Sevilla

Ladrones del Vacie colocan piedras en la carretera para asaltar a conductores

  • La Policía Local de Sevilla detuvo a uno de los sospechosos, de 39 años y conocido como el Negro, tras una persecución por el asentamiento

  • Los delincuentes habían intentado robar a una mujer y no se descartan más víctimas

Un policía local de Sevilla, junto a los obstáculos colocados por el ladrón. Un policía local de Sevilla, junto a los obstáculos colocados por el ladrón.

Un policía local de Sevilla, junto a los obstáculos colocados por el ladrón. / emergencias sevilla

La Policía Local de Sevilla detuvo la noche de este martes a un delincuente que había colocado piedras en la calzada para asaltar a conductores. Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del asentamiento chabolista del Vacie sobre las diez y media de la noche. El ladrón había puesto una serie de piedras en mitad de la carretera, a modo de barricada, para obligar a los coches que pasaban a detenerse, y aprovechaba ese momento para cometer los robos.

Varios conductores que circulaban por las inmediaciones de la Glorieta Berrocal y el Vacie encontraron la barricada de piedras de gran tamaño que cortaba la calzada, y les obligaba a detenerse en una zona con poca iluminación.

Era en ese momento cuando varias personas aprovechaban para intentar robar a los conductores. Así lo comunicó una mujer a la que intentaron asaltar en una llamada al 092, teléfono de emergencias de la Policía Local, según han explicado fuentes del Ayuntamiento de Sevilla. 

Inmediatamente, una patrulla de la UIN (Unidad de Intervención Nocturna) de la Policía Local, que realizaba el servicio de paisano, se dirigió a la zona para comprobar los hechos. Al aproximarse los agentes con un vehículo camuflado a la barricada de piedras, pudieron ver a un sospechoso portando una piedra de grandes dimensiones y otras personas a más distancia se les acercaban con la intención de cometer robo.

Al percatarse el individuo que se trataba de agentes de Policía Local, tiró la piedra y comenzó a correr hacia el asentamiento chabolista. Fue perseguido por los agentes y por otra patrulla uniformada. La persecución continuó hasta el interior del Vacie, donde se produjo la detención. El sospechoso opuso una fuerte resistencia y llegó a lesionar a dos de los agentes.

El detenido es un hombre de 39 años con 18 detenciones anteriores. Se le acusa de robo con violencia y permanece en las dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial. Su identidad es Francisco E. M., es natural de Pamplona, y se le conoce con el apodo de El Negro. Entre sus antecedentes hay varios arrestos por malos tratos y robos a punta de navaja. En octubre de 2006 fue detenido por asestar un corte en el cuello a un indigente para robarle 20 euros en la Plaza del Pumarejo.

La investigación se mantiene abierta respecto a los hechos cometidos contra la mujer que avisó a la Policía Local. No se descarta la existencia de otras víctimas anteriores.

El modus operandi recuerda al de los antiguos semaforazos, que consistían en romper a pedradas los cristales de los vehículos mientras estaban detenidos en un semáforo.

Esa práctica, que fue muy común a principios de la década pasada, ya estaba extinguida en Sevilla. En el Vacie se han dado también numerosos casos de apedreamientos a vehículos, si bien la mayoría eran por parte de niños que lo hacían por pura diversión y no con intención de robar. En uno de estos actos vandálicos resultó herida hace unos años una menor de edad, a la que una piedra golpeó en la cabeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios