Sevilla

El cierre de la depuradora permitirá construir 600 VPO en San Jerónimo

  • La cesión a la Junta del terreno de la actual estación de Emasesa permitirá duplicar el número de habitantes de este sector del norte de la ciudad · El alcalde pondrá como condición que sean viviendas de protección

Comentarios 11

El Ayuntamiento estima que en los terrenos que ocupa la estación depuradora de San Jerónimo pueden tener cabida entre 600 y 700 viviendas de protección oficial. La superficie total es de 13,24 hectáreas, que el Consistorio hispalense pretende dejar libres cuanto antes para construir una depuradora más moderna y potente junto a La Algaba, a unos siete kilómetros de dicho término municipal, según la propuesta que el alcalde de Sevilla llevará a la próxima comisión ejecutiva de Emasesa. Alfredo Sánchez Monteseirín está dispuesto a ceder a la Junta de Andalucía dichos terrenos con la condición de que sean para promociones de VPO. El Ayuntamiento anuncia que las gestiones políticas se llevarán al "máximo nivel" y que en las negociaciones tendrán que intervenir tres departamentos: las Consejerías de Vivienda y Hacienda, y la Agencia Andaluza del Agua.

El Consistorio hispalense anuncia que la población de San Jerónimo puede verse prácticamente duplicada a la largo plazo con estas nuevas promociones de viviendas. Monteseirín necesitará para llevar a cabo el proyecto que la Agencia Andaluza del Agua apruebe la aplicación de un canon específico en la factura del agua de los clientes de la Emasesa durante un período aproximado de 30 años. Con esta medida, el Ayuntamiento podrá afrontar la financiación del cierre de la depuradora de San Jerónimo y de la construcción de la nueva en las instalaciones de la antigua estación de filtraje, en la carretera hacia La Algaba. La financiación por medio del cobro de un canon es una fórmula que ya se ha seguido en la construcción de la nueva estación de La Ranilla, valorada en cerca de70 millones de euros, que sirve a una población de 400.000 habitantes residentes en Sevilla y Alcalá de Guadaira. Pese a que la opción del canon específico es la prioridad del Ayuntamiento en estos momentos, no se descarta ni muchos menos la gestión de determinadas ayudas estatales o autonómicas con cargo a planes especial de la gestión y la calidad del agua. La futura depuradora junto a La Algaba aplicará el denominado tratamiento terciario, que supone el uso de nuevas tecnologías para reducir la contaminación del agua en un 95%, lo que favorece la conservación de los ecosistemas. La nueva depuradora es necesaria para atender las necesidades del sector Norte de la ciudad y de Alcalá del Río y La Rinconada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios