La evaluación en la enseñanza superior

La Consejería de Universidades pide que los exámenes del primer cuatrimestre sean presenciales

  • La Agencia del Conocimiento advierte que las pruebas virtuales "dañan la confianza" en la enseñanza superior

  • La UPO deja la decisión en manos de los docentes y la US mantendrá el formato establecido antes de las últimas restricciones

  • La asamblea andaluza de alumnos apoya la evaluación telemática para evitar desplazamientos y alquileres

Estudiantes se lavan las manos con hidroalcohol en los exámenes de Selectividad de julio.

Estudiantes se lavan las manos con hidroalcohol en los exámenes de Selectividad de julio. / Juan Carlos Muñoz

La Consejería de Universidades que dirige Rogelio Velasco propone a las autoridades sanitarias que permitan que los exámenes del primer cuatrimestre en la enseñanza superior andaluza sean presenciales. Así lo ha solicitado la Agencia Andaluza del Conocimiento, órgano dependiente del citado departamento, que ha elaborado una serie de peticiones a la Consejería de Salud para tenerlas en cuenta en caso de que, pasadas las fiestas navideñas, hubiera que establecer medidas restrictivas por culpa de la pandemia que limitaran la movilidad de los alumnos. 

En concreto, la referida agencia propone que se permita "la celebración de pruebas de evaluación presenciales, con todas las especiales medidas preventivas de salud pública que fueran necesarias". A esta petición se unen otras como la movilidad de estudiantes para realizar actividades individuales de prácticas externas curriculares y de trabajos de fin de grado o máster, así como tesis doctorales que requieran desplazamiento.

También piden que se permita la presencia de alumnos universitarios en centros de trabajo públicos y privados cuando realizan prácticas externas curriculares. "El éxito de estas prácticas en un contexto de emergencia social requiere especialmente en algunos ámbitos (sanitario, educativo o asistencia social) la colaboración expresa de las autoridades públicas competentes en cada uno de ellos", subraya la agencia.

De igual modo, solicitan la presencia de estudiantes de manera individual en laboratorios, instalaciones experimentales, espacios naturales, archivos, bibliotecas u otros entornos similares donde puedan desarrollar sus trabajos de fin de grado, máster y tesis doctorales.  

Clases virtuales desde noviembre

Muchas de estas medidas ya se concedieron en las restricciones fijadas por la Junta de Andalucía a principios de noviembre, ante la escalada de la segunda ola del Covid, cuando el número de contagios en la provincia de Sevilla superaba los 2.000 diarios. Sólo las prácticas son desde entonces presenciales. Las clases teóricas se convirtieron en virtuales. La Universidad Pablo de Olavide (UPO) ya adelantó hace unos días que mantendrá tal modalidad hasta después de Semana Santa. La Universidad de Sevilla (US), por su parte, está a la espera de que el Gobierno andaluz cambie tales disposiciones -en las últimas medidas para la Navidad no se hablaba del sistema universitario- para retomar la semipresencialidad con la que comenzó este curso. 

Lo que permanece en la duda, por ahora, es qué pasará con los exámenes del primer cuatrimestre. La UPO dejó en manos de los docentes de cada asignatura la decisión: hacerlos on line o presenciales. Aunque, eso sí, la opción que se tome debe ser común para todas las líneas de una misma materia. En la US, la directriz que existe al respecto es mantener el formato que el profesorado tenía previsto para dichas pruebas antes de las restricciones de noviembre. Los exámenes presenciales en ambas instituciones vendrían acompañados de un riguroso protocolo de seguridad e higiene para evitar contagios, similar al establecido para la Selectividad de 2020.

La Agencia del Conocimiento expone que "los formatos no presenciales de evaluación suponen en muchos casos una mayor tensión, dificultan la correcta identificación de los estudiantes y las garantías de aislamiento durante la prueba, y son mucho más sensibles a incidencias e interferencias técnicas y de conectividad".

En su defensa de los exámenes presenciales añade que "la generalización absoluta de la realización de pruebas no presenciales ha suscitado críticas que dañan la confianza en las instituciones universitarias y restan valor al gran esfuerzo realizado para garantizar la calidad de la docencia y la evaluación de los aprendizajes".

Descontento de los alumnos

Las peticiones de la Agencia del Conocimiento no han sido acogidas favorablemente por el alumnado universitario, representado en la Asamblea de Consejos Universitarios de Andalucía (ACUA), que cuestiona en un comunicado la razón en la que se basa el referido órgano de la Junta para solicitar que las pruebas del primer cuatrimestre sean presenciales: la evaluación telemática "supone más problemas debido a que no está tan trabajada como la tradicional". Frente a este argumento, la ACUA explica que las pruebas on line pueden ser también "una alternativa igualmente válida". Para ello, subraya que la mayoría de las asignaturas se están desarrollando con este formato desde noviembre.

Además, alegan que, pese a que las universidades se han convertido en entornos seguros durante esta pandemia (los bajos datos de contagio de las universidades sevillanas lo demuestran), los medios de transporte para llegar a ellas "no lo son". "Se pone en riesgo, de forma innecesaria, a la comunidad educativa", refiere la ACUA. 

A ello añaden que "no se contempla la situación de aquellos estudiantes que con motivo de realizar los exámenes de manera presencial deben costearse un alquiler en un piso o residencia tan solo para unos días", ya que muchos viven en su domicilio habitual desde que las clases son telemáticas. 

Por todos estos motivos, piden a los rectores que se tenga en cuenta la opinión de los alumnos a la hora de decidir por la modalidad de examen y que ésta sea"acorde" con el formato en el que se ha impartido la asignatura los últimos meses. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios