Sevilla

Las hipotecas nuevas en Sevilla se reducen a la mitad en sólo un año

  • La caída en enero de las suscritas sobre fincas urbanas fue superior al 40% en comparación con el mismo mes del año anterior · El récord antes de la crisis está en casi 10.000 hipotecas en un solo mes

Comentarios 9

En consonancia con la voz de alarma dada por el notariado esta semana acerca de la caída de la venta de pisos hasta en un 40 por ciento, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran el comienzo de una tendencia claramente a la baja en el número de créditos hipotecarios suscritos por los sevillanos en los últimos meses. Por el momento, sólo puede constatarse el inicio propiamente dicho de ese descenso al sólo manejarse aún datos oficiales hasta el mes de febrero. Hay cifras, por el momento, absolutamente reveladoras a este respecto: octubre fue el último mes en el que se superó la barrera de las 6.000 hipotecas firmadas sobre fincas urbanas en Sevilla y su provincia. Anteriormente se había superado en todos los meses, salvo en agosto por las razones lógicas del receso en la actividad notarial, sobre todo en los despachos de las capitales. Incluso hubo un mes, que fue el de marzo, en que se superaron las 9.000 hipotecas suscritas sobre fincas urbanas, todo un techo que en la coyuntura actual resulta poco menos que idílico.

Los peores meses fueron los dos últimos de 2007 y el primero de 2008. Especialmente malo resultó el de diciembre con tan sólo 5.365 hipotecas suscritas. Noviembre se quedó en 5.406 y enero en 5.883.

El análisis comparativo entre los meses de enero del presente y el pasado año es demoledor. La bajada en el número de hipotecas firmadas es hasta de un 40,56%. El primer mes de 2007 se suscribieron 9.897 y el mismo mes de 2008 tan sólo 5.883. La caída respecto a las fincas rústicas es de un 27,09%, pues de firmarse en ese periodo hipotecas sobre 203 se pasó a 148.

El mismo análisis entre los meses de febrero confirma también en una bajada, en esta ocasión del 7,23%. En el caso de las fincas rústicas hipotecadas, la caída es mucho mayor, del 36,52%. Si se aprecia la evolución de todo el año respecto a este tipo de finca, la tendencia es igualmente a la baja, también con un mes de diciembre negro con tan sólo 94 hipotecas suscritas, un índice muy alejado de las 198 de junio.

Ambos índices empeoran en los meses posteriores a febrero -de los que todavía no se dispone de estadística oficial- en función del primer balance realizado por del decano de los notarios de Sevilla, Antonio Ojeda, que incluso ha afirmado tajantemente que la crisis ha acabado con la venta sobre plano en Sevilla y, por supuesto, con la de los pisos de segunda residencia en las zonas costeras, las más castigadas por la actual crisis inmobiliaria.

En cuanto a los registros totales de hipotecas (las rústicas y las urbanas), la evolución demuestra que marzo fue el mes más boyante con 9.324 firmadas y que después del verano, a partir de octubre, comienza una caída sostenida que oscila entre las 5.000 y las 6.000 hipotecas suscritas. Nada que ver con las 7.159 de de septiembre o las casi 9.000 de julio. El capital suscrito, en general, no varía mucho a lo largo del año. La conclusión es clara: cada vez hay menos hipotecas pero se mantiene el valor.

Lo que no ha impedido la crisis es que Sevilla siga siendo la provincia andaluza con mayor número de hipotecas firmadas en Andalucía, seguida casi todos los meses de Málaga, Cádiz y Almería. La bajada de las hipotecas en febrero en la región fue de una media superior al 18%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios