Entrevista | Inmaculada Salcedo. Portavoz del grupo asesor de coronavirus en Andalucía "Esperábamos pequeños brotes, pero no contábamos con este repunte en verano"

La portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo. La portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo.

La portavoz del Grupo Asesor de Seguimiento del coronavirus en Andalucía, Inmaculada Salcedo. / EFE

Cuando a finales de febrero la portavoz del grupo asesor en Andalucía, Inmaculada Salcedo, daba su primera rueda de prensa en Sevilla tras detectarse el primer contagio de Covid-19, no imaginaba, por la información y conocimiento que hasta la fecha se tenía de la enfermedad, que se estaría a las puertas de una crisis planetaria que cinco meses después se ha cobrado la vida de cerca de 1.400 andaluces –290 en el caso de Sevila– y ha contagiado a casi 20.000 personas en la comunidad, de las que 3.385 viven en la provincia sevillana.

La curva de los contagiados en Sevilla pone de manifiesto la evolución desfavorable que ha tenido la pandemia, a pesar de que la inmensa mayoría de los infectados hoy por el virus SARS-CoV-2 son asintomáticos, pero con un pronunciado repunte en julio con una docena de focos confirmados y 208 casos activos. Una especie de segunda ola que se ha anticipado en la provincia y obliga a poner toda la carne en el asador.

-¿Contaban con que este repunte de casos se diera tan pronto?

-Francamente, no. Sí esperábamos pequeños rebrotes, pero no que el verano iba a ser tan movido. Esperemos que haya un poco de tranquilidad en cuanto a la aparición de menos casos, pero desde luego lo que no vamos a parar es ni medio minuto de hacer extensos estudios de contactos porque hay que poner encima de la mesa todos los casos posibles y todos los contactos posibles para que no se sigue extendiendo la epidemia. Siempre decimos que decir que Andalucía o que nuestras provincias no son seguras no es verdad porque no paramos de buscar todo lo que hay y declaramos todos los casos posibles, evidentemente.

"La aparición de tantos casos leves responde a que estamos haciendo un extenso estudio de contactos"

-¿Qué valoración hace de la situación actual con 55 brotes activos y un aumento paulatino de casos en todas las provincias?

-Estamos preocupados, obviamente. Pensamos que podría haber pequeños rebrotes por la apertura del tránsito de personas entre las provincias, de los viajes y demás, pero tenemos que relanzar también la economía y la vida normal de las personas. Aún así pensábamos que iba a ver pequeños rebrotes, pero no tantos como hay. Es verdad que en Andalucía, comparativamente con otra zona, estamos mejor y sobre todo yo lo que quiero recalcar es que la aparición de muchos casos positivos que son leves es porque estamos haciendo un intenso estudio de contactos y, cuando se buscan con pruebas personas que pueden ser positivas, pues se encuentran, lógicamente. Las claves están en encontrarlas y aislarlas y cortar cuanto antes la cadena de transmisión.

- ¿Qué grado de preocupación causa la situación actual a las autoridades sanitarias?

Existe un grado de preocupación importante, claro está. Vemos que ni el virus se para, ni parece que el calor le afecte demasiado y aparecen muchos casos en gente joven y en personas que a veces no respetan las normas y en esto hay que insistir mucho. Las autoridades sanitarias tienen encima de la mesa todas las medidas que tengan que ser necesarias para evitar que la pandemia se cobre más vidas y, evidentemente, si hay que tomar medidas se intentarán ir tomando de la forma más proporcionada posible.

- ¿Cree que lo peor pasó en los meses de marzo y abril o considera la batalla contra el Covid se está librando realmente ahora que los ciudadanos hacen vida en la calle?

Ahora mismo no tiene nada que ver el perfil de los casos positivos que encontramos a lo que había en ese momento. Afortunadamente la mayoría de los casos son leves, no causan, de momento, ingresos hospitalarios o en UCI, aunque siempre hay que tener cautela que estas cosas, y al menos esa parte es más positiva. No obstante, eso nos tranquiliza en absoluto y siempre tenemos que decir que hay que respetar mucho las medidas de prevención.

"La aparición de nuevos casos va a ser siempre aleatoria en función de cómo se acumulen las personas"

- Sevilla ha sido la última provincia en confirmar rebrotes, ¿hay alguna explicación?

- La aparición de nuevos casos ha sido aleatoria, dependiendo, sobre todo, del tránsito de personas. Por ejemplo, Málaga tiene muchos casos porque la gente viaja a la Costa del Sol, se acumula y se junta más y a veces no respeta las medidas de prevención. En otras ocasiones, como el caso de Córdoba por un brote relacionado con una fiesta... y ahora se están dando en Sevilla. Pero bueno esto va a ser un poco siempre así dependiendo de cómo se acumulen las personas. Lo más importante no es tener equis número de casos aquí o allí sino tenerlos perfectamente controlados y lo que sí puedo decir es que, aunque aparezcan un número de casos que pueda parecer a priori elevado, están todos controlados y eso es lo más importante.

- Podemos decir que el virus fundamentalmente está afectando ahora a personas más jóvenes y de forma asintomática...

- Es verdad que ahora la mayoría de los positivos se están dando en personas jóvenes y antes eran personas vulnerables y mayores que causaban una enfermedad más grave con ingresos y a veces con fallecimiento. Los casos ahora se detectan en jóvenes porque son los que se acumulan en locales de ocio en situaciones en las que a veces nos guardan las medidas de seguridad y las personas mayores parece que a priori están más concienciadas de ser vulnerables. Pero vulnerables somos todos. Hay gente joven ingresada en la UCI muy grave porque han tenido una carga viral elevada o porque tiene una enfermedad de base o un tratamiento inmunosupresor y no se pueden confiar. El virus sigue igual de contagioso y además sigue entre nosotros por lo tanto tenemos que tener mucho cuidado y, sobre todo, estos grupo de gente joven deben ser conscientes de que, aunque ellos puedan padecer la enfermedad sin síntomas o con síntomas leves, se lo pueden transmitir a personas en las que puede provocar un cuadro mucho más grave.

- ¿Qué mensaje le mandaría a esa población más joven que se siente inmune ante esta enfermedad?

Tienen que ser responsables por sí mismo y por los demás, por sus familiares y por las personas vulnerables con las que puedan establecer contacto y, sobre todo, tienen que respetar las medidas de seguridad. No se pueden compartir utensilios, ni vasos, ni copas, ni mucho menos cachimbas porque aparte de ser focos de contagio de coronavirus lo son de otros muchos gérmenes como por ejemplo la meningitis o el meningococo que también están en las gotas de saliva.

"No podemos decir que, de manera general, se estén relajando las medidas de seguridad, pero hay grupos que sí"

- ¿Considera entonces que se están relajando las medidas de seguridad?

- En término generales no, pero hay grupos de personas que sí. Evidentemente tenemos muchas ganas todos de hacer una vida normal y tenemos que tener en cuenta que el virus sigue ahí y que no podemos hacer las cosas como antes. Ahora tenemos que mantener la distancia social, procurar no acumular personas en locales cerrados a menos de metro y medio, hay que hacer el uso obligatorio de la mascarilla y, no sólo porque sea obligatorio, sino porque es la garantía de que la transmisión por gotas se corte, hay que tener una intensa higiene de manos... y todo esto hay que cumplirlo porque si no se se llevan a cabo seguiremos teniendo grupos de personas en las que se produzcan brotes.

- ¿Dónde cree que está la clave de este repunte de casos?

- Evidentemente en el acumulo de personas y el incumplimiento de las medidas de prevención que están estipuladas.

- ¿Puede adelantarme alguna medida ya pensada para llevar a la práctica más allá del uso obligatorio de mascarillas?

- Está todo pensado. Lo más dramático sería llegar a un nuevo confinamiento y por eso intentamos que esto no ocurra, atajando rápidamente los casos que se van produciendo, pero yo insisto en un nuevo llamamiento a la ciudadanía que tiene que ser muy responsable. No es el momento de juntarnos en grandes grupos sin guardar la distancia social y sin mascarilla porque esto es lo que está trayendo los brotes y lo que va a producir que el virus sigue entre nosotros, provocando una gran cantidad de contagios que tendremos que aislar los antes posible, y en eso estamos, pero lo que tenemos que intentar es que no se produzcan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios