Sevilla

La crisis de AstraZeneca: la inmunidad de 135.000 sevillanos, en el aire cuando ya estaban en la cola de la vacunación

La vacunación con AstraZeneca a los docentes sevillanos en el pabellón deportivo de la US en Los Bermejales. La vacunación con AstraZeneca a los docentes sevillanos en el pabellón deportivo de la US en Los Bermejales.

La vacunación con AstraZeneca a los docentes sevillanos en el pabellón deportivo de la US en Los Bermejales. / Juan Carlos Muñoz

Sevilla ya ha empezado a administrar la vacuna de AstraZeneca sólo a los mayores de 60 años, tal como acordaron este miércoles en el Consejo Interterritorial el Ministerio de Sanidad y los consejeros autonómicos. Una decisión que deja en el aire la inminente inmunización de los 135.227 sevillanos de entre 55 y 59 años (según los datos del INE 2020) que viven en la provincia y que ya estaban en la cola de la vacunación.

La decisión, adoptada a última hora de la noche, ha generado cierta confusión entre aquellas personas menores de 60 años y que estaban citado entre hoy y los próximos días para inocularle la vacuna. En el Servicio Andaluz de Salud (SAS) confirman la suspensión de estas citas a los largo de este jueves y, de momento, desconocen cuál será el plan a seguir para la inmunización de este colectivo.

Por otro lado, y respecto al conjunto de la población que ya ha sido inmunizada con una dosis de este fármaco, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha manifestado este jueves que "sería partidario" de que se pusiera la segunda dosis de este fármaco, si bien ha abogado por "esperar" antes de tomar una decisión para que ésta sea "mancomunada, colectiva entre el conjunto de las comunidades autónomas, el Ministerio de Sanidad y las autoridades europeas".

También se ha referido a esta situación el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, que ha trasladado un mensaje de "tranquilidad" sobre la administración de AstraZeneca, ya que su relación beneficio-riesgo es "altísima", y ha recalcado que "la mejor vacuna es la puesta" y que "a lo que hay que tenerle miedo es al virus".

Tras las nuevas directrices de la Agencia Europea del Medicamento y la reunión de los ministros de Sanidad, Aguirre ha considerado que no ha habido una "coordinación clara" por parte de este organismo regulador por no imponer "una línea coherente" en la administración de AstraZeneca y que cada país ha "hecho de su capa un sayo".

A día de hoy todas las opciones están sobre la mesa. Desde no poner la segunda dosis, por el alto porcentaje de inmunidad que se logra con la primera (un 70%), a combinar la segunda dosis con un preparado de otra marca, como apuntan algunos estudios.

Los trombos relacionados por la EMA con la vacuna de AstraZeneca se han detectado tras las primeras dosis, pero es pronto para saber qué reacciones adversas produce una segunda dosis, puesto que deben transcurrir tres meses entre ambos pinchazos y pocas personas tienen la pauta completa de este preparado contra el coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios