Coronavirus Sevilla

¿Cuándo saldría Sevilla del confinamiento según los requisitos que exige la OMS?

  • Sevilla no cumple los requisitos de la Organización Mundial de la Salud, pero sí cuenta con buenos criterios epidemiológicos para poder empezar a ser desconfinada con un incremento de nuevos casos por debajo del 2%, el aumento de camas libres en las UCI y un porcentaje de hospitalizaciones por el virus en torno al 10%

Una señora en silla de ruedas cruza una solitaria avenida de Sevilla. Una señora en silla de ruedas cruza una solitaria avenida de Sevilla.

Una señora en silla de ruedas cruza una solitaria avenida de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

En pleno debate sobre la desescalada del estado de alarma, empiezan a surgir las dudas sobre cuál es la situación concreta de la pandemia en cada territorio y cuáles serán los efectos de ese fin progresivo de las medidas de confinamiento. El pasado viernes ya se celebró una importante reunión entre Sanidad y las autonomías para valorar la evolución epidemiológica del coronavirus en el ámbito hospitalario -con la fijación de unos primeros indicadores de referencia para ir afrontando el desconfinamiento- y este mismo sábado ha sido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ya ha situado el 2 de mayo como fecha clave para la normalización (permitiendo paseos y hacer deporte) y, en esa misma comparecencia, ha emplazado al próximo martes para conocer el Plan de Desescalada que se abordará en Consejo de Ministros y que este mismo domingo se debatirá con los presidentes autonómicos con objeto de pulirlo el lunes con los técnicos.

Con el horizonte planteado por el Gobierno de que la desescalada se desarrolle "durante todo el mes de mayo" y probablemente junio, según las palabras de Sánchez, sigue en el aire la posibilidad de que pueda avanzarse a diferente ritmo a nivel local según la situación específica del Covid-19. En todos los casos, y al margen de los indicadores y normas concretas que España vaya situando para el proceso de alivio de restricciones, desde el Ejecutivo se ha subrayado desde un primer momento que el plan estará coordinado con Europa y seguirá los requisitos que a nivel global ha fijado la OMS.   

Aunque España aún está a tiempo de cumplir esas medidas impuestas por la OMS antes de que finalice el estado de alarma el próximo 10 de mayo, la realidad es que en estos momentos sólo cumple con claridad una de las seis exigencias fijadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a todos los países para empezar a relajar las medias de contención del coronavirus.

Andalucía, por su parte, es de las comunidades con menos incidencia del coronavirus entre su población y los 13.023 positivos acumulados y 1.145 muertes que se han registrado desde que estalló la pandemia sólo representan el 6,2% del total de casos en España. De hecho, la comunidad se ha convertido en uno de los principales ejes para iniciar ese desconfinamiento gradual tras el ofrecimiento del presidente de la Junta, Juanma Moreno, a encabezar esa primera fase de suavización de las medidas en comarcas y municipios menos afectados como las provincias e Huelva y Almería.

En este punto, en la reunión que el Ministerio de Sanidad mantuvo el viernes con las consejerías se comunicó que una de las exigencias asistenciales es que todos los servicios deberán contar con PCR para realizar a cualquier persona que ingrese en los hospitales, con independencia de cuál sea la causa de la hospitalización. El Ministerio no aclaró cuáles son los criterios epidemiológicos, pero otras fuentes indican que la tasa de incidencia deberá ser menor del 30; el número reproductivo, menor que uno, y el incremento de casos por debajo del 2%.

Además, debe tener camas libres disponibles de UCI y un porcentaje de hospitalizaciones por el virus no superior al 30%. Así las cosas, Andalucía tiene una tasa de incidencia de 24,08 por cada 100.000 habitantes, su número reproductivo es menor que uno y el incremento de casos es del 1,2%. Desde un punto de vista de los contagios, Andalucía cumple los requisitos para desconfinar, pero el Gobierno también tiene en cuenta la capacidad del sistema de salud para detectar, testar y rastrear nuevos brotes. 

En este contexto, ¿qué posición ocuparía Sevilla en este plan? ¿cuáles de las seis exigencias de la OMS para salir de la cuarentena se cumplen en la provincia?

1. Controlar las infecciones

En este punto, la OMS considera imprescindible que deje de haber transmisión comunitaria del Covid-19. El desconocimiento de dónde se encuentra el virus dificulta esta labor y en Sevilla, tal y como confirmó el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen Macarena, Jesús Rodríguez Baño, en una entrevista reciente en este medio, la transmisión del virus ahora mismo en la provincia es comunitaria ya que "la mayoría" de las personas que atiende su unidad "ni ha viajado al extranjero ni ha tenido contacto con personas de fuera". Ello, sumado a un repunte de nuevos casos en la última semana con un ritmo de crecimiento diario de hasta el 1,9% del pasado jueves hacen imposible que por ahora se cumpla la transmisión controlada con casos esporádicos y con contagio controlado que exige la OMS.

Varias personas caminan por la calle con guantes y mascarillas. Varias personas caminan por la calle con guantes y mascarillas.

Varias personas caminan por la calle con guantes y mascarillas. / José Angel García (SEVILLA)

No obstante, Sevilla sí estaría dentro de los criterios a tener en cuenta por el Gobierno español mencionado más arriba y es que, como también afirmó el doctor Rodríguez Baño a este medio, el índice de transmisión del virus, según los estudios más serios consultados y gracias a las medidas de confinamiento, se encuentra "en uno o por debajo de uno" desde hace más de dos semanas y el índice de crecimiento de nuevos casos, aunque ha ido subiendo a lo largo de la semana, ronda una media del 1,2%.

2. Diagnósticos de nuevos casos

Detectar, testar, aislar y tratar todos los casos y buscar cada contacto. Son los cuatro puntos que la OMS considera cruciales en el diagnóstico de nuevos contagios a fin de evitar que esos nuevos casos produzcan distintas cadenas de transmisión. Los test vuelven a ser esenciales para acometer esta labor y de hecho el aumento de la realización de estas pruebas ha dado lugar a un repunte de nuevos casos la última semana, en la que se han sumado 225 nuevos casos en Sevilla, con una media diaria de 32.

Es por ello que esta cuestión no resulta favorable para la provincia o, al menos, para zonas como la capital. Según la información del Instituto de Cartografía y Estadística de la Junta de Andalucía, la distribución de los 2.554 casos en la provincia es especialmente alta en la capital, con 1.248 contagios hasta la fecha y 110 muertes. Muy lejos de las cifras que acumulan otras zonas en la comunidad como Huelva y Almería, elegidas por el presidente andaluz para encabezar ese desconfinamiento gradual, con 415 y 527 positivos, respectivamente, en el conjunto de la provincia.

3. Hospitales y centros de mayores

Es otra de las exigencias que de momento no se cumple en Sevilla. La OMS recoge como requisito indispensable "minimizar los riesgos de brotes en lugares especiales como centros sanitarios y residencias" y, por ahora, sigue creciendo tanto el número de profesionales contagiados en los centros sanitarios como el de mayores y trabajadores infectados en los geriátricos.

En Sevilla, y según los últimos datos facilitados por la Consejería de Salud, hay 718 trabajadores de los hospitales y centros sociosanitarios contagiados, 72 más en menos de una semana y que representan el 28% del total de los casos diagnosticados. En el caso de las residencias de ancianos, una vez han finalizado los test rápidos que el Gobierno andaluz ha realizado a todos los ancianos y empleados de estos centros en la provincia con un resultado positivo de 189 casos, 155 mayores y 34 cuidadores. En este sentido han sido 16.411 pruebas las que ha realizado la Junta en centros de la provincia de las que 9.503 han sido a residentes y 6.908, a trabajadores. En total, el número de usuarios de residencias de mayores contagiados se eleva hasta los 580, de los que 124 han fallecido. 

En este sentido, la Junta de Andalucía ya ha anunciado un aumento del control en los centros sanitarios de la comunidad y en los próximos días de definirá un sistema por el que los hospitales de cada provincia, sin especificar cómo afectará a cada hospital, definirán circuitos y redistribuirán pacientes de cara a recuperar la normalización de su actividad, anunciando la realización de test a las personas que se vayan a someter a cirugía y no tengan síntomas ni antecedentes de coronavirus para evitar así la propagación del virus. 

Aplauso al personal sanitario en Sevilla Aplauso al personal sanitario en Sevilla Vídeo

Aplauso al personal sanitario en Sevilla / Antonio Pizarro

No obstante, la provincia sí estaría cerca de cumplir uno de los matices introducido por el Gobierno español, según las últimas filtraciones. Y es que la presión asistencial sí llevaría varias semanas bajando en la provincia con sólo 155 ingresos por coronavirus en los hospitales en la actualidad, de un total de 1.102 desde que estalló la pandemia y de los que apenas 38 se encuentran hoy en día en la UCI. Estos números hacen que Sevilla sí cuente en la actualidad con ese porcentaje inferior al 30% de ingresos entre el total de contagios activos ya que esas 155 hospitalizaciones representan en torno al 10% del total de 1.641 casos activos en la actualidad.

También las UCI empiezan a despejarse y, sin contar con el dato total de camas dedicadas en los hospitales de la provincia a pacientes críticos del Covd-19, en esta semana el Virgen del Rocío, que acoge al mayor volumen de población, anunció el cierre de tres de las cuatro UCI que mantenía abiertas para atender a estos pacientes tras descender de 30 a nueve el número de personas que necesitan estos cuidados, por lo que pueden ser atendidos en una sola UCI.

4. Centros de estudio y de trabajo

Vuelta al trabajo sin romper la seguridad Vuelta al trabajo sin romper la seguridad

Vuelta al trabajo sin romper la seguridad / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

El cuarto es el único criterio que cumple España: contar con medidas de prevención en centros de trabajo, escuelas y otros lugares donde las personas deben ir. Este punto es también uno de los más conseguidos en la provincia. Tras la reanudación de las actividades no esenciales el pasado lunes 13 de abril, el Gobierno puso en marcha el reparto de casi medio millón de mascarillas en Sevilla para tratar de contener los contagios por coronavirus de los trabajadores que se reincorporaban a sus puestos.

Principalmente, estos medios de protección se han repartido en el transporte público, de forma que tengan acceso a ellas las personas que utilicen los autobuses, trenes y el Metro para desplazarse por la ciudad y su área metropolitana para dirigirse a su trabajo porque no puedan trabajar desde casa ni tampoco desplazarse en su coche particular, en bicicleta o a pie. 

Por otro lado, también se han puesto en marcha medidas para detección del virus en aquellos profesionales que desempeñan trabajos más vulnerables al contagio. Es el caso de las residencias de mayores, pero también los trabajadores de la ayuda a domicilio. En este sentido, aunque este servicio está financiado por el Estado y por las comunidades autónomas, su prestación se canaliza a través de los municipios, que contratan empresas del sector asistencial para estos trabajos o en algunos casos cuentan con plantilla propia para ello.

De este modo, el Ayuntamiento de Sevilla ha remitido ya a la Administración andaluza el listado de las personas que trabajan en dicha tarea en la ciudad y son varios los municipios que ya han empezado a cribar a su personal. Sólo en la provincia de Sevilla, el sector emplea a más de 3.000 personas y desde la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla se han repartido un total de 150.000 mascarillas para la protección del personal.

Dos personas mayores con mascarillas. Dos personas mayores con mascarillas.

Dos personas mayores con mascarillas. / Juan Carlos Vázquez (Sevilla)

5. Contagios importados

China y Singapur están experimentando casos de afectados por la Covid-19 procedentes de otros países. El riesgo de que en España ocurra lo mismo es real y hay que contemplar la manera de gestionarlos, para lo que es importante la detección precoz de los contagios ampliando la capacidad de realizar test. La perpetuación de las precauciones por parte de la población será esencial para frenar la evolución de la epidemia, pero de momento éste es un criterio que no se puede aplicarse a nivel local.

6. Concienciación ciudadana y monitorización

Es el sexto factor clave a tener en cuenta según la OMS para poner fin a la cuarentena. Una sociedad comprometida con la desescalada se puede valorar en función del grado de incumplimiento del actual del estado de alarma. Aunque la gran mayoría de los sevillanos están cumpliendo a rajatabla las medidas de aislamiento y es por ello que la expansión de la pandemia estaría empezando a contenerse, hay un porcentaje de la población que no ayuda a poner fin al confinamiento.

En este sentido, según el último balance de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, cuando se cumple más de un mes desde que se activaran las medidas de confinamiento, la Guardia Civil, la Policía Nacional, Unidad Adscrita y las policías locales de los distintos municipios de la provincia han interpuesto un total de 25.398 propuestas de sanción. Como resultado de los controles establecidos, también han sido identificadas 140.781 personas, mientras que el número de detenidos se eleva a 226. Un total de 62.726 vehículos han sido identificados.

Férreo control en las calles para controlar el cumplimiento de las medidas de confinamiento. Férreo control en las calles para controlar el cumplimiento de las medidas de confinamiento.

Férreo control en las calles para controlar el cumplimiento de las medidas de confinamiento. / José Angel García (SEVILLA)

Otro de los parámetros que se puede usar para valorar este requisito es el volumen de movimiento de los ciudadanos fuera de su área de residencia. En este sentido, meses antes de que pudiéramos imaginar que una pandemia lo trastocaría todo, el Instituto Nacional de Estadística (INE) había iniciado un novedoso estudio de movilidad con datos que emiten nuestros teléfonos móviles, cedidos por las principales compañías: Orange, Telefónica y Vodafone y que ahora se está utilizando para comprobar los movimientos de la ciudadanía durante el estado de alarma. 

El INE aporta datos territoriales, no por municipio en todos los casos, pero sí de áreas de residencia (a partir de 5.000 habitantes) que permiten concluir que en Sevilla la mayoría de los municipios queda por debajo de la media de movilidad del país, que es del 11,9%.

La capital y su área metropolitana son las zonas donde sigue habiendo más desplazamientos (con excepciones y sin especificar si hay causa justificada), siendo por lo tanto los puntos geográficos en los que se supera esa media, y donde menos hay es en la Sierra Norte, con algunos municipios por debajo del 4%. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios