Coronavirus

El presidente del Colegio de Médicos de Sevilla hace un llamamiento a la responsabilidad individual en Navidad

  • Recomienda celebrar cenas y comidas con los "familiares habituales" y considera que se le debería de dar "más espacio horario" a la hostelería

Decenas de personas se concentran en el entorno de las 'setas' de la Encarnación. Decenas de personas se concentran en el entorno de las 'setas' de la Encarnación.

Decenas de personas se concentran en el entorno de las 'setas' de la Encarnación. / Juan Carlos Vázquez

"Mejor estar una Navidad mucho más cercenados, aunque sean más tristes, a que haya algunos que, por desgracia, no tengan ninguna Navidad más", advierte desde el Colegio de Médicos de Sevilla su presidente, el doctor Alfonso Carmona, que destaca la "mayor concienciación" de la ciudadanía como la clave de la caída del número de contagios. 

A escasas dos semanas para la celebración de las fiestas navideñas, y con la curva de casos de Covid-19 en descenso en la provincia, desde la entidad aplauden las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno andaluz, aunque con matices, e instan a la población a no relajarse.

En este sentido, Carmona recomienda que las comidas y cenas navideñas se restrinjan al núcleo de familiares más cercanos para evitar riesgos. "Creo que es mucho más beneficioso para todos y que, incluso, demuestra un mayor cariño por el gran sacrificio de no estar con personas que quieres por su bien y por el tuyo, evitando así que después tengamos que, por desgracia, lamentarnos, en algunos casos, de una forma trágica", señala. 

El doctor Alfonso Carmona, en uno de los centros IHP Pediatría. El doctor Alfonso Carmona, en uno de los centros IHP Pediatría.

El doctor Alfonso Carmona, en uno de los centros IHP Pediatría. / José Ángel García

Respecto a otras actividades típicas de esta época que se aproxima, sobre todo las que se realizan al aire libre, como las culturales, las compras, los regalos o la consumición en terrazas, entre otras, el presidente de los médicos sevillanos considera que "no debe haber problema en que se sigan realizando", cumpliendo las necesarias medidas de protección. En este punto, muestra su apoyo al Gobierno andaluz respecto a las nuevas medidas anunciadas desde este sábado hasta al próximo 10 de enero, aunque difiere de ellas en el caso de la hostelería, donde, considera, "se debería de dejar un mayor espacio por la noche".

"En el caso de los comercios, entiendo que, con las nuevas medidas, hemos mejorado muchísimo y así se tenía que haber hecho antes. No era de recibo abrir sólo hasta las seis de la tarde teniendo en cuenta que la mayoría de personas trabaja por la mañana y al final suponía una mayor aglomeración en el corto espacio de tiempo de la tarde en el que permanecían abiertas. Por otro lado, en lo referente a la hostelería veo bien el cierre a las seis, pero luego se debería de dejar un mayor espacio por la noche. Creo que un establecimiento donde se extremen las medidas de seguridad, la posibilidad de contagio es muy baja y, si se está en la calle, mucho menor", argumenta.

Carmona destaca la "mayor concienciación" de la ciudadanía como la clave de la situación actual de la pandemia

Con todo, el colectivo de facultativos considera "muy positivo" todo lo decidido por las autoridades políticas para haber logrado llegar a la situación actual de desescalada en el número de contagios diarios e ingresos hospitalarios. "Creo que son unas medidas muy buenas, que han conseguido frenar la expansión del virus, pero, sobre todo, valoro muy positivamente que han hecho posible concienciar a la ciudadanía de que tiene que cuidarse y evitar la exposición a la enfermedad, respetando las distancias y manteniendo las medidas higiénicas. Eso es para mí una gran alegría porque nos hace descansar un poco de la presión asistencial que hemos tenido hasta ahora", afirma.

Respecto a la inminente vacunación, Alfonso Carmona considera que las líneas maestras anunciadas por el Ministerio de Sanidad "están muy claras y son las correctas", descarta la obligatoriedad y apuesta por "estimular" a la población para que acceda a vacunarse. "Una vacuna nunca debe ser obligatoria. Distinto es que por cuestiones laborales o de cualquier otro tipo estar vacunado se convierta en una condición necesaria. Yo creo que es mucho mejor estimular a la gente para que se vacune y haga las cosas bien a obligar. Lo que tenemos que hacer es despejar dudas de la vacuna. Es como cualquier otra que está en el mercado, que se ha hecho más rápidamente, pero cumpliendo todos los trámites que tiene que pasar una vacuna. Las reacciones alérgicas, como se está escuchando ahora, pasan con cualquier vacuna o medicamente, pero no por eso no son seguras", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios