Convención

Los hoteleros exigen más infraestructuras para atraer un turismo de calidad

  • El sector confía en un crecimiento "moderado" de visitantes los próximos años

Turistas en la Avenida de la Constitución. Turistas en la Avenida de la Constitución.

Turistas en la Avenida de la Constitución. / Europa Press / M. J. López

Más infraestructuras y presupuesto. Los hoteleros estiman que estos son los dos condicionantes necesarios para apostar por un turismo de calidad, un sector que prevén que tenga un crecimiento "moderado" los próximos ejercicios sin llegar a la masificación que sufren otras ciudades como Barcelona o Venecia. 

Se trata de las principales conclusiones a las que han llegado representantes de esta actividad económica durante el debate organizado este miércoles por Les Roches Marbella Global Hospitality Education, el cual ha sido moderado por Inmaculada Ranera

En dicho encuentro han participado Marcos Otero, director del Hotel Barceló Renacimiento; Alfonso López, director gerente del Hotel Meliá Lebreros; Jorge Morilla, director general de Hoteles Casas y Palacios de España; y Jesús Rojas, director gerente de Fibes

En el debate se ha puesto de manifiesto la necesidad que tiene la capital andaluza de contar con mejores infraestructuras para aumentar la llegada de turistas de calidad. Los participantes las han enumerado: la conexión entre San Pablo y Santa Justa, la finalización de la SE-40, ampliar las líneas de Metro, más bolsas de párking subterráneo en el centro y "solucionar" el problema con el taxi. 

Pero no sólo este condicionante resulta necesario para que la calidad impere en el principal motor económico de la ciudad. También es imprescindible "una ordenación de la oferta hotelera" en un momento en el que hay 23 nuevos establecimientos proyectados. De igual modo, los ponentes en el encuentro han pedido que el río se convierta en otro atractivo turístico e integrar la Isla de la Cartuja ("la gran olvidada") dentro de las rutas que se ofrecen a los visitantes, como legado tangible de la Expo'92. 

Mayor seguridad

A estos requisitos se unen la seguridad (mayor presencia de agentes en las calles y que estos profesionales tengan un buen manejo de los idiomas) y una mayor inversión de las administraciones públicas a la hora de promocionar Sevilla como "destino singular". 

En el encuentro han salido a la palestra dos temas que preocupan bastante al sector y a los ciudadanos, en general. Asuntos que no conciernen sólo a Sevilla, sino que se han convertido en debate nacional. Por un lado, como ha apuntado el gerente de Fibes, la necesidad de que el modelo turístico que se plantee vaya de la mano de los sevillanos. "No podemos fabricar una ciudad para el turista, donde al ciudadano no se le contemple", ha indicado Rojas, en alusión al problemas que sufren ya ciudades como Venecia, donde ya reside poca población autóctona. 

Contra la oferta ilegal

El otro asunto es el de las viviendas turísticas que funcionan al margen de la norma.  En este punto, Jorge Morilla ha alertado de que "hay que acabar con la competencia desleal, porque es la que trae mala calidad y riesgos al turismo". 

En este sentido, los participantes han coincidido en que Sevilla, que tendrá un crecimiento "moderado" de visitantes los próximos años, debe quedar fuera de los circuitos del turismo de masas, del que pusieron como ejemplo los grandes cruceros con 3.000 o 4.000 pasajeros, embarcaciones que, para bien o para mal, no pueden atracar actualmente en la capital andaluza por la falta de dragado del río.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios