Sevilla

La gran manzana de Cajasol: 12.000 metros cuadrados al servicio de la cultura

  • La Fundación Cajasol inaugura su nuevo acceso y Sala Velázquez con los que culminan cuatro años de remodelación de su sede para acoger una programación más ambiciosa y cuantitativa 

Patricia del Pozo, Antonio Pulido, Juan Marín y Juan Espadas durante la inauguración. Patricia del Pozo, Antonio Pulido, Juan Marín y Juan Espadas durante la inauguración.

Patricia del Pozo, Antonio Pulido, Juan Marín y Juan Espadas durante la inauguración. / Antonio Pizarro

De edificio de oficinas donde trabajaban 500 personas a gran espacio cultural. La Fundación Cajasol ha inaugurado esta mañana su "gran manzana" en el centro de Sevilla. Un espacio de más de 12.000 metros cuadrados destinados al servicio de la cultura y de Sevilla. Tras más de cuatro años de trabajo, el histórico edificio de la Plaza de San Francisco ha sido transformado en su totalidad para albergar una programación más ambiciosa y cuantitativa. La última sala en ser abierta es la que lleva el nombre de Velázquez, con entrada por la calle Álvarez Quintero.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, acompañado por el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín; la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo; y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, así como numerosos representantes del mundo cultural, empresarial y social, ha inaugurado este lunes de manera oficial la gran manzana cultural de Sevilla.

"Hace unos años nos planteamos ampliar nuestras instalaciones para la ciudadanía. Levantar una gran manzana cultural de más de 12.000 metros cuadrados para acoger actividades culturales, artísticas y sociales. Más que cerrarlo hoy abrimos un capítulo. Un círculo virtuoso para insuflar más dinamismo y cultura a la ciudad", ha explicado Pulido. 

Lienzos expuestos en la Sala Velázquez. Lienzos expuestos en la Sala Velázquez.

Lienzos expuestos en la Sala Velázquez. / Antonio Pizarro

La Sala Velázquez ha sido la última que se ha inaugurado. Se trata de un espacio, que ocupa parte del antiguo Bazar Victoria, con más de 300 metros de superficie expositiva que puede acoger lienzos de hasta 4,5 metros de altura y que está comunicada con el resto de zonas museísticas del edificio, incluido el patio central porticado, con capacidad para alojar a medio millar de visitantes, y la Sala Vanguardia, en la primera planta del complejo. 

Tres retos ha sido los que ha tenido que afrontar la Fundación Cajasol para lograr este gran conjunto patrimonial en pleno centro de la ciudad, como ha resaltado Pulido. El primero de ellos era el de crear una serie de infraestructuras acordes a las necesidades de la sociedad sevillana. El segundo, lograr una intervención respetuosa en un edificio que es historia de la ciudad y declarado Bien de Interés Cultural; y, por último, hacer todas las actuaciones sin interrumpir ni mermar la actividad que desarrolla la Fundación. "Hoy podemos inaugurar este edificio con siete espacios independientes pero a la vez conectados", ha resaltado Pulido.

De Murillo a Velázquez

La remodelación de la sede de Cajasol comenzó a materializarse a finales de 2015. En su primer trimestre abrió sus puertas la Sala Murillo, con dos plantas y 600 metros cuadrados para exposiciones; y la Sala Antonio Machado, una zona polivalente de 700 metros cuadrados destinados a coger conferencias, reuniones o presentaciones con una aforo de hasta 200 personas.

Una muestra dedicada a la Cabalgata de Reyes que acoge una de las salas. Una muestra dedicada a la Cabalgata de Reyes que acoge una de las salas.

Una muestra dedicada a la Cabalgata de Reyes que acoge una de las salas. / Antonio Pizarro

Avanzado el año 2016, se pusieron en funcionamiento cinco aulas de talleres socioculturales con un aforo conjunto que supera las 300 personas y los 600 metros cuadrados, incluyendo los espacios de servicio que comparte con la Sala Salvador, de conferencias y proyecciones.

En 2017 llegó la remodelación integral del Teatro Cajasol, con entrada por la calle Chicarreros y que puede albergar a más de 400 personas en sus dos plantas.

En 2018, se abrió la Sala de Exposiciones de la primera planta. Un espacio de vanguardia para acoger los nuevos lenguajes y corrientes artísticas.En la primavera de ese mismo año, tuvo su apertura la sala literaria que lleva el nombre del gran poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer. Se trata de más de 400 metros cuadrados destinados a la lectura, al patrimonio literario y científico con má de 50 puestos para la lectura y el estudio.

En estos años también se han adecuado el fantástico patio porticado, que puede acoger a más de 500 personas sentadas; y se ha abierto la terraza, una vez restaurada.

Obras expuestas en la Sala Velázquez. Obras expuestas en la Sala Velázquez.

Obras expuestas en la Sala Velázquez. / Antonio Pizarro

"Hoy presentamos el último de los espacios: la Sala Velázquez, con más de 300 metros cuadrados de superficie expositiva comunicada con el resto",  ha resaltado Pulido. Con motivo de esta puesta de largo, la Sala Velázquez acogerá del 3 de diciembre al 5 de enero la exposición Cuadros para una colección, con una selección de obras de la Fundación Cajasol que reúne a autores como Zurbarán, Murillo, Carmen Laffón o Luis Gordillo

"Hemos logrado para Sevilla lo que necesitaba. Hemos sido respetuosos con la historia de este edificio del siglo XVI remodelado a principios del XX por Aníbal González y luego por Rafael Manzano", ha añadido Pulido.

La creación de todas estas zonas expositivas ha sido dirigida por el arquitecto Rafael Ostos y se ha hecho respondiendo a dos criterios. El de la sostenibilidad energética y el de accesibilidad. "Son dos motivos de orgullo muy importantes", ha incidido Pulido.

'Mapping' con personajes históricos proyectado durante la inauguración. 'Mapping' con personajes históricos proyectado durante la inauguración.

'Mapping' con personajes históricos proyectado durante la inauguración. / Antonio Pizarro

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, ha destacado el "regalo de Navidad" que la Fundación Cajasol hacía a la ciudad: "Es un magnífico espacio expositivo que incorpora todas las artes". Del Pozo argumentó que esta "gran manzana" va a mejorar aun más la amplia oferta de la ciudad, por lo que felicitó al alcalde, Juan Espadas; y resaltó que se trate de una iniciativa privada: "Tenemos que ir todos de la mano para lograr la excelencia".

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien también ha dado la enhorabuena a Espadas por la aprobación de los presupuestos, aunque sin el apoyo de su grupo (Ciudadanos), también se ha detenido en la importancia del nuevo centro cultural: "Os felicito por todo lo bueno que estáis aportando desde la Fundación Cajasol a la Cultura, a Sevilla y a Andalucía".

Espadas, Pulido, Juan Marín, Patricia del Pozo y Antonio Muñoz. Espadas, Pulido, Juan Marín, Patricia del Pozo y Antonio Muñoz.

Espadas, Pulido, Juan Marín, Patricia del Pozo y Antonio Muñoz. / Antonio Pizarro

Por su parte, Espadas ha agradecido el compromiso que la Fundación Cajasol tiene desde hace años con Sevilla. "Es una apuesta por el arte y la cultura fundamental. La ciudad va sumando iniciativas culturales muy potentes", dijo el alcalde, que ha recordado el papel que la Fundación Cajasol va a jugar también en la recuperación de las Atarazanas. "Habéis sabido pensar en el interés general". Por último, Espadas espetado a la Junta a los presentes que siempre será un colaborador leal "para que Sevilla siga cumpliendo con su papel de motor económico de la región y de capital de Andalucía".

La nueva manzana cultural de la Fundación Cajasol va a contribuir a mejorar las ya de por sí importantes cifras de actividad. El año pasado la Fundación desarrolló más de 1500 actividades y recibió a más de 400.000 personas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios