Sevilla

Dos encapuchados atracan con una pistola una farmacia de Triana

La farmacia de la calle San Jacinto en la que se produjo el atraco. La farmacia de la calle San Jacinto en la que se produjo el atraco.

La farmacia de la calle San Jacinto en la que se produjo el atraco. / José Ángel García

Dos encapuchados atracaron el pasado viernes una farmacia de Triana. Lo hicieron a punta de pistola, con un arma de fuego de doble cañón y recortada. Los delincuentes amenazaron a los dos empleados que había en ese momento en la botica, donde también se encontraba una clienta. Estuvieron aproximadamente un minuto y sólo se dirigieron a la caja, de donde sustrajeron una cantidad de dinero que no ha trascendido.

Los hechos ocurrieron sobre las ocho de la tarde en una farmacia de la calle San Jacinto, concretamente en la que está ubicada en la esquina con la calle Justino Matute. Uno de los sospechosos llevaba un pasamontañas y el otro la capucha de la sudadera. Ambos utilizaron guantes para no dejar ninguna huella. Una vez perpetrado el robo, se marcharon andando por la calle Justino Matute, donde algunos vecinos que los vieron desde los balcones aseguran que los estaba esperando otra persona con un coche en marcha. Los testigos apuntan a un vehículo de color gris. A esa hora no había nadie en la calle debido al decreto del estado de alarma, circunstancia que aprovecharon los atracadores.

Una de las personas que trabaja en la botica pidió este sábado que se tomen medidas de autoprotección en estos establecimientos y se pueda atender al público por ventanilla, como se hace durante las guardias. Los ladrones sólo buscaban dinero en metálico, no tocaron productos sanitarios ni fármacos. La Policía Nacional ha iniciado una investigación sobre los hechos, sin que por el momento haya sido detenida ninguna persona.

Es el segundo atraco con arma de fuego que se registra en una farmacia de Sevilla en menos de una semana. El primero fue el pasado sábado 14 de marzo en una botica del Cerro del Águila, en la de la calle Lisboa. También ocurrió a una hora tardía, pasadas las nueve de la noche, y fue cometido por dos personas que se llevaron sólo la recaudación que había hecho el negocio ese día. La única diferencia con el atraco de Triana fue que los autores del robo en la farmacia del Cerro huyeron en un ciclomotor y que uno de ellos cubría su rostro con el casco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios