Coronavirus

El alcalde de Sevilla llama al confinamiento domiciliario voluntario

El alcalde de Sevilla, Juan  Espadas, en un acto reciente.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en un acto reciente. / Juan Carlos Vázquez

Ya lo indicaron los datos de la evolución de la pandemia el pasado viernes y fue confirmado al día siguiente por el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre. La capital sevillana cerrará perimetralmente sus entradas y salidas a partir de este miércoles, fecha en la que se actualiza la aplicación de medidas restrictivas a nuevos municipios, tal y como indican las nuevas directrices sanitarias de control de la expansión del virus.

Sevilla se convierte así en la última capital de provincia andaluza en aplicar este confinamiento municipal con una tasa que, a la espera de la actualización que se publicará a lo largo de la mañana, alcanzó el viernes los 519,3 casos por cien mil habitantes. 

Ante esta situación, el alcalde Juan Espadas ha hecho este lunes un llamamiento al confinamiento domiciliario individual porque "la única medida efectiva para reducir drásticamente los contagios es no salir de casa y limitar el contacto social a lo imprescindible". En declaraciones en el programa La mañana de Andalucía de Canal Sur Radio, el regidor sevillano ha hecho hincapié en la necesidad de una "mayor acción individual" para doblegar la curva ascendente de contagios más allá de un adelanto horario del toque de queda.

"Yo creo que las medidas más contundentes son que asumamos que tenemos que reducir nuestros contactos sociales, asumamos a nivel individual reducir salidas o circunstancias que no sean esenciales y por tanto permanecer en casa el mayor tiempo posible y tener el menor volumen de interacción social porque ahí es donde se producen los contagios. Creo que son las medidas que de verdad dan más resultado. Y que se generalicen por todos. Puede que con ganar unas horas en el toque de queda pensemos en una mayor tranquilidad, pero si en el resto de horas hacemos lo que no se puede hacer, el resultado será el mismo", subraya Espadas. No obstante, aclara que "si la incidencia sigue subiendo habrá que tomar medidas más drásticas, pero se han tomado a niveles mas altos".

De momento, el cierre perimetral permanecerá en vigor 14 días a partir del miércoles, que es el tiempo que se toma la Junta para revisar la situación y las medidas impuestas para reducir los casos de coronavirus en esta tercera ola. Eso quiere decir que Sevilla estará cerrada al menos hasta la semana del 8 de febrero. Si la tasa de incidencia siguiera subiendo en la capital, el cierre puede no sería la única medida que se adoptara ya que, en el caso de que se superaran los 1.000 casos por cien mil habitantes se procedería además al cierre de toda actividad no esencial, que afecta fundamentalmente a la hostelería.  

Por su parte, el alcalde ha destacado, igualmente, que, pese a que "la situación ahora es muy complicada como en el resto de Andalucía", los datos obtenidos de las estaciones de agua residuales urbanas indican "una cierta  estabilización". "En cualquier caso no es suficiente para saber si eso significa que hemos alcanzado o no el pico", matiza el regidor.

Espadas se ha pronunciado además sobre la polémica de la vacunación de alcaldes, concejales, consejeros autonómicos y demás funcionarios públicos y hasta altos mandos militares. "Por mi parte no hay justificación que se hayan colado por la vía del protocolo. Si los expertos sanitario hubieran considerado aplicar el criterio de las personas con responsabilidades importantes, yo hubiera sido el primero en confiar en ese criterio, pero no lo han dicho. Lo que se espera de un responsable público es que cumpla con las normas y no que se las salte y encima intente justificarla. Por lo tanto por mi parte no puedo justificar esas cosas que han visto y creo que quien las hace las tiene que pagar", ha concluido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios