Juicio policía local El jefe policial que investigó el asalto: "Lo que hizo Casimiro fue defender su vida, ya está"

  • El responsable del Grupo de Policía Judicial de Dos Hermanas dice que los ladrones planearon "un robo que salió mal" y hubo "una pelea a muerte"

  • El mando de la Policía Nacional detalla que los cuatro asaltantes tienen múltiples antecedentes y viven de la delincuencia

La sala de vistas, con Casimiro Villegas a la izquierda y el resto de los acusados a la derecha. La sala de vistas, con Casimiro Villegas a la izquierda y el resto de los acusados a la derecha.

La sala de vistas, con Casimiro Villegas a la izquierda y el resto de los acusados a la derecha. / José Ángel García

El jefe de la Policía Nacional que dirigió la investigación del asalto a la casa del agente de la Policía Local de Sevilla Casimiro Villegas ha explicado este jueves que lo que hizo éste fue "defender su vida" en todo momento. Así lo ha declarado este mando policial en el curso de la segunda sesión del juicio contra el agente municipal y los cuatro delincuentes acusados de asaltar su vivienda de Dos Hermanas, la madrugada del 29 de marzo de 2011.

"Fue un robo con fuerza que salió mal y se convirtió en un robo con violencia. Robos como éste tenemos así", ha dicho, acompañando su declaración con un gesto con la mano. "En este se despertaron las personas que estaban durmiendo y hubo una pelea a muerte. Lo que hizo Casimiro fue defender su vida y la de su mujer, que se encontraba también en la casa. Ya está", ha expuesto el agente.

"Imagínense la violencia que tuvo que haber para que el hombre arrancara un trozo de nariz de uno de los asaltantes", ha añadido este inspector, que dirigía la Brigada de Policía Judicial de Dos Hermanas. El jefe policial dijo también que conoce a los cuatro asaltantes porque tienen todos múltiples antecedentes.

Casimiro Villegas, de traje, saluda a compañeros suyos que se manifestaron en su apoyo el pasado lunes. Casimiro Villegas, de traje, saluda a compañeros suyos que se manifestaron en su apoyo el pasado lunes.

Casimiro Villegas, de traje, saluda a compañeros suyos que se manifestaron en su apoyo el pasado lunes. / José Ángel García

"Son conocidos nuestros, claro, son delincuentes que les dan a todos los palos. La vida delictiva suya es así, viven de eso", ha dicho este responsable de la Policía Nacional. El jefe también ha declarado que la cerradura de la puerta estaba "apalancada", un método común entre los delincuentes cuando entran a robar en una vivienda.

El jefe admitió que no se encontró ningún arma de fuego en posesión de los delincuentes, pero no le dio ninguna importancia. Casimiro Villegas aseguró que le tirotearon con una escopeta. "En la huida tuvieron tiempo de sobra para deshacerse de ella", ha dicho, a lo que uno de los abogados de los asaltantes le ha respondido que, sin embargo, no se desprendieron del ordenador portátil sustraído en la vivienda de Casimiro. "Mire, si yo estoy huyendo y tengo un arma de fuego que me incrimina en un delito, y un ordenador portátil, prefiero deshacerme del arma".

El responsable de la investigación del robo aseguró que los disparos se efectuaron en el interior de la parcela, si bien este extremo tendrá que ser confirmado por los especialistas de la Policía Científica. A la pregunta de si se encontró droga en la casa, o escuchó a alguien decir que había hachís en la vivienda, como sostienen los asaltantes, el jefe fue rotundo: "¿En casa de Casimiro? En ningún caso encontramos nada ni oímos eso".

A lo largo de la jornada de este jueves han declarado numerosos agentes de la Policía Local de Sevilla y de la Policía Nacional, que han coincidido en que encontraron a Casimiro en estado de shock. "Tenía un bajón de adrenalina tremendo. No podía ni hablar", ha dicho el jefe de la investigación, que lo trató horas después de los hechos.

El policía Local Casimiro Villegas muestra la reja por la que entraron los ladrones. El policía Local Casimiro Villegas muestra la reja por la que entraron los ladrones.

El policía Local Casimiro Villegas muestra la reja por la que entraron los ladrones. / Juan Carlos Muñoz

También han comparecido como testigos dos vecinos que ayudaron al policía local a buscar un trozo del candado de su vivienda, que se encontró, unos meses después, en un montículo cercano después de que se desbrozara la zona. Uno de los letrados defensores le preguntaron a uno de estos dos vecinos si Casimiro Villegas les pagó dinero para que colaboraran en la búsqueda del candado: "Me está usted insultando. Lo hice solidariamente porque a mí me habría gustado que me ayudaran en una situación así", ha replicado el testigo. 

A este hombre también le han preguntado si el candado tenía moho. "Pues... si lo había, ya se habrá muerto y todo, el moho pobrecito", ha bromeado el testigo. La pieza fue recogida por la Policía Científica un mes después del hallazgo. Durante la batida vecinal se hallaron más de una decena de piezas metálicas, muchas sin relación alguna con el caso.

El juicio, que se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, continuará el próximo lunes 25 de marzo con las declaraciones de varios peritos. A Casimiro Villegas le pide la Fiscalía veinte años de cárcel por cuatro delitos de lesiones graves, por disparar a los asaltantes de su casa, mientras que para los cuatro delincuentes solicita penas de entre 3 y 5 años por un robo con violencia e intimidación.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios