Sevilla

La lavandería del Virgen del Rocío se pone al día tras el caos de hace un mes por una avería

  • El SAS asegura que los retrasos fueron puntuales a comienzos de octubre por una pieza rota que tenían que traer de Alemania

  • Los sindicatos siguen denunciando el "colapso" del servicio y ven un proceso encubierto de externalización

La lavandería del hospital Virgen del Rocío. La lavandería del hospital Virgen del Rocío.

La lavandería del hospital Virgen del Rocío. / Belén Vargas

El cierre de la lavandería del Hospital de Valme el pasado 15 de agosto tiene en pie de guerra a los sindicatos. Esta sede dejó de funcionar hace dos meses dentro de una estrategia del SAS por integrar todo el servicio de la comunidad hospitalaria en Sevilla en el Virgen del Rocío, en la denominada lavandería provincial, ante el estado "obsoleto" que presentaba la maquinaria del Valme, llegando a ser "imposible la reparación" de muchas averías fruto de la antigüedad y la escasez de repuestos industriales. Desde entonces, una mayoría sindical advierte del "caos" y "colapso" que sufre el servicio y exigen la "reapertura urgente".

Desde el SAS aseguran que en la actualidad "no hay acumulación de ropa sucia" y que a día de hoy "la lavandería funciona a pleno rendimiento y sin problemas de distribución". La mismas fuentes, sí confirman la existencia de "ciertos retrasos" a principios del mes de octubre cuando la avería de una de las máquinas hizo que parte del servicio se tuviera que hacer a mano durante días porque la pieza necesaria para la reparación tuvo que venir de Alemania. "La lavandería está al día y no hay ninguna empresa externa prestando ningún servicio", afirman fuentes sanitarias.

No obstante, desde CCOOUGT y CSIF llevan varias semanas denunciando los efectos de este cierre tanto para las condiciones de los empleados como para la relación de atención a los usuarios y advierten del "envío de toneladas de ropa sucia a lavanderías privadas" para poder asumir toda la carga. Además, desde CSIF aseguran que la solución de la gerencia del hospital está siendo "comprar grandes cantidades de ropa nueva" cuando "se podría evitar contando con la nueva o reformada lavandería del Valme", señalan.

"Estos graves problemas de debastecimiento de ropa limpia que se estarían produciendo los está solucionando la nueva dirección gerencia comprando grandes cantidades de ropa nueva que tiene acumulada en las instalaciones de la antigua lavandería y que se están poniendo al servicio de los pacientes sin el lavado previo para quitar el apresto que trae de fábrica y que puede irritar la piel", denuncian desde CSIF.

Desde el mismo sindicato se advierte además de que en servicios concretos como el de lencería del área del Virgen del Rocío "se quejan de no recibir la dotación necesaria" y que en el Hospital Virgen Macarena parte de la ropa limpia que reciben "viene de la empresa privada". Además, según CSIF, al Hospital de Valme no le llegan prendas limpias suficiente y la que llega "tiene que ser revisada porque no reúne las mismas condiciones de calidad que cuando tenían su lavandería propia".

El edificio donde se ubica la lavandería provincia del SAS en el Virgen del Rocío. El edificio donde se ubica la lavandería provincia del SAS en el Virgen del Rocío.

El edificio donde se ubica la lavandería provincia del SAS en el Virgen del Rocío. / M. G.

En el SAS niegan absolutamente que en la actualidad existan retrasos en el procedimiento normal de lavado y reparto de ropa limpia y aseguran que "no hay nada externalizado" y "que el Virgen del Rocío está lavando ropa de los tres hospitales con normalidad".

Las mismas fuentes insisten en que esta centralización de servicios responde meramente a una solución "forzada" ante los riesgos laborales que sufrían los trabajadores por el estado de la maquinaria del Valme. "La actividad que se hacía en el Valme se integra en la lavandería del Virgen del Rocío ante la existencia de importantes deficiencias tanto en la infraestructura interna como en parte de la maquinaria de este servicio que dificultaban la actividad", explicó el pasado mes de agosto la Consejería de Salud. Unas deficiencias que, según las mismas fuentes, ya fueron identificadas en 2013 en varios informes realizados por los técnicos del centro hospitalarios y que, a día de hoy, seguían sin subsanarse.

Para esta integración de servicios, la Junta de Andalucía hizo el pasado mes de agosto una inversión de 3,7 millones en la lavandería del Virgen del Rocío para pasar a constituirla como la lavandería provincia del SAS. No obstante, UGT asegura que, "con este aumento de carga de trabajo, se están produciendo muchas incidencias negativas como son: máquinas averiadas, retrasos en la entrega de piezas, falta de personal, cambios de turnos, acúmulo de ropa sucia (11.000 kilos, que suponen casi dos días de retraso), aumento del trabajo manual, etcétera".

Los sindicatos alertan, incluso, de que hay bajas de personal que no se cubren, en concreto hablan de 14 bajas la semana pasada de las que aseguran "sólo se han cubierto tres". "Como consecuencia de ello, hay más ropa sucia acumulada y falta material en todos los centros sanitarios de Sevilla que dependen del Hospital Universitario Virgen del Rocío", denuncian desde UGT.

En lo que se refiere a los trabajadores, la Junta garantiza que los puestos de trabajo se "se han mantenido e incluso serían ampliados". Los sindicatos aseguran, no obstante, que, "aunque se ha dotado de algo más de personal a la lavandería provincial, no se está cumpliendo con el aumento pactado y los trabajadores denuncian que no dan abasto".

Desde CSIF se denunció hace unos días la existencia de "numerosos problemas de riesgos laborales". "No se han subsanado con las reformas, si o que se han agravado con el aumento de la producción, como pelusas en el ambiente que irritan los ojos, filtros obstruidos o extintores y salidas de evacuación bloqueadas por carros de ropa que se acumulan por todas partes", aseguran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios