Coronavirus en las residencias de Sevilla

La federación de mayores exige la evacuación de los contagiados a hospitales

  • El presidente Martín Durán reitera que la medicalización de residencias no funciona y denuncia que en la última semana cada hora y media ha muerto un mayor en las residencias andaluzas   

Traslado hospitalario de una persona mayor en Sevilla.

Traslado hospitalario de una persona mayor en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

La Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM) ha reiterado que la medicalización de residencias no está funcionando y que para frenar la cifra elevada de muertes de mayores en estos centros es necesario evacuar a centros sanitarios a los contagiados porque la Junta debe "garantizar que los mayores reciben las mismas atenciones que cualquier ciudadano".

La tasa de letalidad de los mayores es del 19,80% en estos centros, frente al 1,60% de letalidad de la población en general

La federación señala que en la primera ola el número máximo de residencias medicalizadas no excedieron de 30, y en esta segunda ola ya vamos por 51. "Significativamente el número de centros de evacuación fue superior en la primera ola a la segunda", afirma su presidente Martín Durán.

Ante la noticia de que la Junta de Andalucía esta actuando de forma diferente en esta segunda ola con respecto a la primera en algunas residencias, en lo referente al traslado de residentes a hospitales, la FOAM reclama "transparencia" y que la administración facilite los siguientes datos de esta segunda ola desde el 30 de agosto hasta la fecha:

  • Número acumulado de residentes contagiados atendidos en cada residencia y residencia medicalizada desde su medicalización hasta la fecha
  • Número acumulado de residentes fallecidos en cada residencia y residencia medicalizada desde su medicalización hasta la fecha
  • Número acumulado de residentes trasladados a hospitales o centros de evacuación en cada residencia y residencia medicalizada desde su medicalización hasta la fecha

La FOAM explica que la medicalización no funciona porque faltan medios materiales y personal en las residencias. "Las residencias medicalizadas no se convierten en hospitales ni humanamente ni tecnológicamente ya que carece de los medios necesarios. Los medios materiales con los que cuenta una residencia medicalizada suelen ser oxígeno, suero fisiológico y medicación (entre ella la destinada a cuidados paliativos) poco más y un equipo humano muy disminuido".

En la última semana han fallecido 113 personas en residencias de mayores, o lo que es lo mismo, cada hora y media ha muerto un mayor en las residencias andaluzas  

La federación advierte sobre la elevada cifra de muertes que se dan en las residencias andaluzas en relación al resto de la población. Según los últimos datos facilitados por la Junta de Andalucía en las residencias de mayores han fallecido 1.095 personas a consecuencia del Covid-19, con lo que la tasa de letalidad es del 19,80% en estos centros, frente al 1,60% de letalidad de la población en general.

Hay actualmente 290 centros de mayores con contagios, un total 2.342 residentes y 1.083 trabajadores se encuentran contagiados, 221 residentes están hospitalizados, hay 6 centros de evacuación y 51 residencias de mayores se encuentran medicalizadas. En la última semana han fallecido 113 personas en residencias de mayores o lo que es lo mismo 16,14 personas diarias, cada hora y media ha muerto un mayor en las residencias andaluzas.   

La federación recuerda que los protocolos de la Consejería de Salud de la Junta establecen que en el momento en que en una residencia se produce un contagio se proceda a la sectorización de la misma (separar los contagiados de los no contagiados en sectores diferentes). De seguir los contagios se procede a la medicalización de la residencia “procediéndose a la adaptación clínica del espacio residencial y la coordinación asistencial con servicios de Medicina Interna del hospital de referencia. Para aquellos casos que por su complejidad o condiciones clínicas requieran atención médica presencial, a través del desplazamiento de los Equipos de Salud del Centro Sanitario de referencia, de los Servicios de Urgencia y cuando sea necesario de los Servicios Hospitalarios. Para poner en marcha los tratamientos necesarios (administración de medicación parenteral, oxigenoterapia…) así como la vigilancia y control de síntomas durante el tratamiento y evolución de los pacientes, se han dotado a las residencias de las necesidades profesionales y materiales para dar respuesta a esta necesidad”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios