratación de los VTC fue respaldada por el Ayuntamiento de Sevilla, que elevó tal petición a la Junta de Andalucía, al considerar que esta administración es la que tiene la competencia en la regulación de ambos sectores. En una reunión mantenida por el concejal de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, con las tres asociaciones mayoritarias del taxi se acordó que este periodo fuera de entre 30 y 60 minutos, idea que finalmente descartó Fomento por las razones mencionadas. 

Éste sigue siendo el principal punto caliente que impide que el acuerdo entre la Junta de Andalucía y los taxistas sea pleno. Pero no es el único. También se muestran contrarios a los porcentajes propuestos en el borrador inicial sobre los vehículos ECO (híbridos y eléctricos) en las empresas de VTC con más de cinco autorizaciones y en la adaptación de al menos un 5% de la flota para usuarios con movilidad reducida para las compañías con más de 15 vehículos. 

Un VTC y un taxi en la Glorieta del Cid. Un VTC y un taxi en la Glorieta del Cid.

Un VTC y un taxi en la Glorieta del Cid. / Juan Carlos Vázquez

Por contra, según la Consejería de Fomento, se ha conseguido un consenso sobre ocho propuestas que contribuyen a modernizar el sector del taxi y hacerlo más competitivo. Entre estas medidas se encuentra la posibilidad de ofrecer un precio cerrado al cliente en los servicios precontratados (como hacen las empresas Uber y Cabify, pertenecientes a los VTC), realizar servicios compartidos (es decir, que varios usuarios hagan un trayecto juntos y que se pague por plaza), intensificar las labores de inspección un 50%, crear una web de control andaluza que contribuya a cumplir la legislación, la firma de convenios de colaboración entre la Junta y los ayuntamientos para colaborar en la formación de las labores de inspección, la implantación de programas de transporte con los que se atienda la demanda en el medio rural y exigir al Estado que equipare la capacitación de los conductores de VTC a la de los taxistas

Este periódico se ha puesto en contacto con varios representantes del sector del taxi para conocer su versión sobre la reunión mantenida este viernes -que ha durado más de cinco horas- pero ninguno de ellos ha querido hacer declaraciones. No obstante, el vicepresidente de la FAAT, Fernando Morales, sí ha confirmado Europa Press la negativa del sector a aceptar las estaciones bases propuestas para los VTC, por lo que insisten en establecer un plazo mínimo para contratar sus servicios, además de "matizar" todavía algunas de las medidas del borrador. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios