Contenido ofrecido por Farmacia Ribera

6 consejos imprescindibles para conciliar el sueño todas las noches

Consejos para un buen sueño. Consejos para un buen sueño.

Consejos para un buen sueño.

La dificultad para conciliar el sueño es, por desgracia, un problema que cada año afecta a más personas, sobre todo en los países occidentales debido, en gran medida, al estrés y la ansiedad. Durante los últimos 40 años de historia hemos visto cómo este problema se incrementaba llegando a afectar a millones de personas en todo el mundo.

Y es que poder conciliar sueño es un elemento indispensable para salud de cualquier persona, ya que mediante estas horas en las que le damos mucho más que un descanso a nuestro cerebro, se llevan a cabo una serie de procesos que son la base para que todo nuestro organismo funcione a la perfección.

Está claro que dormir y poder disfrutar de un sueño reparador es algo a lo que todos deberíamos tener acceso, sin embargo, muchas personas se enfrentan cada día a la imposibilidad de conciliar el sueño una vez que se meten en la cama. Para ayudar a todas estas personas, en el día de hoy hemos querido recopilar una serie de consejos que resultan imprescindibles y que pueden ayudar muchísimo a que cualquier persona concilie el sueño con mayor facilidad.

Alimentación saludable e hidratación constante

Uno de los puntos más importantes para conseguir conciliar el sueño de manera rápida y eficaz es, sin duda, mantener una alimentación saludable, en la que podamos mantenernos bien alimentados e hidratados. Así, debemos priorizar la ingesta de alimentos de origen vegetal (verduras, frutas, hortalizas y legumbres) y evitar a toda costa los alimentos ultra procesados, las bebidas azucaradas y el alcohol.

La base de un sueño reparador parte también de que nos mantengamos bien hidratados durante todo el día, ya sea mediante agua o mediante infusiones de té o de cualquier otra hierba que nos guste.

Establecer horarios y rutinas

Otro de los aspectos más relevantes para poder conciliar el sueño es tener una serie de rutinas y horarios para que el cuerpo se acostumbre a ello y nos pida dormir. Para esto, es importante intentar levantarse y acostarse todos los días a la misma hora, además de tener horarios, por ejemplo, de comidas o para hacer deporte.

Contar con una rutina diaria no tendrá efectos positivos el primer día, sin embargo, a partir de que llevemos un par de semanas con ellas, veremos cómo el cuerpo empieza a demandar el horario de ir a dormir.

Cuidar el entorno en el que dormimos

Para conciliar el sueño con mayor facilidad es muy importante que cuidemos el lugar donde dormimos. Para esto, es necesario mantener bien ventilada la habitación, para que se renueve el aire y se eliminen impurezas, así como eliminar cualquier tipo de estímulo antes de dormir.

En este sentido, es una muy buena idea eliminar las lámparas, televisiones o cualquier otro tipo de elemento electrónico que emita luz o sonido y priorizar el uso de iluminación indirecta y suave, para propiciar que el cuerpo asocie este lugar como una zona donde únicamente vamos a dormir.

De igual forma, es aconsejable no utilizar la televisión o el móvil justo antes de dormir, para evitar tener una distracción sobre el propio hecho de conciliar el sueño.

Mantener una temperatura agradable

Otra de las claves para conciliar el sueño con más facilidad es intentar mantener una temperatura estable en la habitación que dediquemos al dormitorio. En este sentido, tanto en verano como en invierno intentaremos que la zona donde tenemos la cama se encuentre siempre entre los 18 y los 21 grados.

Con estas temperaturas se sabe que las personas no solo tendemos a conciliar el sueño más rápidamente, si no que nuestros niveles de sueño llegan a sus niveles máximos, por lo que contamos con un descanso diario mucho más reparador.

El ejercicio físico, un gran aliado

Otro gran aliado para conciliar el sueño es el ejercicio físico. Al contrario de lo que se suele pensar, no hace falta que el ejercicio físico sea de alto impacto, sin embargo, sí debemos preocuparnos por realizar, al menos 30 minutos de ejercicio al día.

Podemos desde realizar deportes al aire libre como el ciclismo, hasta echar unos partidos de pádel o asistir a una clase de yoga o pilates. Lo importante es acostumbrar a nuestro cuerpo a que debe estar descansado para poder tener energía al día siguiente para realizar el ejercicio necesario.

Melatonina, un remedio natural para conciliar el sueño

Finalmente, el último recurso al que os recomendamos que acudáis es a algún complemento alimenticio natural que incluya melatonina combinada normalmente con Vitamina B6 y plantas medicinales relajantes como pueden ser la Camomila, la Valeriana o la Lavanda. Tomando esta combinación natural una hora antes de acostarnos, notaremos cómo nos relajamos mucho más y nos es más sencillo conciliar el sueño, siguiendo también los demás consejos.